Secciones
Síguenos en:
Ingenio creador / Opinión
Carreras futuro 2

Según el profesor Garrido, la ingeniería transforma líneas abstractas en una realidad tangible destinada a mejorar todos los aspectos de nuestra vida.

Foto:

istock

Ingenio creador / Opinión

FOTO:

istock

El poder de la ingeniería es permitir al hombre y a la mujer ser más humano.

Todos los seres humanos sueñan, pero solo algunos osan a convertir esos sueños en realidad. Ese gran salto de lo imaginado a lo tangible siempre requiere una chispa de ingenio y, por suerte, la historia de la humanidad es una continua hoguera de ingenio que nos permite, actualmente, disfrutar del mundo a plenitud y ver el futuro con esperanza, a pesar de los pesares.

Ese chispazo siempre ha estado presente, como una sucesión casi infinita que aviva el fuego de la creación: desde Galileo perfeccionando su telescopio; Newton recogiendo la manzana; Elcano dando la primera vuelta al mundo; Marie Curie en su laboratorio investigando sobre la radioactividad; Armstrong pisando la luna por primera vez; Konrad Zuse creando la primera computadora programable, hasta el joven estudiante que por primera vez entiende el cálculo infinitesimal. Todos ellos forman parte de esa misma cadena creadora que le ha permitido al hombre evolucionar, erguirse y elevar la mirada hacia un horizonte más lejano.

Este es el poder de la ingeniería: permitir al hombre y a la mujer ser más humano. Pues, pasar de la intemperie a la cueva y de la cueva a agradables estancias, no es sólo una mejora cualitativa del espacio, supone una humanización de nuestro hábitat y, por tanto, el surgimiento del ambiente propicio para la contemplación, para la elevación del espíritu.

La ingeniería transforma líneas abstractas en una realidad tangible destinada a mejorar todos los aspectos de nuestra vida. Allí hay algo de magia, pues de unas simples líneas, de un plano, pueden surgir un gran edificio, una fábrica, una imponente represa o un sofisticado electrodoméstico, para llenar nuestra cotidianidad de seguridad, para optimizar nuestro tiempo y darnos calidad de vida.

Pero la ingeniería no solo transforma el entorno, pareciera que, como el mismo hombre, con autoconciencia se transformara a sí misma, generando nuevas herramientas para potenciar la chispa creadora. Por ejemplo, la computación cuántica, que pronto irrumpirá con fuerza en el panorama mundial, permitirá al ingeniero químico crear materiales nuevos y más sostenibles, al ingeniero mecánico le permitirá diseñar maquinarias más eficientes, en fin, permitirá un desarrollo más acelerado de todas las disciplinas.

Pero hay un riesgo que no debemos perder de vista, este desarrollo que debe estar orientado a hacernos más humanos, también podría inclinarse en sentido opuesto, convirtiéndonos en una fuerza destructora. Es por este motivo que, en la formación de los ingenieros, la sostenibilidad y la ética cobran tanta importancia como el mismo cálculo. Así, verdaderamente el ingenio creador estará al servicio de las necesidades reales de la humanidad.

AUGUSTO GARRIDO ARÉVALO
Profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Sabana

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.