Secciones
Síguenos en:
Empleo de mujeres volvió a ser el más golpeado con las restricciones
Manufactura

Las actividades más golpeadas por las restricciones son justamente aquellas que emplean más mujeres, como la industria manufacturera, el comercio y los servicios de alojamiento y restaurantes.

Foto:

Jhon Jairo Bonilla

Empleo de mujeres volvió a ser el más golpeado con las restricciones

De acuerdo con el Dane, en enero la tasa de desempleo volvió a subir. Se ubicó en 17,3 por ciento.

Los confinamientos y nuevas restricciones a la población para enfrentar el segundo pico de la pandemia rompieron una tendencia de alivio en el desempleo durante siete meses y, además, golpearon más a las mujeres que a los hombres.

(En contexto: El desempleo volvió a aumentar: en enero fue del 17,3 por ciento).

En enero, el desempleo fue de 17,3 por ciento, luego de que de mayo a diciembre había pasado de 21,4 a 13,4 por ciento.

De acuerdo con el informe sobre el mercado laboral de enero, presentado por el Dane, durante el mes pasado se amplió todavía más la brecha laboral de género, particularmente en el rango de edad de los 25 a los 54 años: “Encontramos que en enero del 2021 por cada dos hombres que salieron de la ocupación, tres mujeres perdieron su empleo. Pero en este segmento de edad, por cada hombre que salió de la ocupación salieron cuatro mujeres”, puntualizó Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

Las unidades económicas pequeñas fueron las que más aportaron a la destrucción de empleo femenino. En efecto, de las empresas con hasta diez empleados salieron de la ocupación 595.000 personas; de ese total, 409.000 son mujeres y 187.000, hombres.
De las firmas de más de diez personas salieron en enero 982.000 empleados, de los que 530.000 son mujeres y 452.000, hombres.

Resalta el hecho de que de las 1,1 millones de personas inactivas más registradas frente a enero del 2020 (personas sin trabajo pero que tampoco buscan), 732.000 son mujeres que se dedicaron a oficios del hogar.

La desocupación de enero es 4,3 puntos superior al 13 por ciento observado en el mismo mes del año pasado.

(Además: El FMI pide a Duque buscar consenso para elevar respaldo a países)

Según Oviedo, “desde mayo, cuando tuvimos un incremento de 10,8 puntos porcentuales en la tasa de desempleo, esta se redujo hasta diciembre, cuando el aumento fue de 3,8 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del 2019. En enero, la tasa de desempleo tuvo una variación de 4,3 puntos porcentuales, que nos acercan a los resultados que tuvimos en noviembre del 2020 (4,1 puntos porcentuales)”.

Oviedo insistió en la necesidad de tener en cuenta las estacionalidades que caracterizan a enero, un mes que típicamente muestra cifras de desempleo más altas. Aun así, la tasa desestacionalizada fue del 14,8 por ciento, ligeramente superior a la de diciembre (14,4 por ciento).

En total, de enero del 2020 a enero del 2021, las personas ocupadas disminuyeron en 1’577.000: pasaron de 21’545.000 a 19’968.000, una reducción de 7,3 por ciento. En el mismo lapso, los desempleados pasaron de 3,2 a 4,2 millones; en total, 951.000 personas pasaron a la desocupación. El 80 por ciento de esa población desempleada proviene de las 13 principales ciudades del país (753.000 personas).

La población inactiva también creció, al pasar de 14,9 millones en enero de 2020 a 16 millones en enero pasado. En las 13 ciudades principales, esta población subió de 6’380.000 personas (enero de 2020) a 6’878.000 personas (enero de 2021), es decir, 498.000 personas más, aportando 3,4 puntos porcentuales a la variación nacional.

(También: Si bajaron sus ingresos por la pandemia, puede retirar sus cesantías).

Las industrias manufactureras, las actividades artísticas y de entretenimiento y las de alojamiento y servicios de comida explican dos terceras partes de toda la contracción de la población ocupada el mes pasado.

De las tres, las industrias manufactureras tuvieron la mayor reducción de ocupados, con 404.000 personas, con lo que esta actividad contribuyó con 1,9 puntos porcentuales a la caída nacional.

Por otro lado, en cuanto a comercio y reparación de vehículos el número de ocupados aumentó en 44.000 personas.

El director del Dane también llamó la atención sobre el marcado deterioro del empleo formal y el incremento de la informalidad.

Del 1’577.000 ocupados menos registrados en enero, 1’226.000 eran trabajadores particulares; 226.000 eran patronos o empleadores y alrededor de 100.000 eran trabajadores domésticos (una actividad ejercida, en su gran mayoría, por mujeres).

La fuerte contracción del empleo formal viene acompañada, según el Dane, con la activación de la informalidad, “esta es la vía que están encontrando quienes perdieron trabajos formales para reingresar el mercado laboral”, señaló Oviedo. La informalidad en las 13 principales ciudades creció al 48,9 por ciento, es decir, tres puntos porcentuales más.

Pico de covid golpeó al trabajo
Juan Daniel Oviedo

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, llamó la atención sobre el incremento de la brecha laboral de género y el aumento de la informalidad y el desempleo urbano.

Foto:

RODRIGO SEPÚLVEDA. EL TIEMPO

Sobre los resultados del mercado laboral de enero, Juan Daniel Oviedo, director del Dane, respondió tres preguntas:

Más allá de la estacionalidad, ¿qué factores puntuales incidieron en el deterioro de la tasa de desempleo de enero de 2021?

El deterioro de la tasa de desempleo se debe fundamentalmente a una afectación en la dinámica laboral en las 13 principales ciudades del país.

El 80 por ciento del incremento de la población desempleada en enero de 2021 se dio en estas áreas urbanas. La encuesta de hogares confirma que la salida de ocupados de la fuerza laboral entre enero de 2020 y 2021 se debió casi en su totalidad al “cierre o dificultades de la empresa” y “covid-19”.

El segundo pico y sus medidas de confinamiento asociadas se vislumbran como el motivador más importante del deterioro del mercado laboral urbano

Adicionalmente, la proporción de personas que manifestaron sentir una “reducción de actividad económica y de ingresos” entre diciembre de 2020 y enero de 2021 pasó de un 22,6 por ciento a un 26,2 por ciento de la población de más de 10 años.

Así, el segundo pico y sus medidas de confinamiento asociadas se vislumbran como el motivador más importante del deterioro del mercado laboral urbano, donde la tasa de desempleo de 13 ciudades se incrementó en 6,6 puntos porcentuales. De ellos, Bogotá, con un poco menos de un millón de desempleados, y solo pesando una cuarta parte del PIB colombiano, explicó un 55,8 por ciento del retroceso.

Finalmente, todos estos matices se vislumbraban desde mediados de febrero cuando el estimador temprano de la actividad manufacturera predecía una contracción cercana al -2,7 por ciento anual en la producción real de enero de 2021.

¿Por qué el deterioro más grande sigue siendo en zonas urbanas? ¿Cuál es el factor o factores que explican eso?

La desagregación por actividades económicas nos muestra, entre otras, las siguientes salidas de la ocupación entre enero de 2020 y de 2021: 201.000 personas que trabajaban en transporte terrestre público automotor, 142.000 personas que prestaban servicios en cafeterías y restaurantes, 104.000 empleados domésticos (casi todas mujeres) y 82.000 personas en bares.

Con esto, ya se agregan casi 530.000 personas que salieron de la ocupación en actividades de gran preponderancia urbana y afectadas, todas ellas, por las reglas institucionales de manejo de la pandemia en enero, sobre todo en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga.

Finalmente, no se puede olvidar que en enero dos terceras partes de la contracción del empleo nacional se dio en empresas de más de 10 ocupados, en las cuales se destacan las del ámbito manufacturero, de entretenimiento y de construcción, también de predominancia urbana.

¿Por qué en enero resultó todavía más golpeado el empleo femenino?

La respuesta anterior agrega actividades, todas ellas con una amplia participación de mujeres desde la perspectiva tradicional del mercado laboral urbano en Colombia.

No más en la rama de actividad de alojamiento y servicios de comida, en enero de 2021, se identificaban 1'027.000 mujeres y 493.000 hombres ocupados. En consecuencia, es natural que la brecha de la tasa de desempleo urbana haya pasado de 3,9 porcentuales en enero de 2020 a 6,5 puntos porcentuales en enero de 2021.

Encuentre también en Economía:

Minesa presentará a Anla nueva solicitud para proyecto Soto Norte

Las cuatro aerolíneas que buscan agitar la competencia en el país

Infidelidad financiera: el peligroso enemigo de las relaciones

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.