Secciones
Síguenos en:
Los graves riesgos para Hidroituango ante posible cambio de contratistas
Casa de máquinas de Hidroituango

Las dos primeras turbinas de generación deben iniciar operación en el año 2022.

Foto:

Grupo EPM

Los graves riesgos para Hidroituango ante posible cambio de contratistas

Las dos primeras turbinas de generación deben iniciar operación en el año 2022.

FOTO:

Grupo EPM

Expertos afirman que en este escenario las dos primeras unidades de generación no entrarían en 2022.

El plan de acción que inició Empresas Públicas de Medellín (EPM) para buscar en el mercado posibles contratistas que reemplacen a algunos de los actuales, en caso de que no puedan o no quieran seguir ejecutando las obras del proyecto hidroeléctrico Ituango –como consecuencia del fallo de responsabilidad fiscal proferido por la Contraloría General de la República–, en lugar de dar un parte de tranquilidad, ahondó las dudas sobre la terminación del proyecto, no solo en cuanto a la entrada en operación de las dos primeras unidades de generación, sino en torno al resto del complejo hidroeléctrico, que tiene seis unidades más.

(Le puede interesar:  Cámara de Infraestructura pide retirar artículo que modifica la ley de garantías)

En primer lugar, si bien la empresa dijo que esta opción de cambio de contratistas e interventores no es lo que prevé, las recientes visitas realizadas por 10 firmas de ingeniería el 13 y el 14 de septiembre no solo se hicieron para conocer las instalaciones de las obras y detalles técnicos de las mismas, sino que estuvieron precedidas por la firma de un acuerdo de confidencialidad, conocido por EL TIEMPO.

Fuentes cercanas al proyecto y a varias de estas empresas le confirmaron a este diario la existencia de ese documento, firmado por el vicepresidente de Proyectos e Ingeniería de EPM, Gabriel Jaime Betancourt Mesa, el cual compromete a las partes (EPM como reveladora) y las firmas visitantes (como receptoras) a guardar reserva sobre toda la información confidencial y estratégica de la otra, “a la que se tenga acceso con ocasión de los acercamientos encaminados a verificar el interés de participar en la continuación y terminación del Proyecto Hidroeléctrico Ituango”.

(No deje de leer: ¿Quiénes podrían aplicar al traslado exprés a Colpensiones?)

Pero más allá de la confidencialidad firmada con cada posible interesado, sobre la que EPM indicó que es un documento típico que utiliza en muchos de los proyectos de la compañía y que busca proteger la información sensible de los proyectos y de la empresa, tanto dentro del sector de la ingeniería como del mismo sector eléctrico, crece la preocupación por el impacto tanto en la entrada en operación de la hidroeléctrica como en la terminación de las obras totales, por una posible decisión en este sentido.

Determinación que por ahora sigue en proceso, ya que las firmas interesadas aún no reciben información técnica de detalle que les permita estructurar una propuesta.

¿Remedio perjudicial?

Según le confirmó EPM a EL TIEMPO, los plazos que le tomaría contratar nuevos proveedores o contratistas dependerán, en buena medida, de la estrategia que se adopte y las circunstancias en las que se haga.

“Es bueno aclarar que dentro de las normas contractuales existe la posibilidad de hacer procesos más ágiles y expeditos que los de una licitación”, indicó la empresa ante una pregunta formulada.

Otra preocupación es el estado del vertedero, que no está hecho para el paso continuo de agua.

Foto:

Grupo EPM

Sin embargo, las fuentes consultadas advierten que el cambio de contratista es lo de menos, ya que lo realmente complejo y duro es lo que vendrá después, porque tras asumir las obras pendientes el contratista o consorcio que llegue –el que sea– deberá hacer un proceso de mínimo un año para alcanzar el ritmo de obra que hay actualmente. “No es como cambiar un bombillo y arrancar. Eso toma su tiempo”, dijo la fuente.

De hecho, hace unas semanas, cuando se conoció el fallo de responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República, la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) recalcó que si se reabre un proceso en busca de nuevas empresas, esto llevaría a un “retroceso colosal”, ya que en un proyecto tan grande el cambio de contratista y la incorporación plena de uno nuevo pueden tomar meses e incluso años.

La fuente consultada comparte la posición y confirma que “traer un contratista en este momento, sea la firma o el consorcio que pueda llegar, implica un atraso de muchos meses en la ejecución de la obra, desde el punto de vista técnico”.

Por ejemplo, una de las principales dificultades por afrontar es el reemplazo de la mano de obra que hoy trabaja en el proyecto (unas 5.000 personas), ya que actualmente hay un equipo humano que “es de las entrañas de cada una de las empresas” y que no va a aceptar iniciar un nuevo trabajo con un tercero que no conoce, por principios, valores y hasta por conveniencia desde el punto de vista laboral.

“El conocimiento lo tienen los ingenieros, los operarios y los profesionales, y eso no se consigue de la noche a la mañana”, agrega.

Hay un equipo humano que es de las entrañas de cada una de las empresas y que no va a aceptar iniciar un nuevo trabajo con un tercero que no conoce, por principios y por conveniencia laboral

Además, según la fuente, desde el punto de vista técnico, para todas las instalaciones provisionales nuevas habrá que mandar a hacer equipos (los que hay son de los contratistas actuales) y las firmas que lleguen tienen que volver a tramitar licencias ambientales, un proceso que toma alrededor de un año. “Solo una de las licencias ambientales para tener la autorización de la planta de tratamiento de aguas del campamento se demoró años”, recalca.

Y desde el punto de vista de construcción, en la casa de máquinas, que es el corazón del proyecto, en este momento se está recuperando la parte norte, en la que había cuatro equipos, de los cuales se espera que en el 2022 entren a operar los dos primeros.
Es decir, no solo faltarían los otros dos para conformar los cuatro de este costado, sino que en la parte sur, en la que estarán previstas las otras cuatro unidades de generación, literalmente no se ha hecho nada.

Y a ello se suma que la galería auxiliar de desviación (GAD) –es decir, la que colapsó y generó la contingencia– aún no está sellada del todo y existen otros túneles que falta por sellar adecuadamente, entre otras obras claves.

“La idea es estar entregando las dos primeras unidades funcionando en 2022, pero le garantizo que si hay cambio de contratista, ese plazo no se cumple”, subrayó el experto consultado.

Reclamaciones, factor para ponderar

Otro de los escenarios posible, si las obras de Hidroituango son asumidas por una firma nueva, serán las reclamaciones, ya que, según la fuente consultada, el contratista que llegue y mire inconvenientes que no alcanzó a ver en el papel, hará exigencias, no solo pidiendo más plata, sino más tiempo, y esto implica demoras en arrancar y en terminar.

Asimismo, desde el punto de vista de los nuevos seguros que deberá acreditar el nuevo contratista, no es claro qué compañías vayan a expedir las pólizas, ni en qué condiciones, cuando la firma solicitante le diga que va a terminar un trabajo que hizo otro y que va a tener la interventoría y supervisión de otra firma que no fue la que trabajó desde el inicio y que no conoce la historia.

De hecho, una de las observaciones del sector de la ingeniería y de los empresarios antioqueños a la Contraloría General de la República es que no se entiende la celeridad del fallo si la compañía de seguros ha venido pagando (van 350 millones de dólares según EPM), y se prevé que siga haciendo desembolsos, lo cual reduce el monto del detrimento patrimonial final.

“La propuesta que le hicieron a la Contraloría es que espere que el seguro termine de pagar y luego sí mire el monto por el que tienen que responder los supuestos responsables fiscales”, indicó la fuente.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Encuentre también en Economía:

Canadá: abren más de 600 ofertas laborales para que trabaje en el exterior

Quién es Xu Jiayin y cómo llevó a Evergrande al borde del colapso

¡Pilas! Los productos que valdrán menos en el Día sin IVA

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.