De los acuerdos comerciales / Opinión

De los acuerdos comerciales / Opinión

El Presidente Ejecutivo de Asocolflores habla del momento de la economía nacional y los TLC.

Augusto Solano Mejía

Augusto Solano Mejía, Presidente Ejecutivo de Asocolflores.

Foto:

Juan Manuel Vargas. EL TIEMPO

Por: Augusto Solano Mejía*
27 de noviembre 2020 , 08:19 p. m.

Los acuerdos comerciales y tratados de libre comercio (TLC) siempre han suscitado polémica, particularmente ahora por la pandemia, cuando los vientos proteccionistas vuelven a soplar. Estos acuerdos pretenden que nuestros empresarios accedan a mercados más grandes, con mayor poder adquisitivo, y a la vez, lograr la mayor protección posible para la producción nacional. Así se han negociado 17 acuerdos vigentes.

(Además: ¿Listo para comprar este Black Friday? Siga estas recomendaciones)

Frente a las voces que nuevamente buscan mayor proteccionismo, quiero hacer las siguientes consideraciones:

Economía cerrada

Seguimos siendo una economía cerrada. Según el número de acuerdos y la participación del comercio internacional en el PIB, Colombia sigue siendo una economía cerrada, inclusive si nos comparamos con países de nuestra región como Chile, Uruguay, México y Perú. Cerrarnos más nos aislaría, cuando lo que requerimos en este momento es todo lo contrario, por ejemplo, en Asia solo tenemos un acuerdo con Corea.

(Lea también: ¿Sabe a dónde van las toneladas de papa que se importan cada año?)

Los acuerdos

Los acuerdos vigentes implicaron años de extensas negociaciones y consultas a todos los interesados, incluso acudiendo a las regiones. Renegociar podría llevar mucho tiempo y la contraparte buscará algo a cambio, así el resultado puede ser neutro o incluso negativo. Para las contrapartes constituimos una porción pequeña de su comercio, no cederán facilmente y pueden buscar mayores beneficios.

Ante desequilibrios evidentes, por subsidios o casos de dumping, por ejemplo, el mejor camino es acudir a las instancias de la OMC que son más efectivas, como ya lo ha hecho Colombia recientemente.

El solo hecho de hablar de renegociaciones generalizadas invita a bajar la guardia y dejar de hacer la tarea prioritaria de mejorar la productividad.

La desgravación

Hay que aprovechar los periodos de desgravación. En muchos casos sensibles en los acuerdos comerciales se negociaron períodos de desgravación, inclusive cercanos a los veinte años, para que los sectores tuvieran suficiente tiempo para adecuarse y mejorar su competitividad. Vale la pena preguntarse, ¿qué se hizo en esos periodos? ¿Se aprovecharon debidamente? Si aún queda tiempo, hagámoslo ya.

(Le puede interesar: Colombia necesita un cambio en los TLC: Mayer)

La coyuntura actual

La covid-19 nos deja una economía más pequeña y consumidores con menor poder adquisitivo. El retroceso en la lucha contra la pobreza es evidente. Es errado pensar que centrarnos en el mercado interno va a permitir los niveles de crecimiento que requerimos. Ahora más que nunca es el momento para aprovechar el acceso que tenemos a los mercados internacionales.

Ya hay más protección

El interés en renegociar los acuerdos se supone que es para incrementar los aranceles a los productos importados, de manera que cuesten más y no compitan con la producción nacional. Resulta que eso ya ocurrió para todos los productos importados sin tener que recurrir a ninguna renegociación.

Es simplemente el resultado de una tasa de cambio más competitiva, que en lo que va corrido de este año ha aumentado en promedio cerca del 12 por ciento frente al año anterior y ha tenido picos muy altos. Sin embargo, nadie lo reconoce y se discute ahora como si estuviéramos en enero de este año. Una tasa de cambio competitiva promueve las exportaciones, es una protección más efectiva que los aranceles y combate el contrabando. Lo contrario también es cierto, frente a una tasa de cambio revaluada no hay arancel que valga. Y ahora, frente a un panorama preocupante de reducción de nuestros recursos minero-energéticos es válida más que nunca la frase tantas veces repetida: ¡exportar o morir!

AUGUSTO SOLANO MEJÍA*Presidente Ejecutivo de Asocolflores.

Encuentre también en Economía:

-Junta del Banco de la República deja su tasa de intervención en 1,75 %

-Los ejes del plan para darle al tren la importancia que merece

-Se extiende hasta febrero periodo para retiro de cesantías

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.