Régimen de propiedad horizontal, aliado de la construcción en altura

Régimen de propiedad horizontal, aliado de la construcción en altura

Sin suelo urbanizable, las ciudades se están llenando de edificios de vivienda y otros usos.

Edificios 2

Según Catastro Distrital, en Bogotá el 65 por ciento de los predios son de propiedad horizontal.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

Por: Gabriel E. Flórez G.
08 de febrero 2019 , 06:29 p.m.

A propósito de las asambleas que se están preparando en los edificios y conjuntos, esta semana Catastro Distrital reveló en el Censo Inmobiliario –vigencia 2019– que el 65 por ciento de las construcciones en Bogotá están sometidas al régimen de propiedad horizontal, lo que está ligado al crecimiento en altura de la ciudad.

De hecho, muchos de los desarrollos están conformados por edificios, no solo de vivienda sino de oficinas, hotelería y otros usos. Pero no es un fenómeno exclusivo de la capital. Medellín, por razones geográficas, creció –y sigue creciendo– en altura.

Qué decir de Cartagena, donde la zona de Bocagrande, tratando de emular a Panamá y Miami, tiene grandes edificios, a pesar de la resistencia y de las quejas de quienes afirman que la infraestructura de servicios (acueducto y alcantarillado, por ejemplo) es insuficiente para semejantes moles. Aun así, se siguen construyendo, y esto, en consecuencia, hace que estas y otras ciudades del país sumen más metros cuadrados, para los cuales la Ley 675 del 2001 o de propiedad horizontal ya es una hoja de ruta obligada.

El Dane ratifica la tendencia

Para confirmar esta dinámica, basta retomar el dato más reciente del área aprobada para construcción del Dane correspondiente al año corrido, a noviembre del 2018, que reportó 20’475.677 metros cuadrados avalados para todo tipo de edificaciones. De este metraje, la vivienda participó con el 74 por ciento. Le siguen comercio y oficinas, que en conjunto tienen el 11,6 por ciento.

Es decir, descontando algunos conjuntos de casas, un gran número se está desarrollando en altura, y, por añadidura, la propiedad horizontal es una consecuencia lógica de la dinámica. Y es que todos –sin excepción– deben regirse con normas sobre administración y pautas de convivencia, para citar solo dos.

La política de Estado, en línea con el crecimiento

Pero, si aún quedan dudas de que las ciudades ahora son sinónimo de edificios, también cabe una mención de cómo la política pública de vivienda social también entró en esa ‘onda’. Ya sea por falta de tierra o porque es más fácil y rentable atender la demanda creciente levantando torres, muchos constructores se le midieron a este mercado, en parte, porque el Estado la priorizó en su lista. De hecho, tras las discusiones del proyecto de ley de financiamiento, este segmento no sufrió mayores consecuencias.

Ahora, lo cierto es que de las tradicionales casas que se desarrollaban progresivamente, muchas de ellas informales, se pasó a los conjuntos de bloques, propios de la mayoría de las grandes ciudades del país y del mundo.

Y esto, de nuevo, hay que atarlo ineludiblemente a una redensificación que –en línea con este análisis– empezó a darle más importancia al régimen de propiedad horizontal, tal como lo mencionó esta semana la directora de catastro, Olga Lucía López, al destacar una tendencia que podría aplicarse a la mayoría de ciudades del país.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador Editorial de Vivienda y Construcción
Twitter: @GabrielFlorezG

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.