Contra la desaceleración en la construcción, innovar y diversificar

Contra la desaceleración en la construcción, innovar y diversificar

Firmas de insumos, edificación y diseño desarrollan nuevos productos y modelos de negocio.

Construcción

Las firmas de los sectores constructor e inmobiliario no se concentran en un solo negocio, sino que amplían o refuerzan otras líneas para sobrellevar eventuales crisis.

Foto:

IStock

Por: Gabriel E. Flórez G.
14 de junio 2019 , 09:29 p.m.

Con el desarrollo de cualquier construcción se incrementa la demanda de materiales, instalaciones, maquinaria y equipos, lo mismo que de acabados, diseño, decoración y mantenimiento de los inmuebles.

Por eso, como lo advierte la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), el hecho de que la industria tenga la capacidad de mover más de treinta subsectores, simplemente confirma que una disminución en la dinámica afecta, pero también puede poner a prueba la creatividad de los empresarios.

EL TIEMPO habló con representantes de varias compañías de inversión, diseño e insumos, entre otras, quienes explicaron –desde su negocio y expectativas– en qué andan y cómo han hecho para sobrellevar la desaceleración que atraviesa la industria edificadora.

Algunos de ellos coincidieron en que la construcción viene de dos años difíciles y eso, obviamente, obliga a que llegue el momento de los ajustes de rigor.
Aun así, hay consenso en que el panorama es positivo para la vivienda, sobre todo para la de interés social, VIS, y para otros negocios que se han fortalecido con innovación y creatividad.

Por ejemplo, el vicepresidente de la Ladrillera Santafé, Juan Fermín Restrepo, dijo que en el caso de la vivienda, la fortaleza está en la continuidad de los procesos. “La política pública sectorial se ha reforzado y eso es muy bueno para la industria. Claro, es entendible que ahora existan unas condiciones fiscales particulares que han obligado a hacer ajustes, pero programas como Semillero de Propietarios (que es un arriendo con opción de compra) será determinante para impulsar la oferta nueva”, anotó el directivo.

En las viviendas de estrato medio y alto, los empresarios sí tendrán que evaluar cómo compensan el hecho de que, por ejemplo, para la primera se haya acabado el subsidio a la tasa hipotecaria, y que para la segunda –específicamente la que cuesta más de 918 millones de pesos– la ley de financiamiento haya confirmado un impoconsumo de 2 por ciento.

CARAS1

Ángela Meneses, socia de Arquitectura e Interiores, y Javier Nieto, gerente de CityU.

Foto:

Archivos particulares

El diseño también cuenta

En línea con la tendencia trazada por Camacol, en el sentido de que más allá de la vivienda la industria edificadora mueve otros subsectores, Arquitectura e Interiores (AeI) también se suma a las compañías que han consolidado su presencia en el diseño y en la decoración en el mercado corporativo, aunque también trabajan en espacios residenciales.

Según Ángela Meneses, socia de la empresa, los cambios en el negocio inmobiliario no solo están ligados a lo estético y funcional, sino al uso de determinados elementos y a la aplicación de normas vinculadas al diseño, técnicas ambientales, psicosociales y sensoriales, entre otras, que permiten que la decoración complemente el diseño de interiores y se adapte a las prácticas de las empresas o el hogar.

Algunos aspectos que destaca Meneses confirman cómo más allá de la construcción de los inmuebles, la dinámica de la industria inmobiliaria se mantiene con la adecuación de espacios nuevos o en vía de renovación.  Así, la directiva de AeI resalta el uso de materiales, entre ellos el papel tapiz, las alfombras y las pinturas, que deben ser ecológicas, sin gran concentración de químicos. A esto le agrega lo estético y la elección del mobiliario, que deben ser ergonómicos y que permitan optimizar los espacios, lo que demuestra –una vez más– cómo de un proyecto surge una dinámica adicional interesante.

Un negocio que hace carrera

El modelo de residencias estudiantiles CityU, en el centro de Bogotá, es otra demostración de la diversificación de los negocios inmobiliarios, que además de demandar materiales, mano de obra y diseño, deben adaptarse a un modelo con una normatividad acorde a un uso diferente al tradicional. Es decir, también requiere de servicios de consultoría y evaluaciones jurídicas de rigor.

Según Javier Nieto Téllez, gerente de CityU, allí no solo hablamos de un concepto de vivienda sino de un espacio de convivencia que les brinda a los residentes la oportunidad de desarrollar su independencia y diversidad, y, con esto, manejar el concepto de networking y emprendimientos para crear lazos y posibles negocios desde el entorno académico.

"Han sido dos años de aprendizaje continuo, si bien el modelo se está desarrollado en otros países, hemos aprendido a construir uno más cercano a nuestra cultura, en el cual quienes lo habitan han aportado sus experiencias para que mejoremos cada día”, anota Nieto, quien destaca el hecho de que en Bogotá y otras ciudades del país se estén desarrollando proyectos similares.

cARAS2345

Juan Fermín Restrepo, vicepresidente de Ladrillera Santafé, y Javier Ramírez Cáceres, presidente de Famoc Depanel.

Foto:

Archivos particulares

Innovación con el uso de insumos

Para atraer nuevos negocios, la Ladrillera Santafé está impulsando tendencias con el uso del material en las fachadas y un compromiso con el medioambiente.

Según Juan Fermín Restrepo, vicepresidente de la compañía, “del terracota tradicional pasamos a colores oscuros, tierra, cocoa, gris y almendra, a lo que le sumamos la entrega de un producto que no genera manchas en el proceso constructivo, y, además, prolonga su vida útil. A esto hay que agregarle novedades en el adoquín que ofrecemos y un portafolio de bloques de mejor manejo para los constructores”.

Otra forma de gestión ambiental, con la cual diversifica su aporte a la industria sostenible, está representado en el programa ‘Soy Eco-Santafé’, a través de la Gestión Integral de Residuos, entre otros.

A tono con la economía circular

Los ajustes de los sectores constructor e inmobiliario también han generado cambios en los modelos de negocio. Es el caso de Famoc Depanel, que de ser fabricante de muebles, sobre todo para el segmento corporativo, dio un vuelco radical que no es nuevo, pero que ahora se complementa con un trabajo juicioso relacionado con la economía circular y otros frentes.

Esto va de la mano con el servicio de dotación de los proyectos, y, claro, con el alquiler y la administración; así, en línea con el concepto de la economía circular van ‘reciclando’ el negocio. El presidente de la compañía, Javier Ramírez Cáceres, agrega que “bajo ese esquema tomamos empresas que quieren cambiar su sede y le conseguimos el área que necesita; incluso, dependiendo de la necesidad contactamos a fondos de inversión, a los que el directivo define como ‘los dueños del mundo inmobiliario’, con el valor agregado de que tienen reglamentadas las inversiones. Por eso, para nosotros es clave ser clientes de ellos”, enfatiza.

De hecho, este año Famoc Depanel colocó 25.000 metros cuadrados, a través de alianzas con estos fondos y otras firmas que al final hacen que el nuevo enfoque realmente ubique a la compañía en un negocio financiero. Ramírez recuerda que actualmente manejan 160.000 metros cuadrados instalados bajo este modelo, con el cual hacen presencia en Colombia; en un futuro estarán en Chile y Perú.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador editorial Vivienda y Construcción@GabrielFlorezG

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.