Bancarizar más familias para que accedan a vivienda, meta del Gobierno

Bancarizar más familias para que accedan a vivienda, meta del Gobierno

Minvivienda lanzó sitio web de programa social y Asobancaria planteó acciones para impulsar créditos

Bancos

Se espera que este año más personas soliciten créditos hipotecarios, que, en el caso de la oferta social, son complementarios de los subsidios.

Foto:

Luis Lizarazo

Por: Gabriel E. Flórez G.
01 de marzo 2019 , 06:47 p.m.

Aunque se mantiene en terreno negativo, la disposición a comprar vivienda en Colombia muestra un cambio de tendencia, lo que significa que más personas demandarán créditos hipotecarios y, en consecuencia, el sector financiero seguirá como el aliado natural para consolidar el ajuste del sector.

Estas fueron algunas de las reflexiones que dejó el foro de Asobancaria que se realizó en Bogotá esta semana. A propósito del tema, y tras reconocer una variación real negativa de 2 por ciento en el crecimiento del sector constructor en el 2017 y de 1,3 por ciento el año pasado, el presidente del gremio, Santiago Castro, destacó que este año “habrá punto de inflexión que nos permite presagiar una dinámica positiva”.

Durante su intervención, Castro también resaltó el impacto positivo de los programas del gobierno con la entrega de subsidios de vivienda presentes en cerca de 72.500 desembolsos el año pasado, 52.500 de ellos del programa Mi Casa Ya (que incluye el subsidio a la tasa de Interés).

El directivo también destacó 20.000 del programa para rangos medio y alto (no VIS) y señaló que, aunque este fue ejecutado en un ciento por ciento en octubre pasado y no continuará este año, el Ministerio de Vivienda logró asignar 33.800 cupos para Mi Casa Ya y 25.000 para no VIS, que están alineados con los requerimientos estimados para la VIS en el 2019.

De hecho, ahora la expectativa está puesta en cómo reaccionará el mercado de estrato medio y, en ese sentido, el hecho de tener aún tasas de interés en un promedio de 10,5 por ciento permite presagiar que la situación se podrá sobrellevar, incluso, si se tiene en cuenta que el PIB de edificaciones cerró el 2018 con un alza de 1 por ciento.

A través de los programas del Gobierno es posible generar acciones para bancarizar a las familias

Al respecto, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, señaló que la cartera hipotecaria es la modalidad que más crece y tiene menores niveles de deterioro: 8,4 por ciento real en el 2018, contra, por ejemplo, 5,1 por ciento de la de consumo o 0,4 por ciento de la comercial.

“En 2018, duplicamos los subsidios de Mi Casa Ya y esperamos mantener una tendencia creciente en el cuatrienio”, explicó el funcionario, quien agregó que en enero pasado “se logró la aprobación fiscal más expedita desde el inicio del programa”.

Aun así, el Ministro señaló que la política pública en materia de vivienda debe afrontar dos realidades: la baja profundización de la cartera hipotecaria y la poca regresividad de los subsidios de vivienda. Por eso, esta semana anunció la creación de una comisión asesora para la profundización de la cartera, y, de esa manera, aumentarla en el cuatrienio a 8,5 por ciento del PIB.

Tras una historia crediticia

En línea con esto, el objetivo del Gobierno es que los hogares de menores ingresos logren el cierre financiero para adquirir una vivienda, algo que aún es complicado, pese a la existencia de subsidios. Tras esa búsqueda, Malagón destacó el impacto que tendrán programas como el Semillero de Propietarios, con el cual se aumentará la progresividad de los subsidios, especialmente entre quienes ganan menos de dos salarios mínimos (1’656.232 pesos).

Como lo destacó este viernes EL TIEMPO, a esta iniciativa que impulsa el arriendo con opción de compra ya pueden inscribirse en www.minvivienda.gov.co para acceder a 40.000 subsidios destinados para este año, de un total de 200.000. Según Malagón, también está la opción a través de las oficinas del Fondo Nacional del Ahorro (FNA).

Lo interesante es que, tal y como lo explicó el Ministro, este modelo de inversión será determinante para impulsar la bancarización, ya que los elegidos podrán suscribir contratos de arrendamiento para oferta VIS con opción de compra por un periodo de 24 meses, durante el cual el éxito del proceso estará reflejado –además de la ayuda del Gobierno– en la cultura de ahorro de los beneficiarios.

Y es ahí donde está la clave, porque durante este lapso, el hogar hará un aporte mensual de 150.000 pesos de arriendo; por su parte, el Gobierno otorgará el subsidio de 495.000 pesos, pero, mientras tanto, la familia ahorrará en cualquier entidad financiera 200.000 pesos, que darán la señal de qué tan juiciosa es en el proceso. De paso, será el insumo de las entidades financieras para bancarizarla y hacerla sujeto de crédito.

“Uno de los mayores inconvenientes de las familias al tratar de cumplir el objetivo de tener vivienda es que no logran el cierre financiero; por eso, el programa es tan importante”, concluyó el Ministro de Vivienda.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Twitter: @GabrielFlorezG

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.