Salario mínimo, dilema entre subir ingresos o generar más empleo

Salario mínimo, dilema entre subir ingresos o generar más empleo

Este martes se reanuda diálogo. Con inflación proyectada, aumento ya no podrá ser inferior al 4 %.

Billetes

La ministra de trabajo, Alicia Arango, señala que "todos somos conscientes de que la generación de empleo debe ir de la mano de una remuneración justa".

Foto:

Leonardo Muñoz / EL TIEMPO

Por: Economía y negocios
10 de diciembre 2019 , 09:02 a.m.

Los sindicatos piden que los trabajadores que ganan el salario mínimo tengan un mejor ingreso, y los empresarios alegan que un incremento muy alto los llevaría a no poder crear nuevos puestos de trabajo. En medio está la productividad, que no sube, según el cálculo hecho por el Dane, pese a que la gente que trabaja siente que tiene mucha carga en comparación con lo que gana.

Este es el dilema en el que está enfrascada la negociación para el incremento en el salario mínimo que regirá en el 2020. La mesa de concertación de política salarial en la que se debate este tema, tuvo dos reuniones durante esta semana sin que se avanzara en la meta de lograr un acuerdo.

Más que en cualquier otro año, la concertación del salario mínimo ha sido compleja, pues coincide con las protestas sociales más fuertes que se hayan dado en Colombia.

El punto controversial, que seguirá siendo el foco del próximo encuentro de la mesa, el martes, es la productividad.

El Dane reveló que en el 2019, la productividad laboral, es decir, la que atañe directamente al trabajador, se incrementó en 0,21 por ciento, mientras que la llamada productividad de Todos los factores fue negativa (-0,39 %) y es la que incluye todas las variables de un proceso productivo eficiente, que debe ser como una bola de nieve: el trabajador pone su fuerza de trabajo, por la cual recibe una remuneración que le permita obtener bienes y servicios que le generen bienestar; mientras que las empresas ponen insumos, maquinaria, entre otros, y a cambio reciben rentabilidad.

Estos dos aportes deben impulsar el crecimiento de la economía de un país.

(Lea también: Salario mínimo: en qué trabajan los empleados más productivos)

Mesa tripartita de concertación

La mesa tripartita de concertación para el incremento del salario mínimo ha tenido dos jornadas con debates complejos.

Foto:

Cortesía Mintrabajo

Posición de trabajadores

Desde el punto de vista de los sindicatos, el inconformismo inicial se deriva del cambio en la metodología usada por el Dane para calcular la productividad, tarea que antes hacía Planeación nacional.

De hecho, para este año (2019) en el que el salario mínimo es de 828.116 pesos, el incremento establecido por esa entidad, por el lado de productividad laboral, fue de 1,69 por ciento, lo que mantuvo la expectativa entre las centrales obreras que llegaron a la mesa de concertación con el convencimiento de que la nueva estimación sería mayor o al menos similar a la que llevó al aumento de este año, en 6 por ciento, considerado el más alto en los últimos 25 años.

(Lea más sobre este tema aquí: Así les han subido al salario mínimo de los colombianos en 36 años)

Tras conocer los resultados oficiales de ahora, las centrales obreras, inclusive, insinuaron que el cambio en la metodología y la aparición del Dane en el escenario, tenía que ver con una intención premeditada, para bajar las cifras y afectar a los trabajadores.

Ojalá haya voluntad de diálogo para que nuestra meta se cumpla, que es generar más empleo en mejores condiciones para los colombianos

Los reclamos empezaron a surgir. Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT (Confederación General de Trabajadores), planteó que en el país no se debe hablar de un salario mínimo, sino de un salario vital, el cual debería estar por el orden de 1’600.000 pesos, pues, desde su perspectiva, solo con ese ingreso se podría obtener una canasta familiar para llevar una vida decente.

Por el lado de las empresas, el argumento es “defender el empleo”. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, indicó que “ojalá haya voluntad de diálogo para que nuestra meta se cumpla, que es generar más empleo en mejores condiciones para los colombianos”.

(En otras noticias: ‘Un paro es todo lo opuesto a la defensa del empleo’: Bruce Mac Master)

En Colombia, no se sabe con exactitud cuántos colombianos son los directamente tocados con el alza del mínimo, pero las cifras de Acopi, gremio de Mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), pueden dar una idea, toda vez que 96 por ciento del tejido empresarial en el país está compuesto por MiPymes.

Según las estadísticas suministradas por Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, el número de ocupados en MiPymes afiliadas al gremio, con un salario mínimo, es del 22 por ciento. Para el Dane, los trabajadores con ese sueldo serían el 11,6 por ciento del total de ocupados, que son 22,3 millones personas.

Además de impactar a las personas que ganan el mínimo, este incremento es derrotero para muchas otras alzas, lo que hace que la decisión que se tome en la mesa tripartita tenga un efecto más amplio.

De ahí la importancia de buscar un punto de equilibrio, es decir, ¿cómo subir el ingreso de la gente sin afectar la generación de empleo?

La única manera de subir realmente el ingreso y no generar desempleo es aumentando la productividad laboral, la cual, no tiene que ver con horas trabajadas

Juan Carlos Guataquí, miembro del Observatorio laboral de la Universidad del Rosario, dice que no hay que perder de vista que, “subir el mínimo solo beneficiaría a los asalariados, que son el 55 por ciento de los ocupados”. Los informales, cuya cifra bordea el 50 por ciento, quedan por fuera, pues la mayoría no gana ni el mínimo.

Guataquí agrega que “hay tantas cosas indexadas al salario mínimo, que el incremento se perdería por el impacto fiscal e inflacionario en todos esos indexados”.

Señala además que, “la única manera de subir realmente el ingreso y no generar desempleo es aumentando la productividad laboral, la cual, no tiene que ver con horas trabajadas. La gente trabaja muchas horas, pero no es productiva. Es como desyerbar un jardín con un cortauñas”.

El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, también coincide con la idea de que la clave es la productividad laboral, para la cual, se requiere “reentrenamiento, cursos de formación para el trabajo, en general adquisición de habilidades pertinentes para las labores que desempeñan”.

En su criterio, “el país también debe abordar la discusión de disminuir la jornada laboral, que es alta para estándares internacionales, sin afectar el ingreso de los trabajadores”.

Hay que recordar que esta es una de las fórmulas que está sobre el tapete en el país para generar empleo, y ya fue incluida en un proyecto de ley que pasó el primer debate en la Comisión Séptima del Senado, con el cual se intenta bajar la jornada laboral, de 48 a 45 horas semanales sin afectar el salario. Dicha iniciativa ha sido tildada de populista.

(Lea: Así es el proyecto que reduce la jornada laboral sin tocar salario)

Para la dirigente gremial de Acopi, entre tanto, es crucial que se frene lo que llamó ‘locura’ legislativa. “Hay muchos proyectos dispersos, como la prima a la canasta familiar, la reducción de la jornada laboral, entre otros, que solo nos muestran la necesidad de una reforma laboral estructural”.

Quintero advirtió que esta situación ha llevando al empresariado a frenar la producción, lo que se evidencia en la más reciente encuesta de Acopi, realizada en junio, según la cual, 64 % de empresarios prefirió no contratar personal en el resto del año, ante la incertidumbre de cómo quedará el costo de la mano de obra y qué tanto equilibro se logrará entre lo que invierte una empresa y lo que recupera tras los gastos, entre ellos, el del pago a trabajadores.

'Somos conscientes de que la generación de empleo debe ir de la mano de una remuneración justa'
Alicia Arango

Alicia Arango, ministra del Trabajo.

Foto:

Ministerio del Trabajo

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, habla sobre la mesa de concertación y el acuerdo al que esperan llegar desde el Gobierno de manera pronta.

¿Cómo está el ambiente en la mesa de concertación para lograr un acuerdo antes del 16, cuando vence el primer plazo del cronograma?

Los integrantes de la mesa han mostrado durante estos 16 meses una actitud siempre dispuesta al diálogo y a la concertación. Recordemos que en este Gobierno la mesa no se ha convocado solamente para discutir el incremento del salario mínimo, sino que se ha reunido constantemente para tratar diversos temas relevantes para los trabajadores. Se ha formado una relación que invita a la expresión de las diferencias y la construcción de consensos. Esta vez no es la excepción, y todas las partes han manifestado su mayor disposición para lograr un incremento concertado.

Después de divulgadas las variables que juegan para establecer un incremento, ¿cuál será la apuesta del Gobierno?

La apuesta del Gobierno, tal como el año anterior, es lograr un acercamiento entre las partes que sea satisfactorio para todos. Esta fue una apuesta exitosa el año pasado, cuando logramos concertar el aumento real del salario mínimo más alto en un cuarto de siglo; por supuesto, teniendo en cuenta las restricciones fiscales.

¿Cómo piensa dirimir el Gobierno el dilema entre dos de los integrantes de la comisión tripartita de subir el ingreso del trabajador y no afectar la generación de empleo?

Esto no es un dilema. Los trabajadores reconocen la importancia del empresariado para generar empleo, y los representantes de los empleadores han priorizado esta discusión sobre la remuneración de los trabajadores por encima de cualquier tema en la agenda. Todos somos conscientes de que la generación de empleo debe ir de la mano de una remuneración justa.

MARTHA MORALES MANCHEGO
REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS
​@marthamoralesm

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.