Secciones
Síguenos en:
‘Reactivación está en riesgo por los cierres’, advierten empresarios
Bloqueos en vías de Arauca

Este grupo de indígenas, que mantienen cerrada la vía, piden una investigación en torno a las muertes ocurridas en medio de estas hostilidades.

Foto:

Cortesía de la Secretaría de Gobierno de Tame

‘Reactivación está en riesgo por los cierres’, advierten empresarios

Escasez de alimentos, de medicamentos y combustibles, y empleos en riesgo, efectos del paro.

Sin que se tenga aún una cifra consolidada del impacto económico ocasionado por los 11 días que completa el Paro Nacional en el país, crece la preocupación de los gremios de la producción y de algunos expertos, en el sentido de que esta situación termine por golpear la recuperación de la economía.

(Lea también: Las 1.500 ofertas de empleo que trae Asurion, a su llegada a Bogotá)

“Este conflicto social, muy lamentable, afecta la recuperación de la economía y genera condiciones más difíciles”, le dijo Carolina Soto, codirectora del Banco de la República, a la agencia Bloomberg.

Varios sectores de la producción están operando a la mitad de su capacidad. Los bloqueos de vías, los disturbios sociales y la imposibilidad de millones de trabajadores de llegar a sus trabajos ante la escasez del transporte público son las principales causas de los empresarios para reducir de manera abrupta su producción, dicen.

(Le puede interesar, además: ¿Sabe si fue elegido para Familias en Acción? Así puede consultarlo)

Son contados los sectores que no se han visto afectados por estas manifestaciones sociales, lo que está evidenciando ya el desabastecimiento de combustibles, medicamentos, alimentos y productos de primera necesidad en las ciudades.

“De perseverar esta situación, se pone en riesgo la reactivación de la economía, porque esta lo que implica es tener empresas que puedan estar en el mercado, que perduren y se mantengan, que generen empleo y bienestar en sus localidades. Todo nuestro afán es que esto se cumpla, por eso son tan lesivos los cierres”, señaló Julián Domínguez, presidente del Consejo Gremial Nacional.

Primeros efectos

A medida que avanza el paro y se mantiene el bloqueo de las principales vías del país, que impide el paso de las mercancías y productos, crece la preocupación de los empresarios por el daño que se les está causando. Por ejemplo, el sector ganadero advirtió que en la primera semana de movilizaciones las pérdidas del sector por los obstáculos para comercializar cerca de 8,2 millones de litros de leche diarios y de 40.320 cabezas de ganado superan los 121.335 millones de pesos.

Esta misma situación la están padeciendo los productores de hortalizas, de carne de cerdo, de pescado y el sector avícola, quienes, además de las millonarias pérdidas que les está ocasionando el paro, también señalan que más de 500.000 empleos directos están en juego debido a esta difícil situación.

“La afectación en el país ya llega al 55 por ciento de la capacidad productiva diaria de carne de cerdo, la cual equivale a 1.300 toneladas por día, lo que implica que se están dejando de producir cerca de 720 toneladas diarias de carne de cerdo. En particular en algunas regiones, como el Eje Cafetero y el Valle del Cauca, se registra una situación absolutamente dramática y empiezan a escasear alimentos en todos los municipios”, señaló Jeffrey Fajardo, presidente ejecutivo de Porkcolombia.

No son los únicos afectados. Para los empresarios del sector acuícola del país los bloqueos de vías no solo están atentando contra la seguridad alimentaria del país sino que, de mantenerse, generarías pérdidas de 3.214 toneladas semanales de pescado que tienen un costo de 32.000 millones de pesos. Pero, además, con ello se está poniendo en riesgo la continuidad de más de 200.000 empleos directos que esta industria genera en todo el país, dicen en la Federación Colombiana de Acuicultores (Fedeacua).

Los paneleros, por su parte, dicen que las marchas y bloqueos están impidiendo el abastecimiento de este alimento que consume el 96 por ciento de los hogares colombianos, sobre todo los de más bajos recursos, pero, además, ponen en riesgo la situación económica de 350.000 familias, de las cuales el 90 por ciento son pequeños productores.

“Esta particular circunstancia no solo está impidiendo el abastecimiento de alimentos desde una despensa agrícola tan importante para el país como lo son los Llanos Orientales, sino que, además, ha bloqueado la llegada de fertilizantes, combustibles y otros insumos básicos para la producción de arroz”, sostienen los arroceros de esta región del país.

Crece el desabastecimiento

Estas pérdidas se suman a los 800.000 millones de pesos estimados en el sector comercio del país, según Fenalco; a los 5.000 millones diarios que dejan de percibir los productores de leche y los cerca de 60.000 millones de pesos en daños reportados solo en los transportes masivos de Bogotá y Cali.

Al desabastecimiento de alimentos por el bloqueo de las principales arterias del país se suma también el de combustibles, que ya comienzan a escasear en buena parte del territorio colombiano.

Según la Asociación Colombiana del Petróleo, hasta el jueves en la tarde 220 estaciones habían sido vandalizadas, saqueadas o cerradas, mientras un 20 por ciento de las estaciones de servicio no tenían combustible para la venta. “La mayoría de propietarios de estaciones de servicio (80 por ciento) son familias en situación de vulnerabilidad cuyos ingresos dependen de este negocio”, dicen en el gremio.

Pero también comienza a escasear el gas que utilizan millones de hogares en Colombia para preparar sus alimentos.

“Son urgentes los corredores de suministro para entregar el GLP, que requieren un total de 12 millones de personas, en 1.050 municipios de todo el país”, dijo Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), y agregó que “la problemática de desabastecimiento es grave desde el inicio de los bloqueos en el suroccidente del país”.

A su vez, Andrés Sarmiento, presidente encargado de Naturgas, dijo que “el abastecimiento de combustibles es fundamental para que alimentos y medicamentos puedan transportarse por las carreteras. No permitirlo afecta a la ciudadanía y limita suministro de bienes de consumo básico”.

Agregó que debido a la situación de orden público en la región, los servicios de venta y conexión de redes internas, reconexión, revisión periódica y construcción y mantenimiento de redes externas e internas se tuvieron que suspender en el corredor vial Buga-Buenaventura.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.