Aunque sea por negocio, empresas deben entrar en la economía circular

Aunque sea por negocio, empresas deben entrar en la economía circular

Antoine Frérot, presidente de Veolia, lanza ideas revolucionarias para reusar el plástico y más 

Veolia

Antoine Frérot, presidente mundial de Veolia, la multinacional que ha hecho un negocio la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático.

Foto:

Cortesía Veolia

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de febrero 2019 , 04:01 p.m.

Poco había vuelto a sonar en Colombia la multinacional Veolia que, el año pasado, tras la adquisición del Grupo Sala -el cual contaba con 23 empresas ligadas al negocio del agua, los residuos sólidos y la energía- se convirtió en la compañía Triple A más grande que opera en el país.

Veolia en Colombia realiza 12 operaciones de gestión del agua; 34 en recolección de residuos sólidos; tiene 10 parques ambientales tecnológicos (el nuevo concepto de rellenos sanitaros), y en el 2015 suscribió un acuerdo de eficiencia energética con EPM, el cual aun no ha tenido el dinamismo esperado, debido a las dificultades de la empresa paisa con la central hidroeléctrica Ituango.

Antoine Frérot, presidente de la compañía francesa, líder mundial que le habla al oido a representantes del Gobierno europeo, habló con EL TIEMPO de la operación de la multinacional en Colombia.

Veolia tuvo un incremento en los ingresos de 4,9 % en América Latina. Colombia fue parte clave de esa expansión, tras la fusión con el Grupo Sala. Cuál es la expectativa de crecimiento para 2019.

El contexto económico de este comienzo de año sigue con la misma tendencia para nuestras actividades. Por ello, a pesar de las tensiones geopolíticas y económicas globales, esperamos seguir por el mismo camino, a un ritmo similar. Esto, siempre y cuando el cambio de divisa sea constante.

Desde hace ya dos años las regiones del mundo que están aportando más crecimiento a las empresas son y serán Asia y América Latina. En el caso de América Latina, el hecho de que la gobernanza pública haya mejorado mucho está a favor de los negocios de Veolia, que se apuntalan en clientes municipales e industriales. Hoy podemos hacer contratos entre empresas privadas y poderes públicos de manera más protegida y segura.

Por esta razón, desde hace un par de años hemos decidido sacar partido de esta situación y Colombia forma parte de este conjunto. Sobre todo, a raíz del Acuerdo de paz, que despierta un gran optimismo para la inversión.

En Veolia vemos que la política económica de Colombia es abierta al desarrollo de las empresas, hay aumento de la formación profesional, sobre todo de los ingenieros, lo que es muy positivo para el desarrollo de nuestras actividades.

Por eso, en el 2019, una vez finalice la la implementación de la integración del grupo Sala que se incorporó desde hace 9 meses, tendremos una actividad superior.
Por ahora, pensamos que el 2019 tendrá un ritmo similar al del 2018.

El Acuerdo de paz despierta un gran optimismo para la inversión.

Pero 9 meses ya permiten ver un cambio, tras la integración.

En 9 meses se ha duplicado la facturación gracias a la integración del Grupo Sala.

Por qué se aprecia cierto deterioro de Veolia en bolsa.

Desde el 2018 el precio de la acción ha bajado en un 10 por ciento, pero el resto de las empresas europeas han visto una regresión del 50 por ciento. En el 2017 el precio aumentaba en 35 %. Todas las empresas europeas habían aumentado en menos de un 10 %. Es decir, en el 2018 lo que ha habido es una corrección, debido al gran aumento del 2017.

El precio de la acción no depende de la empresa. La empresa tiene que generar actividad y beneficio.

El modelo de negocios de Veolia es la adquisición de empresas?

Nuestro modelo de negocios es ante todo de crecimiento orgánico (incrementar las ventas en forma saludable y sostenida). Si tenemos una oportunidad muy buena cuando se nos presenta, la tomamos. El grupo Sala era esa oportunidad, el accionista mayoritario quería vender. No se aún si habrá otro tipo de oportunidades próximas, pero si se que no hay ninguna empresa igual de grande en este sector en Colombia.

Así que el desarrollo de Veolia en Colombia después de comprar al Grupo Sala será sobre todo orgánico, para adjudicar contratos con municipalidades, industriales, en diferentes sectores del agua, residuos y energía.

veolia7

Frérot habló de las perspectivas de la multinacional francesa ante la prensa mundial.

Foto:

Cortesía Veolia

Pero las adquisiciones no fueron suficientes para mejorar el desempeño de los ingresos.

En los 9 meses, el crecimiento constante de Veolia, a cambio constante es 4,5 por ciento aproximadadmente. Consta de menos 2 por ciento del efecto de la tasa de cambio, cuando convertimos a euros; más 1,8 por ciento de crecimiento externo; más 4,7 % de crecimiento orgánico. Esto da igual a 4,5. El resultado del crecimiento orgánico a cambio constante es importante para nuestro sector y para una empresa de nuestro tamaño.

Veolia tiene 25 mil millones de euros en facturación y 170 mil trabajadores. Más de un 4 por ciento cada año significa que de aquí a 20 años podemos crear un segundo Veolia. El primer Veolia ha tardado 170 años con lo cual el reto es muy bueno.

La energía, que es una de las tres líneas de negocio de Veolia, es uno de los sectores que más tiene que ver con el problema del cambio climático. ¿Cuál es el resultado del acuerdo de eficiencia energética que ustedes suscribieron con EPM?

EPM ha atravesado dificultades recientes. En ese sentido, ha faltado un poco de dinámica para el desarrollo de los proyectos de la alianza. Pero si se trata de resultados, ya hay un proyecto de eficiencia energética en el Hospital San Rafael (Itaguí). Ha habido frutos, no todos los que queríamos, pero en vista de las circunstancias, es entendible.

Estamos convencidos de que EPM es un muy buen socio para Veolia. Confirmamos que EPM es una empresa pública muy interesante, competente, encaminada a la economía circular. Ese el socio ideal. Están especializados en energía y dispuestos a desarrollarse en eficacia energética en Colombia y a lo mejor fuera del país.

Al acuerdo de eficiencia energética que tenemos con EPM le ha faltado un poco de dinámica para el desarrollo de los proyectos, pero confirmamos que es un socio ideal.

Habrá más acuerdos de este tipo con el sector industrial.

En energía no podemos tener otros socios. En agua o en residuos se podría. Ahora,
no estamos buscando nuevos socios sino clientes.

Han pensado en salir de alguno de los negocios que tenía el grupo Sala.

Si se hace sería algo muy marginal. En los temas gruesos: agua municipal, residuos tóxicos ni residuos municipales, no. Eventualmente algunas actividades como las soluciones móviles para eventos, no lo hemos decidido aún pero, repito, sería muy marginal.

En el contexto de economía circular, de aprovechamiento de todo, qué soluciones en materia agrícola prepara Veolia teniendo en cuenta el reto de la seguridad alimentaria para tanta gente.

La problemática de la agricultura y la alimentación del ser humano en los próximos 20 o 30 años pasa por tener que alimentar 9 mil millones de habitantes, mientras el agua es cada vez más escasa, la energía tiene que controlarse y reducirse, los suelos no van a aumentar en superficie.

Estos problemas requieren de una mejor gestión del agua y en concreto, utilizar varias veces la misma agua (reciclaje). Esto, ligado a la agricultura periurbana (sembrar en espacios urbanos, como balcones, techos, paredes), permitiría a resolver el problema de la escasez de agua.

Los suelos actuales tienen que ser poliproductivos. Para eso tenemos que aducir más al abono hecho a partir de residuos biológicos y, definitivamente, para lograr alimentar a 9 mil millones de personas en el planeta vamos a tener que alimentar a los animales de manera diferente. Hoy el 33 por ciento de las calorías que genera la agricultura en el mundo se las comen los animales y nosotros luego consumimos esos animales. Pero la eficacia calórica que recibimos es reducida. De 100 calorías de cereales que los animales comen, nosotros comemos solo 12 calorías en huevos, seis en el pollo y 3 en la carne de vacuno.

Agricultura periurbana, suelos poliproductivos y una alimentación distinta para los animales permitirá enfrentar el reto de alimentar a 9 mil millones de personas en el planeta

Y en dónde tienen ya esto en marcha.

Ya hay soluciones a partir de residuos vegetales para producir alimentos que no sean de origen agrícola. En Veolia tenemos dos experimentos, uno en Francia y otro en Malasia. Además, estamos haciendo experimentos para alimentar a peces en granjas acuícolas porque de aquí a un tiempo no habrá suficientes peces en el mar para todo mundo. Y estas son soluciones que podemos proponer.

Esto no es algo propio de Veolia, todo el mundo tiene que participar para evitar el malgastar. Muchas calorías se pierden en almacenamientos que no son eficaces o en el transporte. Ahí también podríamos ahorrar muchas pérdidas con lo cual lograríamos cumplir con el objetivo de alimentar a tantos seres humanos.

El plástico no se dejará de usar, el reciclaje es la única salida

Las acciones suenan escasas pese a que las empresas, aunque sea por negocio, deben cambiar. Por ejemplo, en el reciclaje de plástico el resultado es solo del 9 %. Cree usted que es más eficiente recliclar que reducir el uso del plástico.

No creo que se reduzca la producción de plástico, por el contrario, seguirá aumentando, incluso al mismo ritmo que hace 30 años. Más o menos un 4 por ciento cada año. Hay centeneres de plásticos diferentes, y cada vez tienen nuevas características (2 o 3 por año). Esas nuevas características son tan eficaces que pueden sustituir a materias naturales escasas, por ejemplo, los metales. El plástico es más barato, más ligero, incluso más resistente, el 30 por ciento de los vehículos están constituidos de plástico, mañana será un 50 por ciento y luego un 80 por ciento lo mismo para los aviones, así que el plástico lo vamos a seguir utilizando. Es un material milagroso y los hombres no podrán vivir sin él.

Las casas algún dia serán hechas de plástico, incluso las ventanas ya son de plástico. Como no podremos deshacernos del plástico, hay que organizarse para que no contamine o por lo menos que contamine menos. Podemos prohibir los microplásticos en los cosméticos que luego acaban en el mar. Necesitamos organizaciones colectivas, con lo cual, se establezcan reglamentaciones para que este material sea recolectado y reciclado. Hay que fomentar y por que no forzar a los usuarios a que utilicen cada vez más plástico reciclado.

Podríamos imponer a los constructores automovilísticos, de aquí al 2020 o al 2025, que utilicen un 5 % de polipropileno reciclado en la mezcla.

 Suena difícil para la industria si reciclar le genera sobrecostos

Esto no se logrará al 100 por ciento de la noche a la mañana, pero imaginemos el polipropileno que se utiliza en los vehículos. Podríamos imponer a los constructores automovilísticos, de aquí al 2020 o al 2025, que utilicen un 5 % de polipropileno reciclado en la mezcla. Un 10 por ciento 3 años después y un 15 por ciento en el 2030. De esa manera conseguir que el uso del plástico reciclado que hoy tiene un sobrecosto no tan bajito, con el efecto de escala, el sobrecosto se redujera cada vez más.

Un producto con el plástico reciclado al final no costará mucho más que el plástico no reciclado. Con lo cual vale la pena, poco a poco, imponer un ritmo sistemático durante 20 años para que solo tengamos plástico reciclado. Esto termina siendo a favor los fabricantes de plástico y ahora empiezan a entenderlo. Por ejemplo, la contaminación de los océanos está en la mira global. Si los usuarios de plástico y los industriales y los productores de plástico no se esfuerzan, ya no podrán trabajar. Con lo cual, poco a poco van a seguir esta nueva tendencia. Si los gobiernos ayudan se pueden poner en marcha políticas progresivas.

MARTHA MORALES MANCHEGO
REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS
EL TIEMPO
@marthamoralesm

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.