Oro vuelve a brillar ante turbulencia y los vientos de recesión

Oro vuelve a brillar ante turbulencia y los vientos de recesión

Con más recortes en tasa de interés de la FED, su costo podría llegar a US$ 1.600 en el 2020.

Oro vuelve a repuntar como activo refugio

Según expertos internacionales, el precio del oro a nivel mundial ha cambiado más rápido de lo anticipado, por la incertidumbre mundial.

Foto:

Reuters

Por: Economía y Negocios
30 de septiembre 2019 , 08:24 p.m.

Ante la fuerte tensión comercial entre Estados Unidos y China, los recientes ataques al centro petrolero de Arabia Saudita y los vientos de desaceleración económica global, que soplan cada vez con mayor fuerza, los inversionistas están buscando refugio en activos seguros como el oro y algunas monedas fuertes, distintas al dólar.

Esta situación ha hecho que la onza del metal, en la Bolsa de Nueva York, se haya encarecido en un 15 por ciento en algunos momentos del 2019. El pasado 3 de septiembre alcanzó un máximo de 1.549,6 dólares la onza, para luego retroceder hasta los 1.469,2 dólares de ayer en esa plaza bursátil.

De hecho, la tensión que sembró incertidumbre sobre la producción petrolera mundial y la turbulencia internacional llegaron a empujar la cotización muy cerca de los 1.533 dólares, 224 por encima de los 1.309,2 dólares con los que inició el presente año.

“El precio del oro ha cambiado más rápido de lo anticipado. Al igual que los mercados de bonos estadounidenses, este se ha cotizado agresivamente tras los recortes de las tasas de interés de la Reserva Federal (banco central de Estados Unidos)”, comentó Harry Tchilinguirian, economista del BNP Paribas, en un reciente informe.

(Lea también: A ecuatoriano secuestrado en Cali lo atrajeron con 'negocio de oro')

El experto sostiene que, mientras que se presenta un bajo costo de oportunidad en el mantenimiento del oro y continúa la incertidumbre asociada a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el apetito de los inversionistas por este activo se ha elevado bastante.

Los inversionistas utilizan el yen japonés (como moneda de refugio). El euro se pensó que sería un buen refugio, pero por las crisis que vivió nunca llegó a ser lo que se esperaba

Mientras no se despejen las diferentes incertidumbres no será extraño que la cotización del metal siga alta. Analistas prevén que podrían verse precios alrededor de 1.600 dólares el próximo año,

“Si bien se espera una depreciación moderada del dólar, de acuerdo con nuestros modelos, cabe tener en cuenta que este es un factor que ayuda a impulsar el alza del precio del oro. Hemos revisado nuestro pronóstico del precio del oro a medida que las tasas reales se mueven (y permanecen) en territorio negativo, y proyectamos un precio promedio de 1.400 dólares por onza en el 2019 y de 1.560 en el 2020”, advierte el experto del BNP Paribas.

Aunque estos precios lucen alentadores, para un país productor del metal como Colombia esto no tiene mayor incidencia, dado que la actividad exploratoria no se mueve por la dinámica de precios, según los expertos.

(Además: Empresa minera habría lavado $ 2,4 billones en negocios con oro)

La razón, dice Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, es que el precio hoy podría variar bastante en el momento en que ese proyecto entre en fase de explotación, lo cual tampoco es seguro hasta tanto no se completen los estudios necesarios.

Y agrega que lo que podría ser atractivo para incentivar la exploración son otro tipo de incentivos, como agilizar trámites, incentivos tributarios (posible devolución de IVA en fase exploratoria), así como contar con seguridad jurídica.

La desaceleración económica genera aversión al riesgo y la aversión al riesgo genera un flight to quality, es decir, ventas de activos de alto riesgo y compras de activos de bajo riesgo

El impacto, como productor, tampoco es tan significativo, dado que el país no está en las grandes ligas de ese mercado.

Entonces, el impacto positivo para Colombia se da por el lado de las exportaciones, pues se reciben más dólares por el mismo volumen de oro exportado, explica Camilo Pérez Álvarez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá.

Pero advierte que dichas exportaciones parecen no coincidir del todo con los volúmenes de producción. “Pero ese es otro tema”.

Las exportaciones de oro de Colombia en los primeros siete meses del 2019 totalizaron 863,4 millones de dólares y su crecimiento anual fue de 8,8 por ciento, según el Dane.

Los otros refugios

Aunque el oro no es el principal refugio de los grandes capitales, los analistas coinciden en que, por lo menos, sí es uno de los preferidos, en la medida en que “es un activo que reserva el valor en el tiempo”.

Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, señala que es evidente que las inversiones en oro de los últimos meses han presionado bastante su valor.

Sin embargo, estas no se comparan en tamaño con las inversiones en renta fija que se están haciendo, principalmente, en bonos del Tesoro de los Estados Unidos, títulos considerados como activo refugio por excelencia.

De ese grupo también hacen parte los bonos alemanes y el yen japonés, la deuda soberana con alta calificación crediticia, la renta fija con calificación AAA, el dólar y el franco suizo.

“Por lo general, los inversionistas utilizan el yen japonés (como moneda de refugio). El euro se pensó que sería un buen refugio, pero por las crisis que vivió nunca llegó a ser lo que se esperaba”, comenta Pérez, del Banco de Bogotá.

Mientras, Mario Acosta, gerente de Estrategia e Investigaciones Económicas de Ultraserfinco, señala que “las monedas de economías receptoras de capitales, en momentos de alta volatilidad e incertidumbre como el actual (también lo son)”.

Y agrega que la ‘competencia’ del oro es el efectivo, y cuando las tasas reales caen el oro se ve beneficiado, dado que la rentabilidad del efectivo es más baja. Así, con la caída que se ha visto en las tasas de interés, el metal se ha visto beneficiado.

Y podrá hacerlo más en la medida en que los analistas esperan que la FED mantenga su política de flexibilización monetaria, lo que implica, por lo menos, otros recortes más de sus tasas hasta mediados del próximo año.

A 3,34 billones de pesos llega el valor en TES que fue sacado del país, en agosto, por fondos extranjeros.

“Nuestros economistas esperan que la FED inicie un ciclo de relajación que pase de los recortes de seguros a la acomodación, a medida que el crecimiento económico de Estados Unidos se desacelera. Proyectamos nuevos recortes de tasas de interés de 25 puntos básicos hasta junio de 2020. Esperamos que el oro aumente significativamente, a medida que las tasas reales se muevan a territorio negativo”, dicen en el BNP Paribas.

Si esto llega a pasar, lo más probable es que la onza de oro supere los 1.600 dólares en promedio para el primer trimestre de 2020, advierten los expertos.

Éxodo de recursos de fondos extranjeros

Colombia, como el resto de economías emergentes, se ha visto afectada por el nerviosismo de los grandes inversionistas que, ante coyunturas como esta, salen de activos riesgosos.

“La desaceleración económica genera aversión al riesgo y la aversión al riesgo genera un flight to quality, es decir, ventas de activos de alto riesgo y compras de activos de bajo riesgo”, explica Mario Acosta, de la firma Ultraserfinco.

De hecho, en agosto, los fondos de capital extranjero sacaron 3,34 billones de pesos que tenían en deuda (TES). Mostraron una fuerte salida de recursos y un bajo apetito por el país, el cual había sido reactivado en junio, señalaron en Alianza Valores.
Por ahora, la atención de los inversionistas está puesta en la dirección que marque la política de la FED, pues de esto dependen sus decisiones de dónde colocar sus recursos.

“En el caso de que la FED no reduzca sus tasas en la forma como lo ha pensado el mercado, es probable que los flujos de capital retornen a países emergentes, donde los niveles de tasas son más altos. Esto podría llegar a valorizar nuevamente las monedas de estos países”, dice Langebaek, del Grupo Bolívar.

Pero reconoce, además, que “incluso los activos más seguros no necesariamente protegen de pérdidas a los mejores inversionistas”.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
ECONOMÍA Y NEGOCIOS - EL TIEMPO
En Twitter: CarlosGarciaM66​

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.