¿Por qué si la economía mejora, se estancó la reducción de la pobreza?

¿Por qué si la economía mejora, se estancó la reducción de la pobreza?

Mientras que subieron el PIB y gasto de hogares el año pasado, estos indicadores se frenaron.

pobreza

Con un fuerte impacto de la migración venezolana, la reducción de la pobreza y la desigualdad se estancó en el 2018, según el Dane.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
04 de mayo 2019 , 08:58 a.m.

Aunque la economía tuvo un mejor comportamiento entre el 2017 y el 2018, el cual se evidenció no solo en un mayor crecimiento del PIB –que pasó de 1,8 por ciento a 2,7 por ciento–, al igual que en un mayor consumo de los hogares y en el mejor desempeño de las ventas del comercio, los principales indicadores sociales, es decir los de pobreza y desigualdad, no tuvieron ninguna mejora el año pasado.

Así lo señaló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), cuyo director, Juan Daniel Oviedo, reconoce que en este freno tuvo una incidencia alta la migración venezolana que se registró en el país, la segunda en el mundo después de la de Siria. A la vez, muestra que el país logró que no hubiera diferencias significativas frente al 2017, lo cual significa que en medio de todo, el país ha logrado absorber el fuerte impacto de esta situación.

De acuerdo con el Dane, el indicador de pobreza monetaria pasó de 26,9 por ciento en el 2017 a 27 por ciento en el 2018, y, al igual que se ha visto en la tasa de desempleo, que viene al alza, se ha visto afectado por la llegada masiva de venezolanos, la cual se acentuó el año pasado.

En otras palabras, los porcentajes revelan que durante el 2018, un total de 190.000 personas ingresaron al grupo de habitantes en el país cuyos ingresos los ubican por debajo de la línea de pobreza, para un total de 13,07 millones de personas en esta condición, es decir el 27 por ciento de los habitantes del país.

Colombia se estancó en la reducción de pobreza

De acuerdo con las mediciones de la entidad, para el 2018 se consideró que una persona se ubicó por debajo de este umbral si su ingreso monetario fue inferior a 257.433 pesos al mes, lo que indica que un hogar de cuatro personas estuvo en esta condición si su ingreso mensual fue de 1.029.732 pesos el año pasado.

“Colombia se estancó en la reducción de pobreza”, aseguró Oviedo, tras recordar que el indicador fue del 32,7 por ciento en el 2012, de 28,5 por ciento en el 2014 y de 28 por ciento en el 2016. Y es que el impacto de dicha migración masiva ha golpeado más duro estos indicadores en la región Caribe y en la zona oriental, así como las zonas de frontera, que son las que han resultado más impactadas en sus indicadores de pobreza, desigualdad y calidad de vida.

Según Oviedo, mientras que en el 2016 había 165.000 venezolanos en hogares pobres, dos años después, para el 2018, el número se multiplicó por más de cuatro, al cerrar en 758.000 personas oriundas de ese país que habitan en hogares pobres de Colombia.
“La mayoría están en el Caribe y en la región oriental. Y esto incide en la desmejora de la calidad de vida en el 2018”, precisó.

En cuanto a la pobreza extrema, el país tuvo una muy leve mejora, toda vez que 26.000 personas salieron de esta condición de extrema vulnerabilidad, ya que el indicador pasó de 7,4 por ciento en el 2017 a 7,2 por ciento en el 2018, para un total de 3,5 millones de personas consideradas pobres extremos.

Desigualdad no cede

De otro lado, los indicadores de desigualdad, reflejados por el coeficiente Gini, tuvieron un leve aumento en el 2018, al pasar de 0,51 en el 2017 a 0,52 por ciento en el 2018.
Según explicó Oviedo, matemáticamente sí hubo un aumento porque en el 2018, el ingreso real per cápita de la población más rica creció un 3,3 por ciento, mientras que el de los más pobres registró una contracción del 0,9 por ciento.

En las cabeceras municipales se evidenció la desmejora al pasar el índice de 0,48 en el 2017 a 0,49 en 2018, mientras que en las 13 ciudades y áreas metropolitanas principales se ubicó en 0,48, comparado con el 0,47 del 2017.

Las ciudades más desiguales en el 2018, según el Dane, fueron Riohacha y Quibdó, cuyo coeficiente Gini fue respectivamente de 0,529 y 0,528. A estas las siguió Bogotá, con un Gini de 0,504.

De acuerdo con el funcionario, si bien el estancamiento en los índices de pobreza y desigualdad pueden verse como un desaliento, al considerar que Colombia es el único país de América Latina con el mayor número de flujo migratorio en el 2018, siendo el segundo después de Siria, se logró evitar un mayor deterioro en ambos indicadores.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.