Moody’s y Fitch, con visiones opuestas sobre Colombia

Moody’s y Fitch, con visiones opuestas sobre Colombia

La segunda calificadora de riesgo alertó porque el progreso depende de medidas únicas.

moodys

La calificadora Moody's tiene ahora una visión más optimista de la economía, en contravía con la de Fitch Ratings.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Economía y Negocios
24 de mayo 2019 , 12:56 a.m.

Con dos panoramas distintos terminó el país este jueves el ciclo de evaluación por parte de las calificadoras de riesgo crediticio, tras los reportes de Moody’s y de Fitch Ratings, que se sumaron a los de otras dos calificadoras, y al de diciembre de Standard and Poor’s.

La buena noticia la dio Moody’s Investors Service, que cambió la perspectiva de la calificación de la deuda de Colombia, pasándola de negativa a estable, al tiempo que reafirmó la calificación de Baa2 del país como emisor en moneda local y extranjera en el largo plazo, así como la nota para la deuda sénior no garantizada y las calificaciones de deuda sénior no garantizada en moneda extranjera.

La calificadora sostuvo que los riesgos se redujeron ante el panorama de una mejor fortaleza fiscal, mientras consideró que la recuperación de la actividad económica y los esfuerzos de consolidación fiscal probablemente estabilizarán la carga de la deuda del Gobierno.

Y agregó que el tipo de cambio flotante de Colombia y el amortiguador provisto por las reservas internacionales (15,5 por ciento del PIB a marzo de 2019) mitigan los riesgos planteados por las cuentas externas.

Señaló que las medidas que el gobierno de Iván Duque planea implementar, acompañadas por una recuperación de la actividad económica, estabilizarán la relación deuda / PIB en los próximos años.

En este sentido, prevé que el Gobierno cumpla con el objetivo de déficit fiscal de este año, del 2,7 por ciento del PIB, establecido por la regla fiscal. Sobre el desempeño previsto para la economía, la calificadora destacó que la recuperación comenzó en serio en 2018, con una expansión del 2,6 por ciento, frente al 1,3 por ciento del 2017, y que espera que la economía siga ese camino entre el 2019 y el 2021, con un crecimiento en el rango del 3 por ciento al 3,5 por ciento, con una tasa de crecimiento potencial del 3,5 por ciento.

Pero dijo que la disminución prevista en los ingresos para los próximos años, tras la reducción de las tasas de impuesto a las ganancias corporativas y varias exenciones de IVA, serán los desafíos, según las metas fijadas por la regla fiscal a partir del 2020.

La otra cara

Precisamente, la calificadora Fitch Ratings rebajó ayer la perspectiva sobre Colombia, de estable a negativo, señalando el debilitamiento de la credibilidad de la política fiscal y el aumento del riesgo a los desequilibrios externos.

Fitch, que mantuvo en BBB la nota soberana del país, cree que con la reducción de ingresos fiscales a partir de 2020 y los rígidos compromisos de gasto, se espera que el Gobierno haga el ajuste fiscal adicional para estabilizar y, luego, bajar poco a poco la deuda.

Pero advirtió que si bien el déficit se ha reducido, las mejoras estructurales en las finanzas del Gobierno han sido relativamente modestas, “con un progreso que depende, en parte, de medidas únicas”.

Y es que esta calificadora cree que las pérdidas de ingresos, tras la ley de financiamiento, obstaculizarán la consolidación fiscal, porque serán difíciles de compensar solamente con la administración tributaria planificada y los esfuerzos anti-evasión.

Y mientras el Gobierno tiene en sus planes vender activos (se estudian ISA, Cenit y el 8,49 por ciento de Ecopetrol), ajustar los gastos y mejorar la gestión del efectivo, Fitch espera un cumplimiento de los objetivos del Gobierno para 2019 y 2020, solo si se incluyen en los ingresos estas ventas, que representan cerca del 0,6 por ciento del PIB en cada año.

Compromiso se mantiene firme

Tras las decisiones de las calificadoras, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, destacó que el país sigue un escalón arriba del grado de inversión, y reiteró el compromiso para adelantar las políticas que permitan reactivar el crecimiento, reducir el déficit fiscal, estabilizar la deuda pública y mantener un ambiente propicio para la inversión.

Recalcó que por primera vez el Gobierno tiene una meta de déficit fiscal inferior al techo de la regla fiscal, lo que generará el primer superávit primario en siete años (0,6 por ciento del PIB), el más alto desde 2008, y contribuirá a estabilizar la trayectoria de la deuda pública.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.