La misión cultural del Emisor es un proyecto de largo aliento

La misión cultural del Emisor es un proyecto de largo aliento

Los museos del oro, entre otros proyectos, son los ejes del trabajo cultural del banco central.

Museo del Oro en Bogotá

Los museos, junto a las bibliotecas y las colecciones numismáticas y de filatelia, hacen parte del proyecto cultural del Banco de la República.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / Archivo EL TIEMPO

Por: Juan José Echavarría
16 de diciembre 2018 , 10:00 p.m.

Hace unos días se designó a la literata y editora Ana Roda como nueva directora de la emblemática Luis Ángel Arango y su red de bibliotecas. La noticia es una buena excusa para resaltar el compromiso del Emisor con la cultura del país.

El Banco de la República tiene actividad cultural en 29 ciudades y preserva parte importante del patrimonio arqueológico, artístico y documental de los colombianos. A menudo, en viajes internacionales, otros banqueros centrales me preguntan con admiración (y hasta con cierta envidia) sobre el papel destacado que juega nuestro banco central en la actividad cultural en Colombia.

Los bancos centrales del mundo se ocupan de la política monetaria, cambiaria y crediticia, los medios de pago y la estabilidad financiera. Pero pocos tienen un papel en lo cultural como el Banco de la República. Cuando rediseñó la actual institucionalidad de nuestro banco central, la Ley 31 de 1992 determinó que este continuara cumpliendo con las funciones culturales y científicas que venía realizando desde su fundación en 1923. Las razones por las cuales ello es así guardan relación con episodios documentados de nuestra historia.

Cuando me preguntan, digo entonces que gracias a ese mandato constitucional y a la experiencia institucional adquirida, el Banco de la República ha articulado la economía con la cultura, en beneficio del progreso de este país tan diverso. Hemos aprendido a trabajar desde las regiones y a mantener políticas a largo plazo que nos protegen de los vaivenes de corto plazo.

El aporte del Emisor al desarrollo cultural se ha dado en cuatro líneas de trabajo: la Red de Bibliotecas, los museos del oro, la labor musical y las colecciones de arte, numismática y filatelia. En cada uno de esos frentes hay proyectos a largo plazo de gestión del patrimonio que generan conocimiento y permiten atender las necesidades de diferentes públicos, de manera cada vez más incluyente.

Gracias a la tecnología, la decisión tomada en los años ochenta de ampliar la labor del Museo del Oro y de la Biblioteca Luis Ángel Arango a otras ciudades ha convertido la actividad cultural del Banco en una red de intercambio cultural. Esta red lleva arte, música, libros, exposiciones, programación cultural y servicios a más de nueve millones de usuarios presenciales anualmente.

La labor de los museos del oro se ha transformado a través del tiempo, siempre con el compromiso de preservar un patrimonio invaluable para la identidad de los colombianos con estrictas medidas de seguridad y altos estándares de calidad.

Para esto ha sido necesario investigar ese patrimonio y ponerlo al servicio de un público con necesidades cambiantes en distintos contextos territoriales. Estos principios de seguridad, investigación, preservación y atención a las necesidades locales hacen sostenibles los procesos en el mediano y largo plazo.

Millones de usuarios

Con este mismo rigor y continuidad están hoy al servicio del público las colecciones bibliográficas de la Biblioteca Luis Ángel Arango y su red de bibliotecas, las cuales dan acceso a contenidos físicos y digitales a millones de usuarios dentro y fuera del país. La gestión de las colecciones de arte, numismática y filatelia se ha tecnificado con una infraestructura específica para gestión museológica y para prestar servicios en 29 ciudades de manera diferencial.

Hoy, el Museo Botero, el Museo Casa de Moneda y el Museo Miguel Urrutia son referente para el país. A su vez, las exposiciones itinerantes, ‘Imagen regional’ y ‘Obra viva’, cumplen un rol específico en la vida artística de las regiones y en la formación de los artistas.

La emblemática sala de conciertos de la Luis Ángel Arango lidera una temporada nacional de conciertos de grupos nacionales e internacionales, comisiona y produce obras de compositores colombianos y, a través de la labor educativa y de la convocatoria de jóvenes intérpretes, es un semillero de talento musical.

Desde que se creó la Subgerencia Cultural se ha contado con comités asesores externos que, junto a los grupos especializados internos, a la investigación permanente y a la infraestructura de apoyo administrativo y legal, le han permitido al Banco mantener un alto rigor en sus procesos.

El Banco agradece haber podido oír a expertos en cada una de las áreas culturales que gestiona. Este apoyo garantiza la transparencia y la consolidación de colecciones patrimoniales para el beneficio de un amplio público nacional. A través de su labor cultural, el Banco ha apalancado el trabajo y la creatividad de muchos artistas, músicos, curadores, investigadores, escritores, académicos y creadores en general. Estos artistas y gestores culturales reconocen que gracias a esta oferta continuada y de calidad encontraron herramientas y espacios para desarrollarse profesionalmente.

Lo local y lo global

El trabajo en red permite estar en contacto con lo local al tiempo que se abren ventanas al mundo. En un día cualquiera, una persona en Florencia, Caquetá, escucha un cuarteto inglés, un joven en Cali visita una exposición de los Black Panthers o una niña en Ipiales conoce y escucha a un escritor español.

El esfuerzo cultural trasciende fronteras. En solo este 2018, el Museo del Oro visitó dos ciudades en Corea del Sur y piezas de su colección estuvieron en dos reconocidos museos de los Estados Unidos. La colección de arte fue a Madrid y el Museo del Prado trajo una obra al Museo de Arte Miguel Urrutia. Obras de nuestra colección fueron a Alemania, Francia, España y Brasil. La temporada de conciertos llevó artistas internacionales a diferentes ciudades.

Cada día, gracias a las ‘cajas viajeras’ de las bibliotecas y a las ‘maletas didácticas’ de los museos, maestros y mediadores llevan al hombro, por ríos y montañas, material de formación y disfrute que anualmente llega a más de 500.000 usuarios alejados de las cabeceras municipales y centros educativos. La biblioteca virtual, la primera creada en Latinoamérica (1996) y ganadora en dos ocasiones del Digital Humanities Awards, permite que sus colecciones y proyectos estén disponibles para millones de personas en el universo virtual.

¿Cómo mantenemos vigente esta misión cultural? Medimos nuestro impacto con datos, otra habilidad de la banca central. Los indicadores de la labor cultural que recolectamos en todo el país cada tres años permiten establecer que nuestros servicios generan confianza a nuestros usuarios: en sí mismos y en su comunidad. Esta confianza consolida la credibilidad de la que goza el Banco de la República como una de las instituciones más sólidas del país.

Sé que nuestra labor cultural es un trabajo de equipos, no de individuos, y que los gerentes que me antecedieron y los muchos colaboradores y líderes de la gestión cultural han aportado durante años a esta tarea. Todos los días identificamos algo en lo que hay que mejorar y lo asumimos con responsabilidad. Y cada día el público nos recuerda que el trabajo realizado ha tenido un gran impacto que podemos mostrar.

JUAN JOSÉ ECHAVARRÍA
Gerente General del Banco de la República

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.