Mayor probabilidad de Niño genera sobresaltos en precios de la energía

Mayor probabilidad de Niño genera sobresaltos en precios de la energía

Si industriales no se cubren, pagarán un alto costo. Tarifa en bolsa subió 40 % entre junio y julio.

Hidroituango junio

Tras conocerse los verdaderos efectos de la crisis de Hidroituango, los precios de la energía en el mercado de futuros subieron y a medida que se acerque el Niño subirán más en la bolsa.

Foto:

Cortesía EPM

08 de agosto 2018 , 10:06 p.m.

A más de cuatro meses para que se presente un nuevo ciclo de intensa sequía o fenómeno del Niño, cuya probabilidad para el periodo diciembre 2018-marzo 2019 ya está en el 70 por ciento, según lo señaló recientemente la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (Noaa), el mercado colombiano ya comienza a tener síntomas de una subida en los precios de la energía.

Luego de un mes de junio relativamente estable, con niveles de energía promedio de 81 pesos, en las últimas semanas los precios de la energía en la bolsa, a los cuales acuden en su mayoría muchas grandes industrias y en una porción la distribuidora Electricaribe, principalmente, en las últimas semanas se han visto días con precios límite de hasta 185 pesos el kilovatio.

Dicha volatilidad también se ha reflejado en un aumento en el precio promedio, en las últimas semanas, que si bien todavía no llega a niveles de los 2.000 pesos el kilovatio que se alcanzaron a ver en el Niño 2015-2016, sí es superior.

Por ejemplo, el promedio del valor máximo en bolsa subió en julio a 113,9 pesos el kilovatio, un 40,5 por ciento más que en junio, y entre el 1.° y el 6 de agosto llegó a 136 pesos el kilovatio.

Incluso, los precios de largo plazo, visibles principalmente en el mercado de futuros de energía y en los pocos contratos que se consiguen para el próximo año, ya están comenzando a incrementarse, mientras los usuarios no regulados siguen sin tomar las coberturas que hay en mercado de futuros de energía, administrado por Derivex, en la Bolsa de Valores de Colombia.

Según el gerente de Derivex, Juan Carlos Téllez, los mercados ya comenzaron a reflejar una mayor volatilidad, aún sin llegar a los altos precios de la energía en el Niño del 2015-2016, y lo más probable es que en el segundo semestre se vean tarifas más altas en este mercado.

El directivo revela que, antes de conocerse la magnitud de la crisis de Hidroituango, en el mercado de futuros de energía, con el que logra una cobertura a precio fijo, se ofrecían precios entre 170 y 180 pesos el kilovatio, rango que hoy en día nadie presenta, sino que la tarifa ya subió a un rango entre $ 190 y 220.

“Eso es lo que estamos advirtiendo. Que como viene un fenómeno del Niño, y aprovechando que los precios están bajos ahora, debería ser un momento para cubrirse porque si no, harán las coberturas cuando el precio comience a subir”, alertó.

Y no es para menos, porque la misma Cámara de Grandes Consumidores de Energía de la Asociación de Empresarios de Colombia (Andi) reconoce que hoy el sector industrial tiene una exposición importante al precio de bolsa, que normalmente en condiciones de alta hidrología les da buenos precios, pero que cuando llega el Niño les pasa una costosa cuenta de cobro porque deben pagar un precio muy elevado durante ese tiempo.

Actualmente Derivex tiene un cupo de hasta 100 gigavatios a través de contratos mensuales, en los que una de las ventajas es que no se sabe a quién se le compra.

“Usted puede contratar toda la energía del 2019 y tomaría para los 12 meses que componen ese año. Hoy en día tenemos 24 contratos mensuales, lo que quiere decir que si usted suma en adelante, serían el contrato de mes julio y 23 contratos más”, agrega Téllez .

Energía más cara

Y es que en caso de materializarse el Niño del próximo año, los usuarios sí o sí pagarán un mayor precio por la energía durante ese periodo, debido a que, de acuerdo con Téllez, el precio de escasez o techo de tarifa ya no es de 400 o 420 pesos como venía sucediendo hasta el año pasado.

Esto porque con los cambios regulatorios que se derivaron de la crisis de las centrales térmicas en el pasado Niño (cuando el bajonazo del crudo llegó a ese techo hasta niveles de 300 pesos), ahora ese techo subió y se conoce como precio de escasez de activación, que para julio fue de 587 pesos, pero que hoy ya está en 628 pesos (valor del 31 de julio).

Y aunque normalmente son las industrias que no usan las coberturas de energía para las épocas secas suelen ser las más afectadas con el aumento de precios, una firma como Electricaribe también puede sentir el impacto y tendría que subir las tarifas que cobre en la temporada seca, según el grado de exposición a bolsa que tenga.

Según Javier Lastra, agente interventor de la compañía, hasta noviembre del 2018 la compañía tiene una exposición a los precios de bolsa inferior al 20 por ciento, pero el porcentaje descubierto para el mes de diciembre será del 26,5 por ciento, de acuerdo con la energía contratada y la proyección de consumo para ese periodo.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.