Mickey Mouse, ahora el jefe de Bart Simpson

Mickey Mouse, ahora el jefe de Bart Simpson

Disney paga US$60.100 millones por estudios de Fox de cine y TV, canales de cable y otros activos.

Fox

El grupo Walt Disney dio un paso clave para convertirse en un gigante del sector del entretenimiento al anunciar la compra de una serie de activos de los que quería desprenderse 21st Century Fox.

Foto:

EFE

14 de diciembre 2017 , 07:54 p.m.

Walt Disney cerró un acuerdo con Twenty-First Century Fox para hacerse con sus estudios de cine y de televisión por 52.400 millones de dólares. La mayor compañía de entretenimiento del mundo se hace así con el vasto archivo de contenido de su rival, con su red de distribución internacional, canales de televisión y tendrá un mayor control sobre Hulu, la plataforma streaming que la ABC comparte con Fox, la NBC y Time Warner. Al margen queda Fox Broadcasting.

El valor total de la operación es de 66.100 millones de dólares, al incluir deuda. Los dueños de Fox tendrán el 25 por ciento de Disney cuando se complete la venta. La familia Murdoch, con el 39 por ciento en Fox, tendrá el 5 por ciento en la nueva Disney.

Que la familia Murdoch decida desprenderse de una de las piedras angulares de un imperio que llevó a construir más de medio siglo constata la trayectoria que están siguiendo los medios tradicionales en la industria del entretenimiento. Vender ahora les permite sacarle el máximo valor posible a un activo que se deprecia. A Disney le sirve para acelerar la transición al streaming.

Vender ahora les permite sacarle el máximo valor posible a un activo que se deprecia. A Disney le sirve para acelerar la transición al streaming.

Con la compra de gran parte de los activos de Fox ganará escala para plantar cara a nuevos creadores y distribuidores de contenido audiovisual, como Amazon, Netflix, Google y Facebook. Y como en la fusión de AT&T y Time Warner o de la compra de AOL y Yahoo por parte de Verizon, tendrá músculo para poder negociar contratos publicitarios. Busca así evitar quedar rezagada como Walmart en el comercio electrónico.

La operación puede imprimir un cambio mayor en el equilibrio de Hollywood. Disney se hará con los derechos de X-Men, Fantastic Four y Avatar. El conglomerado adquirió Marvel Entertainment hace ocho años por 4.300 millones, pero Fox mantuvo los derechos para producir películas bajo esas franquicias tan lucrativas. La operación le permitirá resolver esta anomalía que le impide explotar personajes como Deadpool y Wolverine. También, si cuaja la operación como está planteada, los Simpson se convertirán en un producto Disney.

Los activos que Disney adquiere de Fox incluyen, además, una colección de canales FX, National Geographic, la India Star y la participación del 39 por ciento en Sky, que los Murdoch llevan años tratado de controlar por completo. La transacción incluye Endemol Shine y los derechos de eventos deportivos en Europa y América Latina. Al margen quedan los canales de noticias y deportes de Fox y las emisoras locales.

El Reino Mágico de Mickey tendrá munición adicional para combatir a los parques de Universal, propiedad del cableoperador Comcast, que hasta el lunes también estuvo interesado por los activos de entretenimiento de Fox. La nueva atracción con Harry Potter está provocando que la gente viaje a Florida no solo por Disney. La operación está sujeta al examen de los reguladores de la competencia, que acaban de bloquear la fusión de AT&T con Time Warner.

SANDRO POZZI
Ediciones EL PAÍS, SL 2017

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.