Temores globales llevan a prever freno en economías de América Latina

Temores globales llevan a prever freno en economías de América Latina

Colombia sigue siendo uno de los países que mejor desempeño tendrá, según el reporte de la Cepal.

Bandera Colombia

Colombia está entre los países que mejor librados han salido con las revisiones a la baja de las previsiones de organismos internacionales.

Foto:

iStock

Por: Economía y Negocios
31 de julio 2019 , 09:03 p.m.

La mezcla de hechos como el menor gasto público, el flojo desempeño de la inversión y las exportaciones, en un entorno mundial de tensión comercial, menores expectativas del crecimiento de China y de Europa, están llevando a diferentes organismos a prever un freno en la economía de América Latina para el 2019.

Esta vez fue la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) la que previó una fuerte baja en el crecimiento del PIB de la región para el 2019, al pasar su proyección del 1,3 por ciento de abril a un 0,5 por ciento.

En este contexto, en el que los crecimientos de la mayoría de los países serán menores a lo previsto, Colombia volvió a salir bien librada, pues para el país la Cepal anticipó una tasa de crecimiento de la economía del 3,1 por ciento.

Y es que la entidad proyecta que se dará una desaceleración generalizada que afectará a 21 de los 33 países de la región, según el Estudio Económico para América Latina y el Caribe 2019 que presentó este miércoles en Santiago de Chile.

El organismo pronostica un crecimiento mundial del 2,6 por ciento para 2019, cuatro décimas por debajo del observado en 2018, un debilitamiento en el que han redundado las tensiones comerciales y los problemas geopolíticos que han derivado también en un escenario internacional desfavorable para la región.

Se requiere expandir el espacio de políticas para hacer frente a la desaceleración con medidas en el área fiscal, monetaria y en
la inversión y la productividad”.

Según el informe, se espera que el producto interior bruto (PIB) de América del Sur crezca este año un 0,2 por ciento, mientras que las economías de Centroamérica se expandirán un 2,9 por ciento, dato que desciende hasta el 1,4 por ciento si se contempla a México junto a las economías de América Central.

En tanto, para el Caribe se espera un crecimiento del 2,1 por ciento. Por países, Dominica liderará el crecimiento de la región con 9,9 por ciento, seguida por Antigua y Barbuda (5,9 por ciento) y República Dominicana (5,5 por ciento).

Tres con números negativos

Los tres países en números negativos son Argentina, que sufrirá un retroceso del 1,8 por ciento; Nicaragua, de 5 por ciento, y Venezuela, del 23 por ciento.

“La región está sumida en la incertidumbre y desaceleración. Llevamos cinco años de descenso económico. Esto es un tema de enorme preocupación”, advirtió la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena. La entidad agregó que una fuerte caída en los precios de las materias primas y el bajo dinamismo del mercado interno empujan fuertemente a la baja las economías de la región, que en 2018 cerró con una expansión de 0,9 por ciento.

Y advierte que la región enfrenta un contexto externo con mayores incertidumbres y complejidades crecientes, entre ellas, el menor dinamismo de la actividad económica mundial y del comercio global; mayor volatilidad y fragilidad financiera; cuestionamientos al sistema multilateral y un aumento en las tensiones geopolíticas.

Además, según el Estudio Económico 2019 de la entidad, el espacio fiscal se ha visto restringido por niveles de ingresos insuficientes para cubrir el gasto, lo que deriva en déficits y en un incremento en el endeudamiento en los últimos años.

Bancos centrales están limitados

A esto se suman los efectos de la creciente volatilidad cambiaria y de las mayores depreciaciones, que limitarían la posibilidad de los bancos centrales para profundizar políticas de estímulo a la demanda.

Según la Cepal, se requiere expandir el espacio de políticas para hacer frente a la desaceleración, con medidas tanto en el área fiscal, como en la monetaria, y relacionadas con la inversión y la productividad.

“En materia fiscal, se necesita reducir la evasión tributaria y los flujos financieros ilícitos, impulsar la adopción de impuestos a la economía digital, medioambientales y relacionados a la salud pública, y reevaluar los gastos tributarios para alinearlos hacia la inversión productiva”, agregó.

En el frente monetario, señaló que se necesita promover el crecimiento económico sin comprometer la estabilidad cambiaria y de precios.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.