Ingenieros, hay que dar el siguiente paso / Opinión

Ingenieros, hay que dar el siguiente paso / Opinión

A la capacitación académica hay que sumarle un alto nivel de formación moral y de valores.

Ingeniería

No basta lo que de buena forma ofrecen las universidades y sus facultades; también es determinante la ética en el día a día del ejercicio profesional del ingeniero.

Foto:

123rf

Por: Luis Alberto González Araújo
07 de septiembre 2018 , 08:29 p.m.

Todos los días podemos expresar nuestra preocupación por los problemas que enfrentamos, no solo en infraestructura sino –en general– en la ingeniería. Y, con esto, lo que sigue es dedicarnos a buscar responsables y sancionarlos.

También podemos levantar estadísticas de lo que ha sucedido en Colombia y en el mundo, y, de acuerdo a cómo nos afecte, opinar en un sentido o en el otro.

Infortunadamente, situaciones como las sucedidas en Chirajara, Hidroituango, en Colombia; y los puentes Morandi, en Italia, o el que estaba en construcción frente a una universidad en Miami (EE. UU.), entre otros, pueden volver a ocurrir por razones naturales o antrópicas, pero es nuestro deber como ingenieros lograr que la probabilidad de ocurrencia sea mínima.

La pregunta es: ¿cómo lograrlo? La respuesta es muy sencilla: haciendo las cosas bien. La siguiente pregunta es: ¿cómo hacer las cosas bien? y, quizás, la respuesta sea un poco más extensa.

Desde las facultades y los programas de ingeniería buscamos ofrecer una formación de calidad en los aspectos propios de la disciplina y demás habilidades asociadas, tanto en pregrado como en posgrado, para garantizar la idoneidad profesional.

De parte de las entidades contratantes (oficiales o privadas), se trata de establecer las condiciones adecuadas, sociales, técnicas y financieras, que permitan la buena ejecución de la actividad que se defina, mientras que por parte de la sociedad se espera un alto compromiso con las iniciativas y proyectos, y que –además de apoyar las que promuevan el desarrollo–, también hagan el control social que corresponde a cada una.

Los ingenieros pueden evitar que sus obras tengan problemas, ¿cómo?, haciendo bien las cosas desde el principio

Y, desde los gremios, el objetivo es que sean garantes del mejoramiento de la calidad de vida y el bienestar. De igual manera, los consejos profesionales deben proteger a la sociedad promoviendo el buen ejercicio de la profesión y cuidándola de las malas prácticas, en este caso de la ingeniería.

No menos importante es que cada una de las personas involucradas en este proceso, acrediten un alto nivel de formación moral y de valores, que van desde el hogar, el barrio, el colegio, la universidad, la oficina y todos los escenarios de la vida, para actuar con honestidad.

Todo lo anterior se debe hacer en total armonía; de lo contrario, en caso de que alguno de los actores falle, se seguirán repitiendo los tristes titulares y las graves tragedias. Por eso, hay que dar el siguiente paso.

LUIS ALBERTO GONZÁLEZ ARAÚJO
Director de la Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería (Acofi).

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.