Secciones
Síguenos en:
‘Sistema tributario necesita con urgencia una reforma’
Reforma tributaria

El Gobierno tiene listo el proyecto de reforma tributaria para presentarlo ante el Congreso en los próximos días. Espera racaudo adicional de 15 billones de pesos con la iniciativa.

Foto:

Johnny Hoyos

‘Sistema tributario necesita con urgencia una reforma’

Brian Arnold, miembro de la Comisión de Expertos Tributarios, en entrevista con EL TIEMPO.

Desde agosto del 2020, la Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios ha revisado con ojo clínico el Estatuto Tributario colombiano para formular recomendaciones sobre esas exenciones que le cuestan cada año al país 92,7 billones de pesos (8,7 puntos del PIB).

El miércoles próximo, el Ministerio de Hacienda revelará las conclusiones del informe de este grupo del que hicieron parte cinco connotados académicos y economistas internacionales, que aportaron una mirada externa, libre de sesgos, a este análisis que resultó fundamental para la estructuración del proyecto de reforma tributaria que el Gobierno llevará al Congreso.

(Además: Anif propone impuesto de renta a quienes ganen más de $ 1,5 millones)

Brian Arnold, profesor emérito de derecho fiscal, catedrático de derecho tributario, asesor principal de la Canadian Tax Foundation y quien se ha desempeñado como consultor de distintos gobiernos, la Ocde y Naciones Unidas, fue uno de los que acompañaron el proceso. Sin miramientos califica el sistema tributario colombiano como “injusto e increíblemente complejo”.

¿Qué impresión le deja nuestro estatuto tributario?

En pocas palabras, diría que necesita con urgencia una reforma.

¿Por qué?

Porque es un sistema injusto e increíblemente complejo, que genera ineficiencia y desalienta la inversión de las empresas en muchas áreas. Tiene muchos impuestos y regímenes diferentes que los contribuyentes deben entender para poder arreglar sus asuntos tributarios adecuadamente.

De las exenciones que hay, ¿qué se justifica?

Es una pregunta muy difícil de responder. Muchos de estos gastos tributarios son difíciles de justificar, pero algunos sí están justificados; por ejemplo, tiene sentido no gravar con IVA los alimentos básicos. Es un gasto fiscal que está justificado, aunque en teoría sabemos que los ricos gastan más en alimentos.

(También: Qué puede pasar si no hay reforma y el país pierde grado de inversión)

Entonces, sería ideal gravar con IVA todos los alimentos; lo que se debe hacer luego es devolverles a los pobres una parte de lo que pagan de IVA sobre sus alimentos básicos. Se tiene un mecanismo para compensarlos por ese impuesto, pero aun así es políticamente difícil decirle a la gente que le cobrarán impuestos sobre estos productos.

Minhacienda advierte que el mayor peso de la tributación está puesto sobre empresas y no en personas naturales…

En Colombia el impuesto sobre la renta de las personas tiene una base impositiva muy estrecha, porque con el tiempo se han introducido muchas exenciones, partidas no imponibles, bonificaciones especiales. En otras palabras, el tipo de ingresos que se grava es limitado. Eso significa que para aumentar los recursos que el país necesita, debe elevar las tasas impositivas o gravar a otras personas; se tiene que gravar a las empresas a través del IVA y tener impuestos especiales.

¿Cuáles serían bases impositivas estrechas?

Uno es la forma como se gravan las pensiones, que es muy generosa en comparación con la mayoría de los países. Se está perdiendo dinero en las pensiones y el Gobierno en realidad está gastando recursos por esa vía. Ahora bien, lo que hace la mayoría de los países es otorgar una deducción por las contribuciones a las pensiones, pero cuando las personas las reciben, se cobran impuestos sobre esas mesadas.

En Colombia ocurre lo contrario: se le otorgan deducciones a la gente cuando contribuye a pensiones, pero no se gravan cuando las reciben. Por otro lado, la base impositiva para el cobro del impuesto de sociedades también es bastante estrecha; las empresas que no han podido persuadir al Gobierno para que les otorgue exenciones fiscales especiales, como las que se conceden, por ejemplo, a la industria del turismo, tienen que pagar una tasa impositiva relativamente alta. La idea general es ampliar sus bases impositivas y reducir sus tasas, y asegurarse de que la ampliación de esa base nivele y lleve a las empresas a pagar sobre la misma tasa de impuestos.

¿Qué concluye del análisis hecho a las exenciones que se otorgan a empresas y a varios sectores?

Que no es una buena idea. Creo que lo que se debe hacer es tratar a todos los sectores de la misma manera, para que luego los emprendedores, los empresarios puedan decidir con libertad dónde invertir. Al otorgar una tasa impositiva especial más baja a algunos sectores, se crea una distorsión que aumentará la inversión en estos en particular, en comparación con los demás. Tan pronto se tenga un sector con tratamiento especial, otros acudirán a pedir ayudas similares.

(Además: Plantean reforma única fiscal, pensional, laboral y social)

Lo que se obtiene luego es esta proliferación de exenciones, asignaciones especiales, tasas impositivas diferenciadas para una gran variedad de sectores. Es mucho mejor si se tiene una tasa de impuestos razonable, que sea competitiva; que permita a los inversionistas extranjeros mirar a Colombia y decir que es un buen lugar para invertir, porque las tasas impositivas no son más altas que en Panamá o Perú, por ejemplo.

Ha dicho que los impuestos de renta a empresas y la inflexibilidad del Estatuto Tributario nos restan competitividad. ¿Qué recomienda?

Es necesario embarcarse en una reforma del sistema de impuestos corporativos mediante el que se grava a las empresas. Es un gran trabajo y no quiero subestimar lo grande y difícil que es; todos sabemos que los políticos son pensadores a muy corto plazo, quieren poder hacer algo ahora mismo. Lo difícil es que esta reforma tomará algún tiempo. El Gobierno necesita una visión de largo plazo, establecer en dónde quiere ver el sistema de impuestos corporativos en cinco o diez años. Y luego debe dar pasos graduales durante ese período para lograr ese objetivo.

¿Qué deberíamos considerar en esa visión a largo plazo?

Una base impositiva más amplia y tasas más bajas. Esto no es física nuclear, es bastante simple. La dificultad está en lograrlo.

¿Hay espacio para gravar más los salarios?

Hay un par de problemas con respecto a eso. En primer lugar, una gran parte de la fuerza laboral no hace parte del sistema tributario en lo absoluto, están en la economía informal. Es necesario adoptar medidas para lograr que esas personas ingresen al sistema tributario a lo largo del tiempo y obtengan los beneficios a los que puedan aplicar. Otra cosa que entiendo con respecto al caso colombiano es que los empleadores pueden brindar a los trabajadores una amplia gama de beneficios complementarios, que no están sujetos a impuestos. Estos elementos deben tenerse en cuenta. Los empleados deberían estar sujetos a impuestos sobre la totalidad de sus salarios y beneficios complementarios.

¿Qué recomendaría ajustar con urgencia en nuestro estatuto?

Es una pregunta difícil, y en muchos sentidos diría que hay muchas cosas que se pueden hacer a corto plazo para ayudar a su sistema. El Gobierno se enfrentará, como cualquiera otro, con los déficits que han sido causados por la pandemia y, por lo tanto, necesita recaudar más ingresos fiscales para evitar que los déficits se vuelvan tan grandes que las agencias de crédito comiencen a decir que Colombia no es un buen lugar para invertir y que es riesgoso. Como extranjero, diría que las prioridades deben decidirlas los colombianos.

¿En qué aspectos deberíamos fijarnos?

En los tres impuestos principales que tienen: el IVA, el impuesto sobre la renta de las sociedades y el de la renta de las personas. Hay una serie de cosas con respecto a cada uno de ellos que se pueden hacer en el corto plazo, para hacer que el sistema sea más justo, más eficiente, más simple y generar algunos ingresos.

¿Cómo corregir el problema de la alta informalidad?

Aunque es una prioridad resolver ese problema, no es algo que el gobierno pueda corregir chasqueando los dedos. Se necesita un plazo más largo para lograrlo, pero es importante empezar a tomar medidas para atraer a más personas a la economía formal; una de ellas es usar el Régimen Simple de Tributación que tienen, y proporcionar un método sencillo para que las empresas paguen impuestos. Una de las cosas que se logra es atraer a los trabajadores al sistema tributario.

SONIA PERILLA SANTA MARÍA Y MARÍA FERNANDA ARBEÁLEZ

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.