Respuesta a columna ‘Midas al revés’, del exministro Guillermo Perry

Respuesta a columna ‘Midas al revés’, del exministro Guillermo Perry

Es irresponsable decir que en últimos meses el Gobierno solo ha pensado en energías renovables.

Germán Arce Zapata, ministro de Minas y Energía

Germán Arce Zapata, ministro de Minas y Energía.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

10 de marzo 2018 , 10:00 p.m.

Hace más de dos décadas el país sufrió la mayor crisis energética de su historia. El apagón del 92 le costó a la economía aproximadamente 2,3 por ciento del PIB, como consecuencia de una inadecuada planeación y un mal diseño de política pública. De hecho, el Conpes 2534 de 1991 determinó que la falta de planeación en la década de los 80, ocasionó el desbalance del sistema energético nacional.

La planeación es un pilar fundamental de la política pública de cualquier país y, gracias a ella, el sector minero-energético aportó cerca del 9 por ciento del PIB entre el 2010 y 2017 (a pesar de la crisis del 2014 y 2015) y superó el 3,8 por ciento registrado entre 1970 y 2009.

Marcamos el camino de la nueva frontera minero-energética, para adicionar reservas y aumentar la producción de hidrocarburos, en el desarrollo de las actividades costa afuera y los yacimientos no convencionales, desmintiendo a quienes dicen que estamos en un momento de desabastecimiento. Tampoco permitimos el desabastecimiento de gas en el 2015, pues en el 2014 anticipamos la disminución de la oferta y entregamos incentivos para conectar nuevos proyectos en la costa Caribe.

La planta de regasificación del Pacífico que permitirá asegurar el abastecimiento de gas natural en el mediano plazo e incrementar la confiabilidad del sistema eléctrico es un claro ejemplo de nuestra preocupación por la sostenibilidad de largo plazo. A los que nos señalan de precipitados, les quiero mencionar que la construcción de dicha planta de regasificación se ha estudiado y analizado durante el último año y medio, es decir, no es una decisión tomada a la ligera. Tampoco es cierto que la planta del Caribe se hiciera a riesgo del inversionista, el cien por ciento de la planta la están pagando todos los usuarios del sector eléctrico.

Para robustecer el sistema energético nacional, estamos construyendo sobre lo construido. Por eso es irresponsable afirmar que durante los últimos meses este Gobierno solo se ha preocupado por la inclusión de energías renovables.

La planeación y las decisiones oportunas serán claves para garantizar la sostenibilidad energética del país en el largo plazo

Desde la expedición de la Ley 1715 del 2014 creamos los mecanismos para avanzar por el camino de la eficiencia energética como el Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía, Proure, y el Fondo de Energías Renovables y Gestión Eficiente de la Energía, Fenoge, así como el desarrollo normativo y regulatorio necesario para adaptar el sistema eléctrico a la entrada de estos nuevos recursos renovables.

A quienes califican al sector eléctrico en crisis, les cuento que en 2017 el Foro Económico Mundial catalogó el sector eléctrico colombiano como una superpotencia en energías verdes por la limpieza de su matriz energética y la arquitectura del sistema, y la clasificó como la primera en Latinoamérica y la octava en el mundo.

Y no siendo suficiente, hace un par de semanas marcamos un hito con la adjudicación de la línea de transmisión de energía en La Guajira para conectar el potencial energético renovable de dicho departamento al Sistema Interconectado Nacional.

En este sentido, y sin dejarnos llevar por la premura, trabajamos en la mayor inclusión de energías renovables a través de subastas de energía que permitan la diversificación de la matriz de generación, comprar y vender energía en contratos de largo plazo y a precios más eficientes, reduciendo, además, las emisiones de CO2, contribuyendo de manera decidida al cumplimiento de los acuerdos de París (COP21).

El Gobierno nunca ha abandonado el sector. Por el contrario, lo ha convertido en una pieza fundamental para el progreso y desarrollo de las regiones. No podemos arriesgar el futuro energético del país y cometer los errores del apagón de 1992.

Existen retos por cumplir, pero estamos seguros que la planeación y las decisiones oportunas serán claves para garantizar la sostenibilidad energética del país en el largo plazo.

GERMÁN ARCE
Ministro de Minas y Energía

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.