Empleo público regional, en riesgo de nómina paralela

Empleo público regional, en riesgo de nómina paralela

Nómina oficial costó $ 2,3 billones en 2017; la de prestación de servicios, 2,1 billones. Analizan.

Empleo público en Colombia

La contratación por prestación de servicio es una forma de vinculación legal al mercado laboral.

Foto:

Jaiver Nieto / Archivo EL TIEMPO

19 de septiembre 2018 , 10:28 p.m.

La contratación por prestación de servicio es una forma de vinculación legal al mercado laboral, pero en las regiones de Colombia está casi a la par con el costo de la nómina de planta, lo que, de convertirse en una tendencia, estaría rayando en nómina paralela, figura que se utiliza para pagar favores políticos.

Según el informe de viabilidad de los departamentos y municipios, presentado por la Dirección de Apoyo Fiscal (DAF) del Ministerio de Hacienda, mientras el costo de la planta de personal de base fue de 2,3 billones de pesos en el 2017, la de vinculados por órdenes de prestación de servicio (OPS) alcanzó los 2,1 billones.

La situación cobra relevancia en un contexto en el que se construye un plan de desarrollo que intenta despegar desde las regiones, y el Gobierno Nacional busca en paralelo estrategias para hacer ajustes en el gasto público, como alternativa para financiar el Estado y, de paso, distribuir los recursos públicos de forma más equitativa.

El nexo del costo de la nómina pública territorial con las finanzas nacionales está en la alta dependencia que la mayoría de regiones colombianas tienen del envío de transferencias nacionales. Muestra de ello es que en el proyecto de presupuesto general para 2019, de los 259 billones que incluye la carta financiera, 113,7 billones (43,8 %) va para las regiones.

Algunos expertos estiman que si bien la cifra similar del gasto en nómina pública fija y de prestación de servicios puede representar riesgo de nómina paralela, también puede estar evidenciando que, a nivel territorial, el Estado debería ser más grande en contratación de mano de obra y que las cifras de empleo público son bajas para el tamaño del costo.

Según el Consolidador de Hacienda e Información Pública, el 2017 cerró con una planta de 222.160 empleos en el sector público regional. Entre tanto, el número de contratos de prestación de servicios registrados por Colombia Compra Eficiente, solo hasta marzo del 2017, da cuenta de que a esa fecha había 172.164 contratos de este tipo.

Entre tanto, de los datos de la DAF, la directora de esa área del Ministerio de Hacienda, Ana Lucía Villa, destaca que las cifras de gasto en nómina, tanto fija como de OPS, incluyen 27 departamentos y 28 ciudades capitales que reportaron a la Contraloría General de la República.

Es de ahí de donde se estima que el costo de las plantas de personal, sin incluir personal docente (asignación básica y prestaciones sociales), ascendió a 2,3 billones pesos en 2017. La contratación de órdenes de prestación de servicios alcanzó los 2,1 billones de pesos, pero solo el 23 por ciento se atendió con cargo al presupuesto de funcionamiento”, señaló.

La funcionaria agregó que “la mayor parte de las OPS se destinaron al apoyo de personal en proyectos de inversión, en línea con el principio presupuestal de programación integral. Pero, de mantenerse este tipo de contratos constante en el tiempo, indicaría la existencia de nóminas paralelas. No contamos con información suficiente para comprobar o controvertir esa hipótesis”.

Desde su perspectiva, indicó Villa, “el país necesita abrir un debate sobre el tema, con el objetivo de evaluar la pertinencia de modificar el Servicio Civil en los territorios y dotarlos de mayor flexibilidad. Es un mito que la Ley 617 de 2000 sea un obstáculo para emprender reformas administrativas a las plantas de personal y/o incrementar el gasto de funcionamiento: al culminar 2017, las entidades territoriales tenían margen para incrementar dichos gastos sin incumplir los límites legales, en aproximadamente 5 billones”.

Al respecto, el director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado de Colombia, Stefano Farné, aunque considera válida la contratación por prestación de servicios, no está de acuerdo con los números tan altos de esta práctica, si bien este no es el único país que lo hace. “Los compromisos del Gobierno se han expandido mientras la nómina del Estado no ha crecido. Esto, de la mano con los problemas que hay para generar cargos públicos”.

Según un estudio preliminar de este observatorio, la contratación por OPS, donde se genera el mayor riesgo de nómina paralela, “empezó en el 2003 con la creación del Programa de Renovación de la Administración Pública”. Curiosamente, dicho programa buscaba una reducción del gasto público, por lo que restringió especialmente el gasto de funcionamiento y, por ende, la planta de personal. Es decir, algo similar a lo que ahora se plantea.

ECONOMÍA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.