Buscan potenciar el euro como moneda de referencia mundial

Buscan potenciar el euro como moneda de referencia mundial

La internacionalización de la divisa obligaría a hacer cambios en política macroeconómica de la UE.

Copagos para pensionados

La competencia con el dólar obligaría a reducir los superávit por cuenta corriente.

Foto:

Leonhard Foeger / Reuters

Por: Bernardo de Miguel / Lluís Pellicer - El País
06 de diciembre 2018 , 08:37 p.m.

La decisión, impulsada por el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete, podría suponer un tremendo salto en la utilización internacional del euro, dado que la factura anual de las importaciones energéticas de la Unión Europea (UE) rondó los 300.000 millones de euros durante el último lustro. El 80 por ciento de esas importaciones se facturaron en dólares pese a que en su inmensa mayoría no procedían de Estados Unidos, sino de Rusia, Oriente medio y África.

La Comisión Europea confía en que la redenominación de los contratos en un sector tan crucial como el energético (la UE es el mayor importador de energía del mundo) abrirá el camino para desplazar al dólar también en otros mercados, desde el aeronáutico a las materias primas, según el documento al que tuvo acceso el diario EL PAÍS.

En el ámbito energético, Bruselas adoptó una recomendación para promover “un uso más amplio del euro” en acuerdos y transacciones internacionales. El ejecutivo comunitario, además, pide que el euro “se use para contratos celebrados en el marco de acuerdos intergubernamentales” sobre energía entre Estados miembros y terceros países, así como en las transacciones realizadas por parte de empresas que prestan servicios financieros.

Bruselas también se fijó en el sector de las materias primas y los productos alimentarios. En este caso, la Comisión prevé realizar una consulta con las “partes interesadas” para “identificar” de qué forma se puede aumentar el comercio en euros. Por último, el tercer sector en el que Bruselas cree que el euro debería tener más recorrido frente al dólar es el de la fabricación de medios de transporte —aéreos, marítimos o ferroviarios—.

De hecho, en su discurso de septiembre Juncker ya se preguntó por qué Airbus, siendo europea, denomina sus contratos en dólares y no en euros. “La consulta explorará con más detalle las razones por las que el euro no se usa para muchas de las transacciones internacionales más relevantes y ayudará a identificar condiciones que podrían permitir la promoción del euro en transacciones con negocios europeos”, sostiene el documento.

La ofensiva coincide con la creciente beligerancia de la Casa Blanca contra los intereses de la UE. El presidente estadounidense, Donald Trump, se desmarcó de varios acuerdos internacionales (desde el Protocolo de París al acuerdo de desnuclearización de Irán) y no duda en aprovechar todos sus recursos para imponer su posición al resto de la comunidad internacional.

La internacionalización del euro, según los mismos analistas, también obligaría a reorientar la política macroeconómica de la UE, centrada ahora en una compresión de salarios y un impulso a las exportaciones que favorece a la economía de Alemania. La competencia con el dólar obligaría a reducir los superávit por cuenta corriente, algo que aterra al Gobierno alemán.

BERNARDO DE MIGUEL / LLUÍS PELLICER
Ediciones EL PAÍS, SL 2018

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.