Etanol: puja por mercado de $290.000 millones y el consumidor en medio

Etanol: puja por mercado de $290.000 millones y el consumidor en medio

Importadores dicen que el producto de caña, procedente de Brasil y Perú es hasta 20 % más barato.

Planta de etanol en Puerto López

Se adelanta un proceso de ajustes y producción de vapor para luego entrar a la fase molecular.

Foto:
Por: Ómar G. Ahumada Rojas
13 de junio 2019 , 05:06 a.m.

La férrea defensa de los productores de biocombustibles, agremiados en Fedebiocombustibles, para que el Gobierno aumente las medidas compensatorias para la importación del etanol que se mezcla con la gasolina en los combustibles oxigenados, en busca de defender la producción y el empleo nacional de esta agroindustria, ha desatado una dura puja con los distribuidores mayoristas, desde que el Gobierno habilitó, en el 2017, las importaciones del producto.

El presidente de Fedebiocombustibles, Jorge Bendeck, señala que la reciente medida compensatoria del Ministerio de Comercio, del 9,36 por ciento, vigente desde el 1 de junio, es insuficiente porque un estudio que contrató el Gobierno, con la firma Ernst & Young, mostró que el 30 por ciento del etanol en Estados Unidos es subsidiado –se necesitaría mínimo otro 13 % de protección arancelaria–, al tiempo que plantas como la de Riopaila Castilla apenas han pagado el 10 por ciento de su inversión, mientras que la de Bioenergy, de Ecopetrol, apenas está iniciando.

Sin embargo, los mayoristas, representados por la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), con números en mano, refutan lo afirmado por Fedebiocombustibles, en el sentido de que el mercado esté inundado de etanol importado, y alertan porque en medio de esta puja nadie se ha puesto del lado de los consumidores, que son los que finalmente pagan de su bolsillo cada vez que tanquean sus vehículos con un producto que debe tener mínimo un 10 por ciento de etanol.

Alexandra Hernández, vicepresidenta de Asuntos Económicos de la ACP, dice que primero hay que desmitificar el tema de que el etanol importado no cumple con las especificaciones de calidad, ya que al acatar los fuertes requisitos que se exigen en el país, hoy son muy pocas las plantas de Estados Unidos, Brasil y Perú a las que se les puede comprar el producto.

Por ello, agrega que las cifras del último año y medio muestran que de un mercado que al año mueve cerca de 1,5 billones de pesos, el 80 por ciento lo está cubriendo la industria local, cuya capacidad no alcanza para abastecer de forma constante el creciente mercado, y cumpliendo con el nivel de mezcla fijado por el Gobierno; mientras el otro 20 por ciento, es decir, unos 290.000 millones de pesos, se ha venido cubriendo con importaciones en el último año y medio.

Polos opuestos

Y mientras Bendeck sostiene que las importaciones les quitaron el 31 por ciento del mercado y que estas se apoderaron de la Costa y de Santander, Hernández, de la ACP, asegura que las compras en el exterior de etanol han implicado una reducción de 700 pesos por galón en este producto, beneficiando a los consumidores del norte del país.

Y explica que en ciudades como Barranquilla y Cartagena siempre fueron bastante más altos los precios en las estaciones de servicio que los valores de referencia, lo cual cambió con el inicio de las importaciones. Y prueba de ello –señala– es que el Ministerio de Minas y Energía bajó la remuneración de fletes de etanol para la Costa, tomando como punto de partida los puertos y no el Valle del Cauca, donde son evidentes los problemas logísticos y los altos costos de transporte para llevar el etanol al resto del país, producto que solo se puede movilizar en carrotanques.

Y es que solo en Barranquilla, el cambio en la tarifa de transporte benefició a los consumidores finales con una baja de 113 pesos en el precio de referencia de la gasolina corriente oxigenada.

“Le hemos venido proponiendo al Gobierno que si le duele el tema de la importación, quite el incentivo y ponga a todos a competir, para que baje el precio si quiere defender al consumidor. La defensa al consumidor, que es su interés principal, no tiene que ser encareciendo el producto cuando lo puede conseguir más barato. Que traten de que compitan porque llevan 15 años de buen precio”, señaló Hernández.

Y agrega que el Gobierno tuvo sus razones de política pública para impulsar la producción local de etanol, pero este sector hoy tiene un precio regulado y generoso para un 80 por ciento del mercado que no ha tenido que conseguir compitiendo. “Hay un Conpes que dice que deben llegar al 15 por ciento y al 20 por ciento de mezcla que nunca se ha logrado”, agrega la directiva al advertir que mientras en el país el etanol sea caro habrá un incentivo para importar, pues si no es de Estados Unidos, lo será desde Perú o Brasil, que son más eficientes en cultivos de caña que Colombia, que los peruanos.

Si cortan la importación, va a haber una peor calidad del aire

La ACP afirma que el etanol de caña de Brasil y Perú puede ser entre un 15 y 20 por ciento más barato que el colombiano, en parte porque en Colombia su precio es regulado por el Ministerio de Minas y Energía para proteger la producción local.

“¿A quién queremos defender? Si cortan la importación, va a haber una peor calidad del aire, y si le siguen regulando un precio tan alto, el usuario seguirá pagando un valor muy elevado”, agrega Hernández, vicepresidenta de Asuntos Económicos de la ACP, quien recuerda que con una mezcla del 10 por ciento se bajan en 500.000 toneladas las emisiones anuales de CO2.

Y recalca que por factores climáticos y los ciclos de producción de la caña en el suroccidente, donde se fabrica el 70 por ciento del etanol del país, la producción local cada año tiene picos de 14 millones de galones al mes y caídas de hasta 6 millones de galones mensuales, casi siempre en mayo, insuficientes para atender un mercado cercano a los 16 millones de galones al mes (12.000 barriles diarios).

Pulso, también por el pago del ingreso a los productores

Según la Asociación Colombiana del Petróleo, en aras de promover la eficiencia y la protección al consumidor, el Gobierno debería cambiar la metodología para la remuneración de precios del etanol al productor local, pasando del precio de paridad de exportación del azúcar blanco refinado (incentivo para que el mercado se desarrollara) a uno que tome el valor de paridad del producto finalizado (etanol).

Actualmente, el precio regulado del ingreso al productor de etanol está en 7.569 pesos por galón, mientras el de la gasolina está como en 4.923 pesos.

Por su parte, Jorge Bendeck, presidente de Fedebiocombustibles, dice que mientras el Gobierno establece el precio y a quién puede vendérsele, el producto importado puede entrar sin restricción.

Al respecto, el Ministerio de Minas y Energía señaló que no revisa cambios a la metodología de cálculo del ingreso al productor nacional, pero sí le está dando la última evaluación a los comentarios de una resolución para definir una metodología de fijación del ingreso al productor del etanol importado, buscando que mayoristas y minoristas trasladen al consumidor los menores precios del alcohol importado que se mezcla con la gasolina.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.