Pasarán 30 años para que tercera parte de vehículos sean eléctricos

Pasarán 30 años para que tercera parte de vehículos sean eléctricos

Gobierno dice que hay limitaciones que restringen el cambio hacia estos sistemas.

Carros eléctricos

La política energética busca migrar hacia las fuentes de cero emisiones, pero en el caso de la movilidad eléctrica persisten barreras que hacen que la transición tome varias décadas.
.

Foto:

iStock

Por: Economía y Negocios
09 de enero 2020 , 08:53 p.m.

Aunque Colombia está metida de lleno en la transición energética buscando electrificar la economía a partir de la generación con fuentes renovables (convencionales y no convencionales) y diversas voces claman por un cambio más acelerado, en el caso de los combustibles líquidos la transición no será tan rápida.

Así lo señalaron el Ministerio de Minas y Energía y la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), al presentar Plan Energético Nacional 2050 y Plan de Abastecimiento de Gas Natural. Según las proyecciones del primer documento, dentro de 30 años, en el año 2050, solo un 30 por ciento de los vehículos del país incluyendo las motos, será eléctrica.

“Un 12 por ciento de los automóviles, camionetas y camperos particulares serán eléctricos, mientras que un 50 por ciento de las motos se moverán con este tipo de tecnologías. En cuanto al transporte público individual, un 30 por ciento de los taxis serán eléctricos mientras que otro 30 por ciento se moverá con gas natural vehicular”, advirtieron las entidades.

“Uno quisiera que la tecnología ya esté lista para cambiarnos a algo con cero emisiones. La realidad es que hoy todavía no puede generar una sustitución total y eso hace que los combustibles líquidos se vayan a seguir utilizando por un tiempo importante", recalcó la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

(Le puede interesar: Auge renovable prende alertas por la estabilidad del sistema eléctrico)

Hoy el 48 por ciento de los energéticos del país se producen con base en combustibles líquidos frente 30 por ciento en electricidad y gas. Y para el 2050 la balanza se va a invertir. Por ello, según la funcionaria, es que las energías renovables son importantes en que la fuente de generación de energía sea limpia.

“Apostamos por las energías del futuro y por la movilidad eléctrica, pero tenemos que ser realistas con los colombianos: hoy en día un carro eléctrico vale 100 millones de pesos frente uno que se puede comprar de 40 millones de pesos. Las limitaciones hacen que la movilidad tenga restricciones para volverse eléctrica”, señaló.

Nueva alerta por gas desde 2024

Y cuanto al abastecimiento de gas natural y pese a los avances en la reactivación del sector hidrocarburos con el Proceso Permanente de Asignación de Áreas y la firma de contratos offshore, la UPME estima que a 2024 habría un déficit de gas natural, lo cual exige esfuerzos adicionales como la ejecución de nuevas obras de infraestructura para importación y para consolidar la red nacional de transporte.

“El gas natural, que utilizamos para cocinar los alimentos o que ya se usa en sistemas de transporte masivo, es un combustible fundamental como parte de esta transición hacia energías cada vez más limpias. Esta realidad nos exige esfuerzos adicionales como la ejecución de nuevas obras de infraestructura para importación y para consolidar la red nacional de transporte”, explicó la Ministra de Energía María Fernanda Suárez.

Entre estas obras, se contemplan la Planta de Regasificación del Pacífico, así como un Sistema Nacional de Transporte que permita la interconexión de los sistemas y el flujo bidireccional sin restricciones entre la Costa Atlántica y el interior del país.

Esta realidad nos exige esfuerzos adicionales como la ejecución de nuevas obras de infraestructura para importación y para consolidar la red nacional de transporte

Y como con los descubrimientos el gas para el 2024 no alcanza desde ese año, se contempla la planta de gas en Buenaventura para construir gas y adicionalmente bidireccionalidades en los gasoductos existentes, con el fin de llevar el recurso que se produce en Casanare hacia la costa Atlántica.

En cuanto a la planta de regasificación, uno de los aspectos más complejos no es esta infraestructura como tal, sino el gasoducto entre Buenaventura y Yumbo, debido a que este tipo de obras toman bastante tiempo desde su estructuración hasta su ejecución final y conexión.

De hecho, desde hace varios meses en la Upme hay unos pliegos publicados para  consulta del mercado, pero la entidad no ha sacado la convocatoria, lo cual aprieta los tiempos para seleccionar al inversionista y para construir el proyecto.

© ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.