Subsidios pueden fomentar el crimen, según estudio del Emisor

Subsidios pueden fomentar el crimen, según estudio del Emisor

Investigadores del Banco de la República dicen que subsidios a la salud estimulan empleo informal.

Venezolanos

Quienes se benefician de esos subsidios les conviene más estar en la informalidad laboral, hecho que los hace presa fácil del crimen organizado.

Foto:

Evelin Rosas / EFE

Por: Redacción Economía y Negocios
20 de septiembre 2018 , 10:39 p.m.

Los subsidios de la salud (otorgados con base en la clasificación del Sisbén) que el Estado destina cada año para ayudar a aquellas personas de más bajos ingresos no solo están afectando el empleo formal sino que, además, influyen en que algunos individuos, en especial jóvenes de entre 20 y 26 años, se involucren cada vez más con el crimen organizado.

Un estudio adelantado por un grupo de investigadores del Banco de la República, que analizó los datos de la población beneficiaria de dicho subsidio frente a los arrestos efectuados por distintos delitos en Medellín en la década comprendida entre el 2002 y el 2013, le permitió concluir que “a medida que la política (de subsidios) desplazaba a los trabajadores fuera del sector formal (laboral), cerca de un tercio de estos fueron empujados hacia el crimen organizado”.

Significa que quienes se benefician de esos subsidios les conviene más estar en la informalidad laboral, hecho que los hace presa fácil del crimen organizado.
Si bien la investigación tuvo como base información relacionada con Medellín, dadas las circunstancias que han rodeado a esta población, los resultados de la misma pueden ser el reflejo de lo que viene sucediendo en otras grandes ciudades del país agobiadas por la pobreza, el crimen organizado, la falta de oportunidades, de educación y la elevada informalidad laboral.

Tras el análisis se encontró, en esa misma década, “un aumento del 21 por ciento en el costo de los delitos contra la propiedad y otro de 32 por ciento en los delitos violentos”, advierte el estudio.

Otros hallazgos en esa misma línea indican un alza de 0,45 puntos porcentuales en crímenes violentos relacionados con pandillas, un aumento cercano a los 0,66 puntos porcentuales en delitos contra las propiedades, y otro de 0,1 punto porcentual en otros crímenes también vinculados a dichas bandas delincuenciales.

“El programa de salud bien intencionado, generoso y amplio de Colombia tuvo la consecuencia involuntaria de amplificar la actividad de las pandillas a través de sus reglas de provisión distorsionada (de empleo)”, indica el estudio.

Pese a esto, destaca la investigación que dicho programa de subsidios es popular e importante para garantizar el acceso a los servicios de salud a las familias de bajos ingresos, razones para no eliminarlo.

Carlos Medina Durango, gerente de la sucursal Medellín del Banco de la República, y quien participó en la investigación, le dijo a EL TIEMPO que a un trabajador informal, cuya familia esté integrada por cinco personas, estar en el régimen subsidiado de salud le puede representar un ahorro de 1,4 millones de pesos al año, recursos que tendría que aportar para tener cobertura en salud como trabajador formal.

El programa de salud tuvo la consecuencia involuntaria de amplificar la actividad de las pandillas a través de sus reglas de provisión distorsionada

Como se sabe, para ser elegible a dicha ayuda, ninguno de los miembros de una familia puede tener trabajo formal, por lo que muchas de esas personas prefieren mantenerse en la informalidad laboral.

El funcionario agregó que, esa condición de informalidad, trabajando en un negocio familiar cuando lo hay o en otros oficios, si bien le permite ese ahorro, también lo deja sin los recursos suficientes para mantener a su familia, por lo que debe buscar la manera de sustituir los ingresos fijos que le proveería un empleo formal, algo que no conseguirá con robos ocasionales cada día.

En consecuencia, dice él, si no tiene la oportunidad de ayudarse con la familia o en la legalidad, “buscará una oportunidad en la delincuencia y un ingreso permanente solo se lo proporcionaría el crimen organizado transportando droga, traficando, vendiendo armas. Esas organizaciones les aseguran ingresos más estables”.

Pese a esos efectos perversos derivados de los subsidios, el investigador del banco sostiene que el régimen subsidiado en salud es algo fundamental para el desarrollo del país y para la calidad de vida de la población. “Pienso que es la segunda prioridad después de la seguridad, es una de las cosas que justifican la acción del Estado”, dice.

‘Subsidios no son algo malo’

Carlos Medina Durango, gerente de la sucursal Medellín del Banco de la República, y uno de os autores de la investigación 'Formal Employment and Organized Crime: Regression Discontinuity Evidence from Colombia", señala lo siguiente:

¿Es mala una política de subsidios?

Creo que el régimen subsidiado en salud es algo fundamental para el desarrollo del país y para la calidad de vida de su población, porque la salud es clave para cualquier individuo desde el punto de vista de su bienestar y para la economía. Pienso que es la segunda prioridad después de la seguridad, es una de las cosas que justifican la acción del Estado.

¿El hallazgo en el caso de Medellín puede aplicarse a todo el país?

Pensaría que en otras ciudades que tengan unas historias comparables sí puede tener una lección en ese sentido. En el empleo es algo en todo el país, en el crimen es algo que se daría en ciudades con características de crimen organizado como las que tiene Medellín.

¿Cuál sería la solución?

Puede haber de todo, como pensar en dar salud gratis a todos, y en ese caso se eliminaría el beneficio para alejarse de la formalidad laboral. El problema es que esto tiene un impacto fiscal importante pero no es imposible. El tema es que el crimen organizado no debería reclutar jóvenes en el país de forma tan expedita.


CARLOS ARTURO GARCÍA M.@CarlosGarciaM6

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.