La apuesta rural en el 'Pacto por Colombia' / Opinión

La apuesta rural en el 'Pacto por Colombia' / Opinión

La directora de Planeación Nacional expuso las propuestas para el campo. 

Piñas

Volver a ver el campo florecer, uno de los propósitos con la política agropecuaria.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Gloria Alonso Másmela
01 de marzo 2019 , 09:48 p.m.

En los últimos días, varios columnistas han afirmado erróneamente que “el campo está ausente en el Plan Nacional de Desarrollo”. Nada más alejado de la realidad en un plan cuya apuesta por el progreso del campo y el desarrollo rural es ambiciosa y transversal.

Primero que todo, el plan plantea inversiones de cerca de 227,5 billones de pesos en la ruralidad en los próximos cuatro años, más del 20 por ciento del total de la inversión del país. Esas inversiones se detallan en el documento ‘Bases del Plan de Desarrollo’, que debe ser considerado como la hoja de ruta vinculante y detallada para los programas e inversiones que conducirán a que Colombia verdaderamente dé un salto en su desarrollo de largo plazo, mejor si dichas inversiones se llevan a cabo de manera articulada por todos los agentes del Estado, públicos y privados.

También se ha afirmado de manera equivocada que no hay herramientas para el desarrollo empresarial agropecuario ni la protección de la propiedad privada. No es cierto: los artículos 60 al 63 del proyecto de ley del plan establecen el marco legal para la actualización del catastro, con herramientas para lograr celeridad y certeza en la formación catastral de zonas rurales y urbanas.

Con esto, el plan impone la meta de actualizar el catastro para el 60 por ciento de los predios del país, frente al escaso 20 por ciento de hoy. El avance en el catastro es una de las bases para el progreso del campo.

Así mismo, el capítulo titulado ‘Campo con progreso’ plantea acciones explícitas en cinco frentes: formalización de la tenencia de tierra, transformación productiva por medio de cadenas de valor agroindustriales, apoyo para el logro de estándares fitosanitarios y de inocuidad para exportar, inversión en distritos de riego y otros bienes públicos rurales, así como financiación de inversiones productivas e inclusión financiera de productores familiares y campesinos. Junto con el fortalecimiento técnico del ICA, la estrategia claramente recoge propuestas realizadas por años por empresarios, campesinos y expertos.

Las metas hablan por sí solas: en estos cuatro años se llegará a 550 mil productores con extensión tecnológica agropecuaria, a más de 300 mil productores con agricultura por contrato (para que las cosechas no se pierdan y se asegure un comprador) y a 91 mil pequeños productores beneficiados con programas para acceder a activos productivos como maquinaria. Así mismo, se lograrán 150 mil hectáreas de adecuación de tierras con infraestructura de riego, y se incrementarán un 46 por ciento los kilómetros de vías terciarias con mantenimiento, una meta sin precedentes.

Sumado esto al objetivo de 60 por ciento de actualización catastral y al beneficio de cero impuesto de renta creado en la Ley de Financiamiento para nuevas inversiones en el campo, queda claro que el Gobierno sí contempla “capacitación, apoyo al emprendimiento y protección”, contrario a lo que se manifiesta en las columnas.

Pero el desarrollo rural no es solo productivo. El Plan de Desarrollo incluye una estrategia denominada ‘Mujeres rurales como agentes de transformación en el campo’, al tiempo que en su capítulo de Equidad, el plan establece apuestas diferenciadas para zonas rurales en atención a la primera infancia, salud en zonas dispersas, educación, alimentación escolar, seguridad alimentaria y vivienda rural.

Las metas incluyen disminuir el déficit cualitativo y cuantitativo rural de vivienda a 48,2 por ciento (su mínimo histórico), con más de 41 mil viviendas rurales de interés social construidas, 40 mil mejoradas y 10 mil tituladas.

Con estas acciones, en 2022 se logrará que 800 mil personas en el campo salgan de la pobreza, que 600 mil salgan de la pobreza extrema y que 600 mil salgan de la pobreza multidimensional. Contrario a lo que se ha expresado, este es un verdadero pacto por la equidad para el campo colombiano.

GLORIA ALONSO MÁSMELA
Directora de Planeación Nacional

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.