Secciones
Síguenos en:
El 49,7 % del país subiría su poder adquisitivo con la tributaria
Trabajadores retornan
Foto:

Mauricio Moreno

El 49,7 % del país subiría su poder adquisitivo con la tributaria

Según Minhacienda, 10 % de la población con menores recursos mejoraría su poder adquisitivo en 68 %.

Mientras el Gobierno tiene la apuesta de conseguir 23,4 billones de pesos con la reforma tributaria que llevó ante el Congreso desde la semana pasada, varios sectores de la sociedad han cuestionado el golpe que esta iniciativa podría tener en los hogares colombianos, especialmente en los más pobres y vulnerables.

(Lea también: Los puntos álgidos que prenden el debate de la reforma tributaria)

Sin embargo, las cuentas que presentó el Ministerio de Hacienda en la exposición de motivos del proyecto de ley indican que alrededor de 24 millones de las personas con menores ingresos tendrían mayor poder adquisitivo con la entrada en marcha de la reforma, lo que representa el 49,7 por ciento de la población colombiana.

Para medir el impacto de la reforma en el poder adquisitivo de los hogares, el Gobierno Nacional dividió el total de la población colombiana en grupos de 10 por ciento, según su nivel de ingresos, y calculó los efectos que traerían las medidas de IVA, renta a personas, dividendos y transferencias por cada pedazo de la torta.

(Le puede interesar, además: Consulte si es beneficiario de algún subsidio a través de Bancolombia)

En los cálculos del Ejecutivo, el 10 por ciento de la población con menores ingresos (decil 1) tendría un alza de su poder adquisitivo de 68 por ciento por las transferencias monetarias que recibiría gracias al paquete social que concibe la iniciativa legislativa. Eso quiere decir, en otras palabras, que aquellas personas que ganan en promedio 79.235 pesos al mes, se les aumentaría esa capacidad de compra en cerca de 54.400 pesos al mes.

De acuerdo con eso, y con base en datos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares del Dane a 2019, el 49,7 por ciento de las personas del país ganan menos 380.984 pesos al mes, que son aquellos que están en condición de pobreza o vulnerabilidad, y son los que se verían principalmente beneficiados por el paquete social de la reforma tributaria.

(Lea también: Sindicatos reafirman paro nacional por reforma fiscal y social).

De ahí en adelante, aquellos ciudadanos que ganan 478.574 pesos al mes, aproximadamente 4,8 millones de colombianos, no perderían nada de su poder adquisitivo. Eso sí, en la medida en la que reciban más ingresos, la reforma tendría un efecto negativo en su capacidad de compra, que iría entre el 1 y 4 por ciento. Y eso último aplicaría específicamente a aquellas personas que ganen desde 603.328 pesosal mes en adelante, que son los deciles 7,8,9 y 10.

Eso quiere decir que mientras la mitad de la población tendría más posibilidades de adquirir bienes y servicios que antes no podía, el 39,8 por ciento de la población (19,2 millones de colombianos) tendría que meterse la mano al bolsillo y empezar a pagar más impuestos directos o indirectos.

“Las fuentes para financiar el proyecto de ley vienen únicamente del 40% más rico de los hogares, y sus contribuciones aumentan conforme sube su nivel de ingresos.
Así el ingreso disponible -ajustado por pagos del decil 7 solo se reducirá 1 por ciento al implementar la reforma (aunque a la larga crecerá por los efectos de crecimiento económico discutidos anteriormente)”, indica la exposición de motivos del proyecto de ley.

De igual manera, el documento señala que el 10 por ciento más rico de la población será el que más contribuya, ya que después de la entrada en vigencia de la tributaria este grupo de personas tendrá un ingreso 4 por ciento inferior al que tenían antes, por cuenta del efecto combinado de mayor IVA y, especialmente, mayor impuesto sobre la renta.

En ese sentido, Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión, señala que “aunque la reforma tiene un paquete social ambicioso, que cumple con los principios de progresividad, todavía queda pendiente que se revise el 10 por ciento de la población que más gana, pues el promedio de ingresos está en 2,9 millones de pesos mensuales, y hay una diferencia grande con el 1 o 2 por ciento más rico. Habrá que buscar entonces una progresividad no solo en los deciles, sino también en el decil 10”, apuntó.

Precisamente, llama la atención que pese a varias alarmas que han prendido algunos sectores de la sociedad, las personas que ganan desde 4,1 millones de pesos al mes y que empezarían a pagar impuesto de renta desde 2021, son parte del 10 por ciento de la población con mayores ingresos del país, no de clase media.

De hecho, según los datos del Dane que determinan el nivel de ingresos promedio por cada uno de los deciles, el promedio de la población colombiana ganaba 705.033 pesos al mes en 2019, un dato menor que el salario mínimo de ese entonces y que incluso se pudo ver afectado por la pandemia.

El efecto en la pobreza

Con la foto más clara del impacto de la pandemia en los hogares, en la que el Gobierno calcula que las transferencias monetarias tendrían un efecto positivo en el poder adquisitivo de los hogares pobres y vulnerables, la reforma tributaria también le apunta a que haya una reducción de 2,8 puntos porcentuales en la pobreza monetaria y 5,8 pps en la extrema. “Adicional a ello, el mejor desempeño económico permite que la pobreza continúe disminuyendo. A 2025 la incidencia de la pobreza y de la pobreza extrema llegarían a 30 y 4 por ciento respectivamente”, dice el texto.

“Ahora, si en la discusión en el Congreso se recorta mucho el recaudo, eso tendría un impacto negativo en el gasto y en esos programas sociales. De hecho, en la presentación inicial de Alberto Carrasquilla había unas estimaciones más altas para la reducción de pobreza y eso bajó porque el recaudo ahora será menos”, apunta Angulo.

Programas sociales

Cabe recordar, por otro lado, que el paquete social que el Gobierno plantea en el proyecto de ley concibe dejar Ingreso solidario permanente, mantener las otras transferencias monetarias como Jóvenes en Acción, Colombia Mayor y Familias en Acción como están, así como mantener los subsidios de energía y gas a estratos 1, 2 y 3.

Con eso, los hogares de pobreza extrema y monetaria recibirían una transferencia de 80.000 pesos al mes, que aumentaría de pendiendo del número de personas por hogar.

Asimismo, el Gobierno pidió una adición presupuestal para poder pagar Ingreso solidario durante 2021, pues inicialmente va hasta junio de este año.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.