Secciones
Síguenos en:
‘La nueva reforma no tocará a la clase media’: ministro de Hacienda
Jose Manuel Restrepo

José Manuel Restrepo, nuevo ministro de Hacienda de Colombia

Foto:

El Tiempo / cortesía

‘La nueva reforma no tocará a la clase media’: ministro de Hacienda

José Manuel Restrepo asegura que no se modificará la estructura del IVA, entre otras medidas.

“Se trata de acudir al bolsillo del más pudiente para contribuir al bolsillo del más vulnerable, sin tocar a la clase media”. Con esta afirmación, hecha en forma rotunda, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, revela los primeros consensos que ya ha logrado sobre el nuevo proyecto de reforma tributaria “que no da espera”.

(Puede intersarle: 'Estamos comprometidos con la austeridad del gasto': José Manuel Restrepo).

El ministro Restrepo, magíster en Economía de London School of Economics, aplicó todos sus conocimientos para obtener los acuerdos que revela en esta entrevista.
Restrepo resume también los balances fatales provocados por el paro, bloqueos y vandalismo, pero a pesar de ello, no oculta su optimismo sobre el futuro de la nación.

¿Cuál es el balance de las pérdidas sufridas por el Estado en un mes de paro?

Como colombiano y como demócrata respeto el derecho legítimo y democrático a la protesta social. Sin embargo, la protesta ha convergido a algunos actos vandálicos y vías de hecho con bloqueo de vías que generan un costo diario para el país. El costo consolidado del 28 de abril a la fecha equivale a 10,8 billones de pesos. Para hacerse una idea más concreta, este costo representa una pérdida, en promedio, de 713.000 pesos por hogar en Colombia.

¿Y cuánto ha perdido el Estado por impuestos no generados o no recaudados?

El costo para el fisco en impuestos por cuenta de las pérdidas en toda la economía se estiman en 1,46 billones de pesos. Esta pérdida de recaudo es equivalente a 4 millones de subsidios a la nómina del programa Paef (Programa de Apoyo al Empleo Formal), y es equivalente a 9,4 millones de pesos de transferencias a los hogares más vulnerables, incluido el Ingreso Solidario.

¿Y las pérdidas para el sector empresarial tienen ya alguna cifra consolidada?

El costo económico que ha tenido que enfrentar el sector empresarial ha sido enorme. El tejido empresarial había sufrido un golpe fuerte como resultado de la pandemia, pero venía recuperándose a buen ritmo: recobró unos 3,5 millones de empleos entre abril de 2020 y marzo de 2021. Este segundo golpe llega en mal momento y desacelera la recuperación.

Pero el daño no es solamente al sector empresarial…

Por supuesto que no. Cuando se acude a bloqueo de vías, el daño es al campesino, al tendero, a las familias más vulnerables del país, que se ven directamente afectadas porque suben los precios como consecuencia de los cierres de vías y la escasez de productos de primera necesidad o la imposibilidad de llevar toneladas de productos agropecuarios a los mercados.


(En contexto: Continúa la búsqueda de consensos para elaborar la reforma tributaria).

La incertidumbre creada por la situación, ¿cómo afectará la inversión?

La percepción de riesgo de los inversionistas creada por la incertidumbre de la situación actual se ha traducido en mayores tasas de interés y una mayor tasa de cambio. Sin embargo, en ambos casos hemos observado recuperaciones y somos optimistas de poder llegar a soluciones estables que permitan continuar con la entrada de inversión a Colombia. Nuestro pronóstico es muy optimista para el 2021, pues esperamos flujos de inversión extranjera directa, creciendo cerca del 44 por ciento y alcanzando un nivel de $ 11.057 millones de dólares. De hecho, de acuerdo con la balanza cambiaria, la inversión extranjera directa en Colombia registró un crecimiento del 19,1 por ciento para el primer trimestre del año respecto del último trimestre, con un dato equivalente a $ 1.655 millones de dólares.

Usted ya inició contactos para la nueva reforma tributaria. ¿Ha avanzado?

Desde mi designación como ministro de Hacienda inicié acercamientos con diferentes actores de la sociedad con el fin de construir de manera conjunta un consenso. Este consenso nos llevará a la construcción de un proyecto de ley que garantice la continuidad de los programas sociales que más necesita la sociedad colombiana con motivo de los efectos desencadenados por la pandemia, así como los instrumentos apropiados para financiar esos gastos. Estos ejercicios han sido muy enriquecedores porque nos han permitido identificar amplias zonas de acuerdo que permiten la construcción de una propuesta que atienda las necesidades que tiene la sociedad de manera financieramente responsable.

¿Cuáles son esos consensos de los que usted habla?

El primero de los consensos es que la atención de la situación social por la que atraviesa el país como resultado de la pandemia no da espera. Necesitamos prorrogar los programas sociales que se crearon en el marco de la emergencia, que deben continuar hasta que las condiciones económicas del país se estabilicen.

El segundo eje de consenso es que debemos emprender un agresivo plan de austeridad y lucha contra la evasión como mecanismo fundamental del financiamiento de estas necesidades. En este sentido, vamos a emprender un plan de reducción del tamaño del Gobierno, así como la racionalización de un conjunto de gastos del Estado con el fin de alcanzar esta meta. También vamos a fortalecer el plan de lucha contra la evasión de la Dian con diferentes medidas que van a la raíz de este flagelo.

(Además: Paro y violencia llevan a S&P a quitar grado de inversión a Colombia).

¿Y por el lado del financiamiento?

Existe un consenso en implementar el grueso de las medidas propuestas por algunos actores sociales, académicos y empresariales, es decir, modificar parcialmente las medidas adoptadas en la ley de crecimiento como la reducción de la tarifa de renta de las empresas y la revisión del descuento del ICA.

Se considera que la reforma tributaria es indispensable. ¿Qué propuestas de la reforma anterior se mantendrán?

Estoy de acuerdo, un proyecto de ley encaminado a suplir las necesidades sociales que han surgido como resultado de la pandemia es indispensable, así como un adecuado financiamiento. Los ejercicios que hemos realizado en el interior del ministerio sugieren que los efectos de la pandemia le han costado cerca de 160 billones de pesos al Gobierno Nacional, esto es entre los recursos que hemos destinado como mayor gasto y la pérdida de ingresos tributarios a 10 años vista por una menor actividad económica.

¿Y se mantendrán los programas sociales?

El proceso de conformación del consenso ha mostrado la necesidad de mantener los programas sociales dirigidos a luchar en contra de la expansión de la pobreza, garantizar la educación de los estudiantes de hogares vulnerables y generar mecanismos para proteger y crear nuevos empleos, así como acompañar a los micro y pequeños empresarios.

¿Cuáles propuestas de la fracasada reforma serán eliminadas?

En la construcción de consensos hay una voz en común. Las fuentes que se determinen para financiar los programas sociales no deberán afectar a la clase media. Eso implica que el proyecto de ley que se presente ante el honorable Congreso de la República no contendrá modificaciones a la estructura del IVA, tampoco se contemplan incrementos de la base de contribuyentes del impuesto de renta de personas naturales ni habrá gravámenes para los pensionados.

En este sentido, las fuentes que hemos identificado en las últimas semanas están dirigidas a que aquellos con una mayor capacidad de contribuir en este momento sean los que aporten para alcanzar los objetivos del proyecto de ley de inversión social. Dicho de otra manera, se trata de acudir al bolsillo del más pudiente para contribuir al bolsillo del más vulnerable, sin tocar a la clase media pujante de Colombia.

Colombia enfrenta la crisis más grande de toda su historia. ¿Ve posible una reactivación económica?

Claro que la veo posible, los indicadores demuestran que crecimos muy por encima de lo esperado. La economía ha demostrado, a lo largo de la historia, ser tremendamente resiliente. ¡El resultado del PIB en el primer trimestre del año es muestra de ello! Otros indicadores nos dan razones para ser optimistas y para asegurar que este año creceremos por encima del 5 por ciento: las ventas minoristas medidas por la encuesta mensual del Dane se han recuperado paulatinamente mostrando un crecimiento de 20,1 por ciento en marzo de 2021.

La dinámica económica está íntimamente relacionada con el avance en el plan de vacunación que comenzó el mes de febrero del 2021. En los últimos meses hemos redoblado esfuerzos para que este avance a la mayor velocidad posible para lograr la apertura del 100 por ciento de la economía y, con seguridad, una pronta recuperación económica.

¿Y el efecto del paro y los bloqueos?

Tenemos que seguir invitando a que no se acuda a las vías de hecho, y, si logramos este objetivo, podremos crecer aún más de lo proyectado, y esto es muy importante porque generaremos empleo para muchos compatriotas y recuperaremos parte de lo perdido en pobreza durante la pandemia.

Las calificadoras de riesgo urgen una reforma tributaria, ¿cuándo se va a presentar esa reforma? ¿Usted cree que el país resiste una nueva reforma?

Los programas sociales no dan espera. Los colombianos más vulnerables siguen siendo afectados y necesitan una respuesta, que no podemos aplazar más. Pero tampoco podemos aplazar la estabilidad de las finanzas del país que invite a nuevos inversionistas. La construcción de consensos es la llave fundamental de este proceso. Como le mencioné, hemos realizado varias reuniones con diferentes partidos políticos, jóvenes, sectores sociales, gremios, academia, expertos en finanzas públicas, exministros y empresarios, con el fin de definir un pacto social con el que todos estemos de acuerdo.

¿Pacto social?

Muy generosamente, el Congreso de la República inició una serie de audiencias públicas en las que han invitado a diferentes actores como exministros de Hacienda, académicos y expertos, que permiten mantener un diálogo enmarcado en la representatividad de nuestra democracia, y de donde hay muchos elementos en común.

En los próximos días participarán los sindicatos, el Banco de la República, juventudes, gremios, el comité del paro, iglesias, centros de investigación, entidades territoriales, entre otros. Construyendo alrededor de consensos y dialogando razonadamente en Colombia es que podemos no quedarnos en las orillas del río para encontrarnos en la mitad del puente.

¿Están financiadas las necesidades de la nación este año?

El programa de financiamiento del 2021 avanza muy bien. En bonos internacionales y multilaterales estamos prácticamente finalizando con las operaciones de enero y abril y los préstamos ya en curso con la banca de desarrollo internacional. En el ámbito interno, las subastas semanales avanzan normalmente con sólidos niveles de demanda.

¿Es partidario de pedir un préstamo al Banco de la República?

Un crédito al Banco de la República no solucionaría el problema estructural de las finanzas de la nación, y pondría en duda la estabilidad de la política monetaria.

¿El Gobierno prevé ampliar las medidas de apoyo al empleo que se dieron durante la pandemia?

La ley de inversión social y financiamiento incluirá medidas que permitan proteger el empleo y generar oportunidades de trabajo. En primer lugar, vamos a preservar los empleos de los colombianos mediante la ampliación del Paef. En segundo lugar, vamos a promover la generación de empleo mediante un subsidio a los aportes en seguridad social. En tercer lugar, garantizaremos el acceso al crédito de las micro y pequeñas empresas para que puedan apalancarse y generar mayor empleo.

Asimismo, extenderemos el programa de garantías para facilitar el acceso a crédito del empresariado colombiano, especialmente, las micro y pequeñas empresas. Pero además de la protección al empleo, la ley incluirá la ampliación de los recursos que se destinan para cubrir hasta el 100 por ciento de la matrícula de los estudiantes en condición de vulnerabilidad. Y, por supuesto, garantizaremos la continuidad del programa Ingreso Solidario a los hogares que se beneficiaron durante la pandemia.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.