Marihuana medicinal, el nuevo ‘oro verde’ para la economía

Marihuana medicinal, el nuevo ‘oro verde’ para la economía

Por primera vez, unas 2.000 plantas crecen legalmente. Se calcula que aportarían 0,4 % al PIB.

Cultivos de cannabis

El agro, varios sectores de la industria, como el farmacéutico, el textil, el alimentario y dietario y el cosmético, entre otros, tienen posibilidades en este negocio.

Foto:

Juan Pablo Rueda / Archivo EL TIEMPO

10 de marzo 2018 , 10:00 p.m.

El gran movimiento que se ha generado alrededor del negocio de la marihuana para uso medicinal permitirá que, en el 2019, en el país se puedan adquirir medicamentos de alta calidad ‘made in’ Colombia a base de esta planta, que será cultivada, y su flor procesada y preparada por la industria farmacéutica para que ofrezca soluciones a múltiples enfermedades.

La apuesta para la economía es que el país entre con paso firme en la dinámica de la llamada industria del siglo XXI, de manera que logre generar 0,4 por ciento del producto interno bruto (PIB) o más, según calculó la Universidad del Rosario.

Y es que todo parece estar alineado ya para que Colombia se convierta en una potencia de la marihuana medicinal. Según Andrés López, director del Fondo Nacional de Estupefacientes, del Ministerio de Salud, entidad encargada de registrar a los que cumplen los requisitos para ser parte del proyecto, ya hay 33 empresas con permiso de fabricación.

El agro, varios sectores de la industria, como el farmacéutico, el textil, el alimentario y dietario y el cosmético, entre otros, tienen posibilidades en este negocio.

Según el Ministerio de Justicia, el cual otorga las licencias para los cultivos, ya se han expedido 61, de las cuales 6 son para uso de semilla para la siembra, 30 para cultivo psicoactivo (del cual se podrán obtener fármacos para afecciones del sistema nervioso y el dolor) y 25 para cannabis no psicoactivo (menos de 1 % de tetrahidrocannabinol-THC, el del efecto alucinógeno).

Oportunidad múltiple

Además, en el registro de pequeños y medianos cultivadores –también manejado por Minjusticia– cuyas siembras no superan los 5.000 metros cuadrados- hay 1.157 inscritos. En octubre pasado había 92, lo que demuestra el interés que ha despertado este negocio.

Cabe recordar que la reglamentación colombiana, que, por demás, ha sido catalogada como una de las más completas en el mundo, establece que “el 10 por ciento de la materia prima que se elabore tendrá que provenir de pequeños cultivadores”, explicó López.

El 10 por ciento de la materia prima que se elabore tendrá que provenir de pequeños cultivadores

La idea en Colombia, según algunos empresarios montados en el proyecto económico, es extraerle todo el jugo medicinal a la planta y lograr así voltear la torta, porque los extractos de la que ha sido en Colombia una de las flores perseguidas por su efecto estupefaciente ahora se utilizarán para elaborar jarabes, ampollas, comprimidos, cápsulas, inhaladores para el asma, en fin, una variedad de medicamentos en distintas presentaciones, producidos con todo el rigor científico, sin el halo esotérico de productos callejeros.

“Es un gran momento. Poder darle un uso lícito a lo que era de uso indebido. La cultivaban los narcos y la vendían en la calle de forma clandestina”, dijo López.

La reivindicación

De gran tamaño es la ola económica que se dibuja alrededor del cannabis (el extremo superior de la planta, florida o con fruto, de la cual no se ha extraído la resina). En la actualidad, según expresa el funcionario, “sucedió lo impensable: 2.000 plantas nuevas ya crecen dentro de la legalidad”.

Algunas compañías, como Medcann, además de la producción farmacéutica, ponen el foco en el desarrollo de la genética del cannabis, alrededor del cual hay 545 componentes identificados, de los cuales 150 moléculas se clasifican como cannabinoides (sustancias químicas) y otros 140 como terpenos (compuestos orgánicos).

“Los estudios buscan aislar los diferentes cannabinoides de la planta y después combinarlos en función de una determinada patología”, sostiene Jon Ruiz, presidente de Medcann. Y agrega que la meta de su proyecto empresarial, en el que han invertido 22 millones de dólares, es “posicionar al país como uno de los principales productores de medicamentos. Que podamos competir ya no con la exportación del extracto de la flor, sino con todo el proceso y con ensayos clínicos validados, con la venta de genética, como hace Holanda, parte de cuyo PIB viene de la exportación de genética de flores”, agrega Ruiz.

Según Rodrigo Arcila, presidente de la Asociación colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna), en el país hay unos 6 millones de candidatos a demandar fármacos basados en cannabis, con enfermedades como dolor crónico, depresión, ansiedad y epilepsia.

En la competencia

El negocio alrededor del cannabis es una fiebre mundial, pero la posición geográfica del país es clave para la oportunidad de convertir en ‘oro verde’ la explotación de esta planta; 12 horas diarias de sol permitirían hasta 3 o 4 cosechas al año.

Esta condición es una ventaja sobre países dedicados a explotar la planta con fines medicinales, como Canadá, en donde la mitad del año es de noche. Aun así, según ‘Bloomberg’, “las ventas legales de marihuana esperadas en Canadá superan los 6.000 millones de dólares canadienses en el 2021”.

Colombia, por su parte, además de la ventaja del clima, tiene la del costo de producción
. “En Colombia, producir un gramo de marihuana cuesta 10 centavos de dólar. En Canadá, 2,25 dólares”, recuerda Ruiz.

En Colombia, producir un gramo de marihuana cuesta 10 centavos de dólar. En Canadá, 2,25 dólares

Por ello, un adecuado desarrollo de esta industria en Colombia genera expectativa de mayores ingresos públicos, teniendo en cuenta que la producción de fármacos se hará con uso de alta tecnología, según planean los empresarios.

Tener bajo control la negociación de patentes, la propiedad intelectual; impulsar la investigación y el desarrollo de medicamentos no solo abriría nuevas posibilidades de exportación, sino que atraerá el turismo en salud, al tiempo que se dinamiza toda la economía.

Algunas notas para tener en cuenta

* Según el cupo que tiene Colombia, otorgado por la Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes, podría producir 40,5 toneladas de cannabis medicinal en 2018, de 91,9 avaladas a nivel global.

* Entre las empresas con licencia en el país están Cannavida S. A. S., Pharmacielo Colombia Holdings S. A. S., Khiron Life Sciences Corp., FCM Global S. A. S., Canmecol S. A. S., Medcann S. A. S. y Pharmacielo.

* En Colorado, donde aprobaron el cannabis medicinal, implementaron un sistema de rastreo, desde la semilla hasta la venta, para ayudar a los reguladores a aplicar la ley y prevenir la desviación ilegal del producto.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Economía y Negocios
En Twitter: @marthamoralesm

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.