Impulsan estrategias para formalizar la mano de obra en Colombia

Impulsan estrategias para formalizar la mano de obra en Colombia

El sector constructor tiene más trabajadores especializados, según Camacol y cifras del Dane.

Mano de obra

Un estudio de caracterización sectorial de Camacol y el Sena, señala que los maestros, oficiales y ayudantes duran, en promedio, 20, 10 y 3 años en sus puestos, respectivamente.

Foto:

iStock

Por: Diana Marcela Díaz G.
03 de mayo 2019 , 06:35 p.m.

La época en la que un obrero de la construcción pasaba de un proyecto a otro en una semana por unos pesos de más y sin mayores reparos, porque no había una vinculación formal, parece que es cosa del pasado. Una primera pista la estaría dando la Gran Encuesta Integrada de los Hogares (GEIH) del Dane, que reveló que de 860 trabajadores de este sector entrevistados entre noviembre del 2018 y enero del 2019, el 47,67 por ciento fueron formales y el 52 por ciento, informales.

Aunque la clasificación todavía ubica a la informalidad por encima, es evidente que la brecha se ha cerrado. Al respecto, Sandra Forero Ramírez, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), resaltó que desde finales del año pasado se han registrado continuas reducciones en la informalidad, al punto de que al corte de enero pasado, esta se ubicó 10 puntos porcentuales por debajo del promedio histórico.

Otro indicador que confirmó la necesidad de reforzar los procesos hacia la legalidad laboral en el sector fueron los 133.025 puestos nuevos de trabajo que generó en marzo, que, según el Dane, representaron una variación de 10,5 por ciento en comparación con el mismo mes del 2018.

Y es que esta cifra de empleo no es menor: son 1,4 millones de personas vinculadas a la industria, con una dinámica interesante en Bogotá, Pereira, Villavicencio y Bucaramanga. En este entorno, el reto es mayor, si se tienen en cuenta que además de las cargas regulatorias y tributarias y el exceso de trámites y requisitos al ejecutar los proyectos, hay costos adicionales para formalizar la mano de obra.

A esto, Forero le suma otras complejidades por la particularidad del proceso constructivo, que también incluye personas con conocimientos y habilidades especializadas en cada fase y que van evolucionando a lo largo del ciclo.

Estabilidad y educación

Otro aspecto que estaría demostrando que se han asumido acciones es la estabilidad de quienes están vinculados a una obra, tal como lo explica el estudio de caracterización sectorial de Camacol y el Sena, en el cual los maestros, oficiales y ayudantes registraron una duraciones promedio de 20, 10 y 3 años, respectivamente.

Igualmente, con base en el mismo estudio, el 55 por ciento de estos manifestó que trabajaba en el sector por gusto y otro 33 por ciento, que era lo único que sabía hacer, mientras que el 12 por ciento restante no respondió.

Para reforzar los conocimientos empíricos de algunos de ellos, la dirigente gremial destaca cómo la formalización debe ir de la mano de la educación, pues los trabajadores con mayores conocimientos y habilidades permiten disminuir los reprocesos y aumentar la productividad. “Es decir, mejora el bienestar de los trabajadores, pero también fortalece el tejido empresarial”, anota.

La estabilidad de la mano de obra vinculada a los proyectos de construcción ha mejorado

Sin embargo, es algo que debe reforzarse mucho más, pues según la GEIH del Dane, la mano de obra en el sector aún registra un rezago educativo, pues al 2018, únicamente el 17,1 por ciento tenía estudios de educación superior, y solo el 30,6 por ciento alcanza un nivel de básica secundaria, es decir, de sexto a noveno grado. Le sigue el nivel de básica primaria (primero a quinto grado) con el 27,8 por ciento y el nivel medio (décimo grado a técnico), con el 22,2 por ciento, mientras que el 2,3 restante no respondió.

Más capacitación

Para contrarrestar la situación, la participación de la empresa privada y de varias multinacionales vinculadas a la industria ha sido determinante. Alejandro Ruiz, jefe de marca de Constructor, coincide con la presidenta de Camacol en que la educación y la formalización trabajan de la mano.

“La idea, por lo tanto, es regular temas como el salario y la capacitación, creando alternativas con ofertas digitales para que los especialistas de la construcción desarrollen sus capacidades y reciban educación de calidad. Esto es una ganancia para la industria, pues al alcanzar un nivel más técnico y riguroso en sus operaciones, optimizan mejor el tiempo y los recursos”, anota.

En esa tarea está el Círculo de Especialistas, que surgió de una alianza del Sena y Constructor, cuyo objetivo es apoyar el crecimiento de los trabajadores de la construcción. Para ello dispone de 40 sedes, donde pueden acceder a información de forma gratuita y tienen la posibilidad de alquilar herramientas y aprender sobre el manejo de materiales, entre otros.

Pavco está en la misma dirección con el programa Plomero Profesional que también impulsa con el Sena. Según Ernesto Guerrero, vicepresidente de la compañía, la idea es capacitar y certificar a especialistas formados empíricamente. “Más allá de un beneficio para las empresas, es un incentivo para ellos y para sus familias, por lo que la oferta se dirige a ferreterías, mayoristas y trabajadores que deseen tecnificar lo aprendido a lo largo de su vida laboral y certificarse posteriormente”, explica Guerrero.

“Es muy gratificante ver cómo la gente que ‘se ha hecho en obras’, invierte su tiempo estudiando para obtener su graduación; esto refleja la importancia de desarrollar más programas de este tipo en el país”, agrega el directivo, quien desataca que a la fecha, este programa ha capacitado a más de 3.000 personas en todo el país.

¿Obras en la casa?, mejor con trabajadores idóneos

La marca Constructor, se Sodimac, también tiene unas recomendaciones para quienes buscan mano de obra calificada, con el fin de realizar trabajos en sus inmuebles. 

-Buscar personal para una obra en casa se puede hacer en la ‘web’ o en cadenas especializadas, entre otras.

-La dinámica está ligada a la formalización. Clave pedir documentación, experiencia laboral y datos de contacto.

-Descuidar una obra que se contrata para la casa es un error. Por eso hay que estar pendiente del proceso de construcción.

-Una buena alternativa es dividir el trabajo por tareas y fechas de entrega; así tendrá control de las obras y del presupuesto.

-Es mejor ir de compras con el maestro para escoger materiales, e incluso, personal experto para tareas concretas. Además, hay que tener buena comunicación con el trabajador y solicitar facturas para estar al tanto de garantías y materiales.

DIANA M. DÍAZ G.
Redacción Vivienda & Construcción

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.