Clima de alertas y temores se toma los mercados mundiales

Clima de alertas y temores se toma los mercados mundiales

La dura guerra comercial que EE. UU. libra con China y Europa, atizada por alza de tasas de interés.

LEGARDE

Durante la reunión del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la directora Christine Legarde expuso su preocupación por la economía mundial.

Foto:

EFE

13 de octubre 2018 , 10:00 p.m.

La caída que esta semana tuvieron los principales mercados bursátiles del mundo, como la del 4,3 por ciento en el índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York, la del 3,3 por ciento en la plaza bursátil de Londres y en el caso de Colombia, en donde el retroceso fue del 1,5 por ciento, en medio del más reciente informe de proyecciones de crecimiento mundial por parte del Fondo Monetario Internacional, atizó las inquietudes que desde hace varios meses rondan a los inversionistas, quienes están temiendo un panorama económico mucho menos alentador que lo previsto.

Y es que según Camilo Silva, gerente de la firma Valora Analitik, esta semana fue una de las más difíciles para los mercados mundiales desde febrero, pero no porque haya ocurrido algo súbito, sino porque se han materializado una serie de hechos que, sumados, alborotan a los encargados de administrar los portafolios de inversión.

No obstante, la gota que rebosó la copa fue el informe que presentó el miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la estabilidad financiera mundial, en el que indicó que el crecimiento del PIB mundial podría estar en riesgo si los mercados emergentes se deterioran más o si aumentan las tensiones comerciales a causa de la guerra de aranceles de Estados Unidos contra China y Europa.

Según el reporte, el FMI bajó a 3,7 por ciento la proyección de crecimiento mundial para el 2018 (0,2 puntos porcentuales menos que en el informe de julio), mientras que para el 2019 estimó una situación similar.

Han surgido nuevas vulnerabilidades y la adaptación del sistema financiero mundial aún no se ha puesto a prueba”, señaló el documento.

Han surgido nuevas vulnerabilidades y la adaptación del sistema financiero mundial aún no se ha puesto a prueba

Incluso, para la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, la combinación de la incertidumbre sobre el marco de regulación del comercio internacional con la subida de los costos de financiación en los países emergentes por la normalización de la política monetaria en Estados Unidos implica unos riesgos que “no tienen precedentes”.

A finales de septiembre, la Reserva Federal de Estados Unidos subió su tasa de interés 25 puntos básicos hasta 2,25 por ciento (la octava alza en dos años), y esta semana el presidente Donald Trump la tildó de “loca” al considerar que las decisiones pueden terminar afectando la economía y el crecimiento del PIB.

La economía es fuerte, el crecimiento es firme, pero ¿es la economía lo suficientemente fuerte? No estoy segura porque el crecimiento se ha estancado y está distribuido de manera desigual

“La economía es fuerte, el crecimiento es firme, pero ¿es la economía lo suficientemente fuerte? No estoy segura porque el crecimiento se ha estancado y está distribuido de manera desigual”, reflexionó la jefa del organismo multilateral al hablar del reporte en las reuniones del FMI y el Banco Mundial que se hicieron en Bali (Indonesia).

Pero lo complejo del asunto, de acuerdo con Silva, es que las menores perspectivas cobijan por parejo tanto a países desarrollados como a los emergentes, e incluso, ahora hay indicios de recesión en algunos mercados desarrollados, pues firmas calificadoras como Fitch Ratings así lo han advertido.

Ante este cúmulo de factores, los inversionistas y fondos encargados de mover los capitales están nerviosos tomando utilidades, pues prevén que en muchos casos las empresas a cuyas acciones les han apostado tendrán resultados adversos por los efectos en los costos del aumento de aranceles, y por el potencial encarecimiento del crédito en Estados Unidos.

Coletazo regional

Camilo Silva, de Valora Analitik, explica que los mercados emergentes y América Latina siempre van a tener indicadores que sufren con estas volatilidades, y si bien la moneda local de cada país es el termómetro del impacto, Colombia se destaca entre los que menos sufre frente a otros países como Argentina y Brasil, inestables aún desde el punto de vista económico y político.

En Brasil, en medio de la jornada electoral, y que hasta ahora se está reacomodando, las encuestas de percepción son buenas en bolsa, moneda y bonos por la posible llegada de Bolsonaro”, indica el analista, quien sostiene que en México todavía se debe revisar la llegada de Manuel López Obrador a la presidencia y los riesgos latentes por definir en su mandato.

En el caso de Colombia, superada la coyuntura política, el coletazo se continuará viendo sobre todo en las acciones, mercado que este año ha tenido un rendimiento inferior que el de sus pares, con bajo apetito de los inversionistas, y que, luego de superados los temores locales por el tema político, se enfrenta a estas situaciones internacionales que afectan su confianza.

Me temo que tendremos momentos difíciles en el mundo durante los próximos dos años

Por ejemplo, hay un fondo llamado Harbour International que, con una nueva administración, tomó la decisión de salir de los mercados emergentes, lo cual ha golpeado con fuerza a los títulos colombianos en los que tiene una posición importante, como las acciones de Bancolombia, Grupo Argos, Cementos Argos y Grupo Sura.

En cuanto al efecto en el dólar, el analista asegura que será difícil que esté por debajo de los 2.900 pesos en lo que resta del año, pues lo más probable es que supere los 3.000 pesos no solo por la coyuntura internacional (ante más rendimiento en Estados Unidos los capitales emigran), sino por asuntos locales.

“El anuncio del Emisor de comprar reservas internacionales tendrá como efecto que cuando la divisa tienda a buscar los 2.900 pesos, esta zona será su piso”, precisó Silva.

Fuga desordenada de capitales, el riesgo para América Latina

Durante las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, en Bali (Indonesia), el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, dijo que Colombia ha salido ilesa, relativamente, de la convulsión que ha golpeado este año otros mercados emergentes como Argentina, Turquía y Sudáfrica.

No obstante, enfatizó en que el mayor riesgo para América Latina proviene de una fuga “desordenada de capital a medida que Estados Unidos aumenta las tasas de interés”. Y agregó que Colombia ha sufrido un mínimo de salidas de flujos de capitales en los últimos meses; incluso, el mes pasado registró entradas de recursos.

Señaló que ante la posibilidad de que la línea de crédito flexible con el FMI baje, se optó por comprar reservas internacionales. “Me temo que tendremos momentos difíciles en el mundo durante los próximos dos años”, advirtió.

ÓMAR AHUMADA
EL TIEMPO
Con información de agencias

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.