La construcción, un gran ‘insumo’ para el desarrollo / Opinión

La construcción, un gran ‘insumo’ para el desarrollo / Opinión

Al comprar una vivienda, nueva o usada, se dinamizan otros mercados.

Insumos

Para la construcción de proyectos de vivienda, oficinas y otros usos se demandan gran variedad de insumos.

Foto:

123rf

03 de agosto 2018 , 07:44 p.m.

Unos familiares compraron un apartamento usado a buen precio con el fin de arrendarlo y destinaron algunos recursos adicionales para pintarlo, remodelar la cocina y los baños, cambiar la alfombra y poner pisos de madera. Ya “entrados en gastos” –como se dice coloquialmente–, decidieron equiparlo con nuevos clósets.

Algo similar sucedió con un amigo y su esposa, quienes tras buscar durante casi un año una vivienda nueva que se acomodara a sus gustos y presupuesto, por fin tomaron la decisión e invirtieron. Ellos la compraron para habitarla y con la fiebre de estrenar, la tentación de renovar el mobiliario los acompañó durante el proceso. Camas nuevas, mesas auxiliares, cortinas y otras ‘arandelas’ sumaron a sus cuentas.

Como estos dos casos, a diario se presentan muchos que mueven diferentes negocios estrechamente ligados a los sectores constructor e inmobiliario: compra de materiales y accesorios, remodelaciones, y visitas a centros de diseño, entre otros.

Y, más allá de esto, también se destaca la vivienda nueva que se está desarrollando y para la cual se demandan, al por mayor, grandes cantidades de insumos y mano de obra. Con esto, igualmente, llegan las firmas especializadas en administración de copropiedades, empresas de vigilancia y otros servicios.

Remodelaciones, servicios de administración e insumos son algunos de los negocios adicionales atados a la construcción

Estos ejemplos sirven para retomar un dato que la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) siempre destaca en diferente escenarios y que esta semana recordó, durante la presentación del informe número 13 de Tendencias de la Construcción: “La industria edificadora mueve cerca de treinta subsectores, entre ellos los mencionados anteriormente, y casi 34 billones de pesos anuales en insumos, de los cuales 23 billones corresponden a la demanda de acero, cemento y productos plásticos, para citar solo algunos”. El resto, según el gremio constructor, corresponde a otros sectores productivos.

A esta dinámica también vale sumarle el reciente dato del Producto Interno Bruto (PIB) de las actividades inmobiliarias, que –según el Dane– aumentó 2,9 por ciento durante el primer trimestre del año. Ayer, precisamente, la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas) clausuró su congreso anual en Cartagena y este dato fue relevante.

Al respecto, destacó cómo las firmas inmobiliarias han ampliado sus líneas de negocio, porque las familias y los inversionistas –más allá del arrendamiento y de la tradicional compraventa de viviendas nuevas y usadas– están demandando avalúos, orientación especializada sobre inversiones con derechos fiduciarios y hasta servicios de administración.

Por eso, la inversión en vivienda del amigo, del familiar, o suya, es el comienzo de una gran cadena que confirma día a día por qué este sector y los treinta adicionales que ‘jalona’ son una apuesta para el desarrollo.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador editorial Vivienda
En Twitter: @GabrielFlorezG

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.