¿Tiene que cambiar llantas de su carro? Esto es lo que tiene que saber

¿Tiene que cambiar llantas de su carro? Esto es lo que tiene que saber

Más de 180 marcas, provenientes de países como China, Corea y Brasil, se comercializan en Colombia.

Llantas

Toda llanta que se comercialice en el país debe cumplir con la norma técnica y el distribuidor debe entregar el folleto al usuario y certificación de calidad.

Foto:

istock

Por: Vehículos
01 de junio 2019 , 04:33 p.m.

Mucho ha cambiado el mercado llantero en Colombia en los últimos años. A finales de la década del noventa y comienzos del 2000, Uniroyal, Icollantas-BF Goodrich, Michelin, Pirelli, Bridgestone y Goodyear eran las principales marcas que dominaban nuestro mercado.

En ese entonces Goodyear y Michelin, propietaria de Icollantas y sus productos, eran fabricantes de llantas en el país. Pero factores como la apertura económica, que motivó el ingreso de marcas chinas, la comercialización de llantas en hipermercados, los tratados de libre comercio y el contrabando, hicieron que el negocio de fabricación no fuera rentable.

Los altos costos operacionales de producción y de inversión para la actualización de sus plantas llevó a que Michelin dejara de producir en Colombia y Goodyear se enfocara únicamente en la fabricación de llantas para buses y camiones, que hasta hoy mantiene en su planta de Yumbo, Valle del Cauca.

En la actualidad más de 180 marcas se comercializan en el país, en donde el consumidor tiene mucho para escoger. Pero por la misma razón, debe mejorar sus hábitos de compra porque no todo lo que se ofrece es de la mejor calidad.

Un reciente informe del Centro Virtual de Negocios –CNV–, que realiza estudios y análisis de mercado en diversos sectores de la economía, destaca que en el año 2018 la cifra de importadores de llantas se elevó a 151 empresas, un 9 por ciento más que en el año 2017, representando a 187 marcas.

Para José Esteban Rojas, director General de CVN, “el impacto para los vendedores de neumáticos se ha visto reflejado en guerras de precios y estrategias de mercadeo lo cual ha generado menores márgenes y pérdida de valor”. También afirma que “para los consumidores se han ampliado las posibilidades para escoger neumáticos y han estado expuestos a mensajes que los han orientado a hacer una compra cada vez más guiada por el precio”.

En este punto es importante recalcar que al comprar llantas, el principal valor a tener en cuenta es la seguridad que ofrecen, por encima del precio, aunque no siempre lo barato significa mala calidad.

La principal recomendación es comprar llantas en sitios reconocidos, bien sean distribuidores oficiales, multimarca o en almacenes de grandes superficies, y que sus medidas se ajusten exactamente a lo que recomienda el fabricante del vehículo en su manual.

También es importante que el comprador le exija al distribuidor la factura con IVA, el folleto y la certificación que exige la ley y denuncie ante la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC. Cuando el vendedor no lo hace es posible que esa llanta sea de contrabando y no tenga la debida calidad, lo cual la convierte en un elemento potencialmente inseguro.

En la actualidad existe en el mercado una gran variedad de llantas Premium fabricadas en diferentes regiones del mundo, de marcas mundialmente reconocidas como Michelin, Bridgestone, Continental, Goodyear/Dunlop o Pirelli, entre otras. A la par hay una gran cantidad de marcas casi desconocidas, muchas de las cuales pertenecen a los mismos grandes fabricantes como sub marcas de bajo costo.

Es importante aclarar que las llantas de bajo costo no son sinónimo de mala calidad, pues muchas son hechas por las mismas grandes marcas y brindan casi todas las mismas ventajas de las llantas Premium, pero a un precio más bajo.

Dicha oferta la logran porque la llanta tiene, por ejemplo, un diseño de labrado de una o dos generaciones atrás o no utiliza para su fabricación materiales de última generación, como sí lo hacen las Premium. No obstante son llantas de calidad y seguras.

Para el caso de Colombia estas sub marcas son comercializadas especialmente a través de distribuidores multimarca y en almacenes de grandes superficies, y para garantizar la calidad todas deben cumplir con el reglamento técnico de llantas –RT– y el distribuidor o lugar donde se compre debe entregar de forma obligatoria al cliente el folleto al usuario.

Según la Superintendencia de Industria y Comercio, en este folleto, que debe estar en español, se indican las instrucciones de uso, condiciones de instalación, advertencias, usos previstos, la identificación del productor y/o importador, y debe ir acompañado del certificado de conformidad que exige el RT.

La industria nacional del reencauche procesa anualmente 600.000 llantas de buses y camiones, una cifra baja si se le compara con otros países que ven este proceso como una fórmula eficaz y segura para bajar los costos de operación de las empresas transportadoras de carga y pasajeros.

Esta industria también tiene un aporte ambiental debido a que mediante este proceso de renovación de la banda de rodamiento, se evita el desecho de la llanta en un 60 por ciento y se ahorra un 68 por ciento en la fabricación de una nueva.

Según Hernando Díez, presidente de la Asociación Nacional de Reencauchadores de Llantas y Afines –Anre– “una llanta que cumpla de fábrica con las condiciones de reencauche puede ser procesada hasta dos veces”. Una llanta reencauchada, siguiendo el protocolo establecido para ello, puede presentar el mismo rendimiento que una llanta nueva en términos de kilómetros de uso.

Las grandes flotas de vehículos de carga y transporte público, como TransMilenio, utilizan llantas reencauchadas.

Según Díez “en 2018 cuando se cae en Colombia la ‘Ley antidumping’ que protegía el mercado, permitió el ingreso desmesurado de llanta china de bajo costo, mucha de la cual no cumple con los estándares de calidad, en especial aquellas que se deberían poder someter al reencauche”.

Para ello la Anre han realizado los aportes necesarios para que el reglamento técnico de llantas se actualice y se exijan de manera obligatoria las normas técnicas de las llantas importadas para reencauche, para lo cual ya hay un borrador de proyecto de ley que será presentado en la siguiente legislatura en la comisión Sexta de Cámara de Representantes. Cabe aclarar que la competencia en la aplicación de dichos reglamentos le corresponde ahora al Ministerio de Transporte, específicamente a la Agencia de Nacional de Seguridad Vial – ANSV–.

Por otra parte, la norma técnica colombiana para llantas reencauchadas es una de las más completas y ha sido copiada para ser implementada en Ecuador y Chile, y ya está en estudio en Argentina y Uruguay.

REDACCIÓN VEHÍCULOS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.