‘Ecolodge’: arquitectura que mezcla aventura y tradición

‘Ecolodge’: arquitectura que mezcla aventura y tradición

En Colombia, la hotelería vernácula es una opción para atender demanda de alojamientos diferentes.

Eco1

La permacultura utiliza los patrones del ecosistema, para el diseño de espacios.

Foto:

Cortesía: Hotel Cosmogénesis

Por: Diana M. Díaz G.
25 de enero 2019 , 10:15 p.m.

Se dice que los millennials están transformando la forma de hacer turismo por su forma de ver el mundo, que consiste en retarse, experimentar y aprender siempre algo diferente.

Este mensaje ha logrado hacer eco en varias industrias, entre ellas el turismo, donde algunos empresarios encontraron en la arquitectura vernácula una atractiva forma de ofrecer hospedajes alternativos, con espacios en los cuales los viajeros tienen la posibilidad de vincularse directamente con las poblaciones locales y su entorno.

Al respecto, Clara Eugenia Sánchez, arquitecta y profesora de la Universidad Nacional de Colombia, explica que estos desarrollos utilizan los recursos locales para adecuarse a las condiciones climáticas y geográficas de cada lugar.

“Antiguamente, cuando el hombre requirió un espacio para vivir observó a su alrededor y encontró refugios naturales que le enseñaron a adecuarse a distintos escenarios”, explica la arquitecta.

Contacto con las culturas

Sin embargo, con el paso del tiempo estas construcciones han evolucionado y ahora hacen parte de una oferta diferente, “la cual, por medio de formas, acabados y manifestaciones estéticas, evidencian la diversidad y riqueza cultural del país que permanece viva, gracias a los maestros que han desarrollado herramientas y técnicas que se adaptan a las particularidades locales.

Uno de esos lugares es Cosmogenésis, ubicado en el municipio de Restrepo (Meta), donde los visitantes pueden interactuar armónicamente con el medioambiente.

Según José David Guarín, su administrador, “para la construcción del hotel se tuvieron en cuenta la experticia y las técnicas vernáculas de los habitantes de la región. Por eso, los materiales no producen residuos, sino que, por el contrario, al cumplir su ciclo se reintegran al entorno y logran un confort térmico y acústico, sin utilizar mecanismos artificiales”.

Otra característica del hotel es que se desarrolló bajo los parámetros de la bioconstrucción, “que busca una salida a la manera depredadora y contaminante de construir por el ser humano. Para ello, se crean condiciones sustentables por medio de tecnologías como los biofiltros, la energía solar y los baños ecológicos, que logran que los visitantes se desconecten de la tecnología y se encuentren con la naturaleza”, agrega Guarín.

También, en pleno corazón del desierto de la Tatacoa (Huila), se encuentra Bethel Bio Luxury Hotel, un lugar que encontró en el Pelá –una planta con grandes beneficios constructivos– la posibilidad de reducir hasta 20 grados la temperatura interior. Según el arquitecto y empresario Frank Corredor, esto es producto de la sabiduría de los maestros de la región, pues el hotel está ligado a un concepto que gira en torno a la artesanía, al trabajo manual y a la que Corredor identifica como “la perfecta imperfección de la naturaleza”. De hecho –anota–, “aquí se pueden apreciar la madera y sus vetas irregulares, o detalles tan insignificantes como la disposición de las puntillas”.

Hotel2

El arbusto Pelá, ideal para reducir la temperatura, usado en Bethel Bio Luxury Hotel, en pleno corazón del desierto de la Tatacoa (Huila).

Foto:

Cortesía: Bethel Bio Luxury

Según el arquitecto, “esto tiene una gran simbología, pues estas se instalan según la idiosincrasia local, lo que hace parte de su arquitectura tradicional, que, sin duda, es la esencia del lugar y el valor agregado del hotel”.

En línea con este tipo de construcciones, pero abrazado por la Cordillera de los Andes, se encuentra Casa San Carlos Lodge, un lugar ubicado en el departamento de Risaralda y concebido para disfrutar del paisaje cultural cafetero, donde –según Laura Builes, gerente del hotel–, “este Lodge operado por OxoHotel protege la herencia de la región”.

El lugar nació en 1925 como un hogar cafetero; sin embargo, con algunas transformaciones ha llegado a esta época para ofrecer las bondades de su ubicación y, por lo tanto, de materiales como la guadua (el acero de la selva colombiana), de esta forma se le da un carácter artesanal con un diseño exclusivo y una construcción que se mimetiza con las montañas.

A esto, Builes le agrega un proceso de reforestación que incluyó la siembra de 400.000 árboles en el sector y el aporte de 140 artesanos que también implementaron materiales como piedras, árboles y otros recursos naturales de la zona.

HOTEL3

La fusión de materiales y técnicas de antaño hacen parte de la arquitectura de Hacienda Macedonía en Barichara (Santander).

Foto:

Cortesía: Hacienda Macedonia

Barichara también entró en la onda

Hacienda Macedonia, en Barichara (Santander), es otro ejemplo del concepto ‘ecolodge’. Allí se utilizó mano de obra local, artesanos, maestros y arquitectos de la región, con un alto grado de conocimiento y de sensibilidad por las técnicas locales.

Según Ariel Olarte, gerente de Macedonia, la construcción tiene el 70 por ciento de tierra y el 30 por ciento restante entre maderas y otros materiales.

“Para enriquecer la belleza de una hacienda de 200 años de antigüedad, era necesario utilizar insumos y prácticas similares a las de su época como la tapia pisada, el bahareque y la piedra”.

Además, los beneficios de este tipo de construcción radican en promover la tradición arquitectónica de su sitio de origen, con el uso de materiales reciclados para puertas, ventanas, tejas y vigas, entre otras.

DIANA M. DÍAZ G.
REDACCIÓN VIVIENDA Y CONSTRUCCIÓN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.