Todo lo que debe saber sobre su vehículo durante la cuarentena

Todo lo que debe saber sobre su vehículo durante la cuarentena

Conozca qué pasa con el aceite, las llantas, si debe o no prenderlo en este tiempo de aislamiento.

Top 5 de los vehículos más vendidos en Colombia

A medida que pasan los días de encierro, no falta quien se preocupe por los problemas que puedan tener las llantas de su carro detenido durante varios días.

Foto:

iStock

Por: MOTOR
18 de abril 2020 , 09:33 a.m.
En la cuarentena las llantas no se van a volver cuadradas

En esta entrega sobre los cuidados que hay que tener con el carro durante el aislamiento obligatorio tratamos el mantenimiento de las llantas.

A medida que pasan los días de encierro, más ideas o angustias se nos vienen a la cabeza y no falta quien se preocupe por los problemas que puedan tener las llantas de su carro detenido durante varios días.

Citemos primero cuáles son los enemigos declarados de la llantas. Uno inevitable es el sol cuyos rayos ultravioletas y el ozono de la atmósfera que atacan el caucho y lo endurecen y cuartean.

Esto se ve también en los empaques exteriores y las cuchillas de los limpiabrisas. Por eso es absurdo el mito que muchos practicaban -¿o practican?- de comprar las llantas y dejarlas muchos días al sol para que se “curaran” antes de montarlas. Totalmente antitécnico.

Alineación y balanceo de las llantas

La forma de almacenar y proteger las llantas nuevas es en bolsas de plástico negras o en sitios bien oscuros y lejos de los rayos del sol.

Hay otros adversarios, casi también ineludibles, que son los huecos, alcantarillas rotas o destapadas y demás accidentes propios de nuestras calles que causan rupturas en las carcasas de las llantas a tal punto que en este país la mayoría de las ruedas se reemplazan por daños antes de que lleguen a un kilometraje que destape entre el labrado a los indicadores de desgaste.

Son un abrasivo constante la mala alineación de los trenes delantero y trasero y si se mordisquean las llantas, es porque los amortiguadores están dañados. Una agachada con linterna en el garaje le puede dar pistas sobre estos males y detectar chichones en los hombros, sobre todo en la parte interna, es indicio de fuertes golpes que pudieron también llegar a los rines.

(Lea también: ¿Qué le pasa a la gasolina del carro durante la cuarentena? )

Pero veamos las condiciones del momento con el auto en detención. Las llantas se podrían aplanar porque la carga permanece en un solo punto.

Pero esto toma quizá años en producirse y no es un perfil que sobreviva porque al rodarlas un poco vuelven a su redondez normal. Recuerde que su carro, salvo que sea de transporte público o de trabajo, permanece la mayor del día detenido en estacionamientos o garajes y las llantas no se ponen cuadradas.

(Además: ¿Es bueno tapar el carro durante la cuarentena?)

Lo que sí debe controlar es la presión del aire porque es bastante normal que las ruedas se desinflen en alguna dosis y esto se aumenta al estar quietas pues las imperfecciones de los rines por las cuales se sale el aire son inevitables.

Por ello, es usual que calibremos las llantas con alguna periodicidad pero en estos momentos sí es clave controlarlas porque si se desinfla una por completo deberá pasar por la tarea de cambiarla y si son dos las que están en proceso de desinflarse, pues la situación será compleja porque no suele haber dos repuestos.  

También si tiene llantas de las que pueden andar sin aire y los testigos de presión no se han encendido en el tablero por alguna razón de sensores, electricidad o electrónica, la calibración puede destapar algún pinchazo vigente.

Y claro, si el carro está quieto, los sistemas de detección no lo van a informar. En ese caso, vaya a un servicio aprovechando que el carro camina en esas condiciones sin problemas. Si tiene una rueda de este tipo desinflada, da igual llevarla a arreglar hoy o dentro de semanas. Para eso es su construcción.

¿Qué le pasa a los fluidos en la cuarentena?

En esta entrega de lo que se debe y no hacer en el carro durante el aislamiento obligatorio les recomendamos este procedimiento.

Es muy posible que su proactividad se haya despertado en estos días de calma obligada y sus inquietudes giren en algún momento alrededor de su carro, también en cuarentena. Por eso, una vez que ha medido el aceite, cree que no falta agua y puede destapar el frasco o el radiador a sabiendas de que el carro se ha enfriado durante por lo menos dos semanas pero se quiere cerciorar, seguro que no dejará de echarle una mirada al depósito del líquido para los frenos.

Lo más probable es que el nivel esté por debajo de la raya de máximo y en camino al mínimo. No se angustie. Eso es normal porque a medida que las pastillas se gastan los pistones de las mordazas van saliendo para compensar ese grosor y, por ende, el líquido baja para compensar ese mayor volumen que se genera en los cilindros donde residen los pistones.

¿Por qué baja el nivel del líquido de frenos?

Si el pedal está en su sitio es porque no hay fugas de líquido y por lo tanto lo que debe hacer es pensar en revisar las pastillas cuando pueda pasar por el taller. Y, de paso, cambia el líquido que es lo recomendable.

De hecho, en muchos carros que ni tienen testigos de desgaste, las rayas del recipiente del líquido son la advertencia del deterioro de las pastillas y avisos de cambio. Hasta ahí su intervención.

Revisión de frenos

No intente agregar líquido porque lo va a botar cuando retraigan los pistones para cambiar las pastillas y va a dañar toda la pintura circundante del depósito.

Tampoco lo abra sin necesidad absoluta porque este fluido de inmediato empieza a contaminarse con la humedad del ambiente debido a que es altamente higroscópico.

Pastillas de frenos

Esa humedad es a la larga agua que el alcohol que contiene el líquido en alguna dosis inmediatamente la absorbe y deteriora el punto de ebullición del mismo que va perdiendo propiedades hasta cuando llega a un momento en el cual empieza a hervir a la temperatura de funcionamiento normal de los frenos, se producen burbujas, el pedal se va al piso y puede venir el accidente.

Líquido de frenos

Una de las cosas que no debe tener en su caja de herramientas del carro es líquido. La razón es que si falta es porque hay un escape en el sistema en cualquiera de sus partes y lo que debe hacer es detener de inmediato el vehículo y llevarlo a reparar pues en cualquier momento pierde totalmente el frenado. Nada de que “le voy echando de a poquitos mientras tengo tiempo de llevarlo a arreglar”. Con los frenos no se juega.

¿Se daña el aceite en el cárter durante la cuarentena?

En esta cuarta entrega analizamos los factores que pueden dañar o no el aceite del motor en tiempos de 'quietud' por el covid-19.

En estos días de quietud personal y encierro, en algún momento de todos los días nos preguntamos qué se podrá estar dañando en el carro sin moverlo.

Ya en textos anteriores de esta serie hablamos de los cuidados para la batería, si es necesario prender el motor de vez en cuando, los beneficios y peligros de carpar el vehículo y hoy traemos a colación respuestas sobre las inquietudes que a muchas personas les surgen sobre el probable deterioro del aceite en esas condiciones.
Partamos por el final de estas consideraciones. Al aceite no le pasa nada. Pero le puede suceder si hacemos encendidos cortos del motor y este no se calienta bien. Veamos.

El aceite en reposo no se contamina ni se deteriora. Pensemos en que cuando lo compramos para el cambio, nunca tenemos idea de cuánto tiempo lleva almacenado en estantes, depósitos o en grandes tanques de los fabricantes. O cuando se expende a granel y la gran caneca puede durar meses y hasta años en vaciarse.

Si el aceite tuviera un ciclo de descomposición estando guardado, sus envases tendrían fecha de vencimiento y sería muy complicado garantizar su estado en los tanques que lo entregan a granel. Esta fecha no existe porque no se requiere.

Por lo tanto en el cárter del motor, dentro de la caja o el diferencial, no sucede nada malo con los aceites y no hay que preocuparse por estos líquidos.

Sin embargo, en el caso del aceite del motor, no de los otros órganos, sí se da un fenómeno peligroso independiente de las características del aceite debido a que de todas maneras se produce contaminación con los gases y sobrantes de la combustión que se pasan al cárter durante el uso del motor, en especial cuando ya hay fugas de compresión en los cilindros y anillos, es decir, en motores ya bien usados.

(Lea también: ¿Hay que prender el motor del carro durante la cuarentena?)

Estos gases contienen residuos del etanol que tiene la gasolina especialmente y al estar en contacto con el aceite obviamente se le incrustan y son el principal agente de la producción de lodos que van invadiendo el motor, hagan de cuenta hongos, pero que son casi sólidos, muy difíciles de remover a no ser que se desmonte la máquina porque acaban por tapar el sistema de lubricación.

(Además: ¿Es bueno tapar el carro durante la cuarentena?)

Usualmente, esos agentes contaminantes que se meten el aceite se evaporan y dispersan sin consecuencias con el uso diario del carro cuando este se calienta pero para que eso suceda se necesita que el lubricante llegue a su temperatura de funcionamiento, cerca de los 120 grados centígrados y esto toma por lo menos 15 a 20 minutos con el motor bajo carga y en esas condiciones hay que usarlo un buen rato, siquiera otros diez minutos en la ruta.

Por eso es imperativo al prender el carro frío, esperar a que apaguen los testigos y ponerlo en marcha en la ruta de una vez para empezar todo este proceso al cabo del cual el aceite evapora a sus enemigos.

El aceite se consume, aunque en una proporción muy baja

Por esa misma razón el encendido y calentamiento del motor en marcha mínima en el garaje es muy malo porque va dañando el aceite ya que este no se limpia, además de que asume el exceso de gasolina que se da necesariamente para iniciar el motor cuando está frío. Esta lo diluye y deteriora sus propiedades. Evite hacer esto en lo posible.

De ahí se desprende que el argumento que suelen emplear para vender un carro de segunda de que solo lo usaban para ir al mercado o hacer vuelticas muy cortas, tampoco es buen antecedente sobre la salud del motor y más bien puede ser una mala referencia o síntoma de que hay un virus “lubri-19” gestando o actuando por ahí.

Filtro de aceite

Como los aceites de la caja, manual o automática, y de la transmisión no están expuestos a estos agentes, no se deterioran y hoy prácticamente no requieren servicios.

Es más, no se recomienda tocar los de las automáticas porque en el proceso de vaciado y recargas de sus sistemas hidráulicos se producen a veces fallas y de inmediato aparecen problemas internos, cosa que les cito por experiencia propia. Tan es así que en muchas cajas mecánicas y diferenciales ya no hay tapones de servicio.

El aceite fluye entre los pistones

Por lo tanto, como cierre, por este tema del aceite en cuarentena no se preocupe. Solo tenga presente que cuando pueda usar el carro, haga de una vez un recorrido largo y consistente para que se dé esa evaporación de los contaminantes plenamente. Nada de la vuelta a la manzana.

Y si tiene fugas, controle el nivel aunque si no son grotescas, tampoco será grave porque esas pérdidas se suelen dar con el motor en marcha. Si tiene escapes cuantiosos, el piso de su garaje se encargará de avisarle.

¿Hay que prender el motor del carro durante la cuarentena?

Mecánicamente no hay ninguna razón que amerite hacer este procedimiento y menos por un tiempo de detención tan corta como la que estamos viviendo, así nos parezcan eternas tres semanas.

20 días de parada es usual en un carro que en su vida previa los ha tenido muchas veces, por ejemplo, en patios de las fábricas, en barcos, en aduanas, en concesionarios esperando postor, etc. que pueden sumar meses y hasta años a tal punto que de pronto encontramos en vitrinas modelos 2018 'cero kilómetros' y cosas así.

La única relativa justificación para esos encendidos caseros es recuperar un poquito la carga de la batería que de todas baja cotidianamente aunque a una rata mínima y que toma mucho tiempo en desocuparse.

(Lea también: Lo que debe saber acerca del encendido del motor)

Botón de arranque

Mecánicamente la encendida en el garaje solo genera males en el motor. Como lo hemos dicho en infinidad de veces, el encendido en frío es un momento en el cual confluyen muchos enemigos del ambiente y de la máquina y es por eso que siempre recomendamos encender, esperar a que se apaguen los testigos del tablero y salir a la calle.

Eso casi es imperativo así mucha gente no lo asuma y se quede en la vieja costumbre de dejar el carro calentando mientras se afeita. Esto es de lo peor que puede hacer.

El vehículo no se afecta por el encendido y apagado continuo del motor durante las detenciones

Las razones son varias. Cuando se va a prender el motor frío hay un sensor que le informa al computador la situación de temperatura que requiere durante algún tiempo el aporte de más cantidad de gasolina para iniciar el encendido.

Si su carro no tiene esos sistemas sensores y es de la vieja guardia, el sistema es usted mismo que dispone de una guaya para operar el choke del carburador que cumple esa función.

(Lea también: ¿Por qué era tan malo el carburador?)

Carburador

Pero sin la sensibilidad ni precisión, por lo cual siempre se abusa de la cantidad de gasolina y del tiempo de descarga de más combustible -ACPM también si es Diesel- porque el motor falla mucho y es inestable, lo cual no sucede cuando está el computador de por medio que muy rápido estabiliza el motor calibrando la mezcla a cada segundo de cambio de calor.

(Lea también: En la cuarentena obligatoria ¿se debe desconectar la batería?)

Humo

Esa condición, manual o electrónica, genera otros dos peores problemas. Una es que la cantidad adicional de gasolina no se quema bien porque la prueba es que el motor falla temporalmente, diluye el aceite que está en los cilindros precisamente en el momento cuando más lubricación se necesita y esto acelera paulatinamente su desgaste.

Si deja prendido el motor en esa condición, es peor y más si es en marcha mínima porque el flujo de aceite es bajo y la máquina se puede demorar 10 o más minutos en llegar a su calor ideal trabajando en malas condiciones.

¿Por qué echan humo los carros?

Otra son los perjuicios ambientales. Todo ese exceso de gasolina son emisiones muy malas y más si las despide en el confinamiento de su garaje que eventualmente pueden estar cerca de su sala, comedor y alcobas. Se notan porque hay humos, fallas, explosiones en el motor y olores que las delatan.

Pero hay más: el catalizador que las debe minimizar y controlar no trabaja frío y toma un tiempo también importante, de minutos, para que sus agentes químicos reaccionen y limpien esos gases malos.

Hay que estar pendiente de los avisos en el tablero

Por lo tanto encender en frío es una condición muy maluca del funcionamiento del motor que causa problemas internos y externos ya que la polución en los estacionamientos y garajes se traslada a los apartamentos, oficinas, casas y afecta al vecindario así usted no lo note ni lo crea.

Un tercer factor, además de otros que trataremos en el siguiente artículo, es la creación de mugre y carbón y la residuos en el aceite que llevan a la formación de lodos, tema de una siguiente entrega de esta serie de artículos pues es igualmente importante en este momento.

‘Abecé’ de los motores recalentados

Si el motor está bien, no hace falta prenderlo para comprobarlo y si está mal de afinación, lo peor que puede hacer es ponerlo en marcha porque se aumentan todos esos males citados. Y con esas maniobras continuas en frío se pueden ensuciar fácilmente las bujías y empiezan problemas innecesarios. No los busque ni los fabrique.

Vienen ahora los motivos eléctricos para darle esas prendidas a su máquina, que no son otros que recuperar o rellenar la batería. Si tiene dudas sobre su estado, lo mejor es no torearla porque en cada prendida le baja la carga y aunque el alternador recupere, este toma mucho tiempo en hacerlo plenamente y lo que va a suceder es que va menguando poco a poco el tanque de la electricidad hasta cuando no haya para mover el arranque.

'Testigos': véalos y no los ignore

De todas maneras, digamos que prenderlo una vez a la semana, es pecado venial para tranquilidad mecánica de la conciencia. En ese caso, encienda y mantenga el motor en un buen número de revoluciones, una vez el bombillo de la lubricación se apaga y da el visto bueno.

A unas 2000 rpm estaría bien porque el flujo de aceite aumenta, el catalizador calienta más rápido y el alternador produce más energía para completar en algo la batería. Cinco minutos de esto, bastan. Pero no quiere decir que un muy largo plazo, hablamos ya de meses, la batería no se baje porque esa carga de garaje nunca será suficiente.

¿Iniciar o empujar?

Si por suma de defectos en el carro y sus sistemas finalmente la batería se muere, el recurso correcto son unos buenos cables de iniciar y recuperar la pila luego con una carga lenta de al menos 24 horas en algún servicio técnico. Nada más.

Cuando la batería está en ceros, así estará hasta cuando la recupere y para ese remedio no hay tiempo fijo ni urgencia inmediata. Si está en ceros, pues en ceros se queda todos los días subsiguientes y nada más sucede. Más no puede bajar.

O sea, mejor espere a cuando deba -o pueda- sacar el carro y hace todo el operativo y lo usa por lo menos durante una media hora para que, además se cumplan otros procesos de organizar el aceite, evitar lodos, carbones, etc. (Próximo tema en este espacio)

Por lo tanto, salvo por distracción y el pretexto de hacer algo técnico en estos días, mejor dedíquele un rato a la “mecánica de trapo” e higiene del carro antes de meterse con la corriente y los fierros.

Su carro en cuarentena: ¿se debe desconectar la batería?

Diría que, en principio, no hace falta desconectar la batería y es mejor evitarse sorpresas porque cuando se corta la energía del carro se pueden desprogramar muchas funciones como los ajustes del radio y en general de todo el sistema de audio, las memorias de los asientos, las alarmas, los códigos de acceso cuando los hay y otros servicios que dependen de que la batería genere una pequeñísima dosis de energía para mantenerlos despiertos. Además no es descartable que algunos circuitos del complejo entramado electrónico se rebelen.

La batería se descarga diariamente a una rata de un 0.24% de su capacidad, luego debe soportar muchos días con suficiente reserva.

De todas maneras, si la pila en los últimos días ha mostrado flaquezas al momento de encender el motor y usted no está seguro de su vitalidad, entonces vale la pena tomar dos previsiones: desconectarla y, sobre todo, tener a la mano unos cables de iniciar porque puede llegar el momento en que no haya la suficiente electricidad para que active el vehículo.

Batería portátil para recargar el acumulador del carro

Desconectarla no es tarea complicada pero tenga cuidado con no golpear los bornes y no tratar de aflojar el terminal haciéndole fuerzas laterales que pueden torcer el poste que va anclado en el fondo de las baterías y se puede romper colapsándolas de por vida. Girarlo ligeramente es suficiente.

(Lea también: Diez soluciones a problemas con la electricidad y la electrónica)

Batería inteligente de OHM

Cualquier borne que desconecte aísla la batería pero lo usual es soltar el negativo que podría identificar si no está seguro del cableado, no tiene señales o no hay colores en los terminales y bornes, porque este es más delgado que el positivo.

Es mejor jugar con el negativo porque muchas veces las baterías están sitios de difícil acceso y al aflojar las tuercas y manipular las herramientas es muy evidente tocar la carrocería y si se trata del positivo, entonces viene un chispazo monumental porque hace masa y se cierra el circuito vivo.

No lo va a electrocutar pero sí puede causar males en el carro, en la herramienta y un susto adicional que no conviene en estos días. Nunca deje herramientas sueltas encima de la batería.

Vida de las baterías

Si nota chispas muy ligeras cuando suelta el borne, vuelva a tocar con el cable el poste original y si esto se repite quiere decir que en los circuitos del carro hay algún consumo leve, como una luz interior que se queda encendida y cosas parecidas.
Revise bien ese tema porque si algo drena la batería, en esas condiciones de quietud llegará el momento cuando esta se muere.

Tenga obviamente cuidado de que las herramientas no conecten ambos bornes o dejar cosas por ahí que puedan hacer un corto circuito.

Nuevo desarrollo: iniciadores de baterías de bolsillo

Finalmente, al reconectar trate de aprovechar la oportunidad para limpiar bien el borne y el terminal con una lija suave, si tiene, o en su defecto con bicarbonato diluido en agua y si está en este ejercicio, pues aproveche y limpie ambos contactos.

(Lea también: ¿Se debe empujar o iniciar el carro cuando no prende?)

Iniciadores de baterías de bolsillo

Las baterías actuales son libres de mantenimiento y selladas por lo cual no se repone el líquido interior que es agua desmineralizada revuelta nada menos que con ácido sulfúrico, que es veneno.

Si la batería tiene tapas removibles para cada vaso, revise el nivel del líquido que debe estar apenas cubriendo las placas y si es necesario agregue el agua especial para ello o la destilada de droguería. No sobrepase ese nivel porque causa daños en la batería y esta va a respirar botando líquido, por ende ácido y vienen más problemas.

¿Es bueno tapar el carro durante la cuarentena?

En esta entrega sobre los cuidados que se deben tener con el carro José Clopatofsky trata sobre lo bueno, lo malo y lo feo de 'empiyamarlo'.

Nada más molesto que encontrar el carro lleno de polvo o manchado cuando ha llovido. En el uso diario se convive con estos enemigos de la higiene exterior porque al sacar el auto se sabe que se seguirá ensuciando por la mugre de nuestras calles, el barro que se forma cuando llueve o las salpicadas de charcos cuyo contenido es desconocido, pero nunca bueno.

También, cuando no hay restricciones de movilidad, periódicamente se pasa por el lavadero y queda de nuevo rozagante.

Pero ahora la costra de suciedad no la podemos eliminar pues la lavada en la casa no es recomendada y hasta prohibida si lo hace en el andén.

¿Le pongo una carpa?

No es mala idea, pero hay que tener claro cómo debe ser la cubierta, las condiciones externas a las cuales se va a exponer y el sujeto a proteger.

Cualquiera que sea la carpa debe cerciorarse que tenga un material altamente poroso porque ese vestido de plástico o de otro producto afín es una sombrilla bajo la cual la humedad hace su agosto y ni hablar si se moja porque cuando llueve la evaporación que se da después desde el piso al calentar el ambiente es fatal.

Para remediar esta eventualidad tiene que haber circulación del aire por debajo y entre los microporos del tejido de la carpa. Nunca por consiguiente use lonas pesadas o cauchos o plásticos cerrados.

Cuando el carro está en el exterior hay problemas y riesgos al cubrirlo. Por ejemplo, la carpa se puede pegar a la carrocería donde esta se calienta más y dejar manchas permanentes y esa humedad buscará una sede para instalarse que no es otra mejor que el interior del carro.

Si tiene esa condición, carrocería mojada recién llegada del lavadero o porque está a la intemperie, deje abiertas pequeñas rendijas de al menos dos vidrios para que la cabina respire porque de contrario en poco tiempo encontrará hongos en las sillas, el tablero, los ductos del aire acondicionado, las alfombras y en general todo elemento que acoja a estos nuevos residentes.

Por lo tanto, el carro en espacio abierto y carpado tiene esos riesgos que no son de poca monta a tal punto que es mejor dejarlo al natural.

Conviene sí siempre dejar algo abierta una ventana para que también la humedad que pueda haber en la cabina se disipe ya que al sol, la cabina suele llegar a los 45 o 50 grados centígrados y hablan de 70 en sitios muy extremos.

No sobra poner algo que cubra el tablero (millaré en la jerga, porque en los diccionarios no existe la palabra) ya que la exposición al sol directo lo deteriora en el largo plazo y más si le ha untado siliconas y productos que luego se resecan y ayudan a que se cuartee. Lo que más sufre al sol son los cauchos como empaques, llantas y las cuchillas de los limpiabrisas.

¿Tapar el carro en cuarentena?

Si el carro está en un garaje cubierto la carpa sí es muy válida previendo estas recomendaciones de material bien poroso. En todos los empaques de esos accesorios suelen decirlo pero no es seguro que lo cumplan ni uno tiene cómo comprobarlo, ni al ojo ni al tacto. Por lo tanto, la marca y el precio serán una guía de calidad y conformidad.

Es también importante que tenga la medida del carro porque si queda muy suelta se mueve con el aire y puede rayar la pintura. También si sobra material este sella contra el piso e impide la circulación del aire que debe entrar por debajo de la cubierta. El hermetismo es un enorme enemigo. En los museos suelen tapar los carros con tela muy suave y nada apretada como el dulceabrigo que no raya y es fácil de mantener.

Tenga siempre en cuenta cuál es el lado que queda expuesto y recolecta el polvo para que cuando la quite y la vuelva a colocar, la parte sucia no quede debajo y más daño puede hacerle al color.

(Lea también: ¿Hay que prender el carro durante la cuarentena?)

Recuerde lavar la 'carpa'

Si la carpa está muy contaminada trate de lavarla refregándola con un jabón fuerte y un cepillo para los zapatos que no la rasgue y luego séquela colocada en el carro ya que en el piso será muy difícil de manejar y busque un sitio con sol para que eso sea rápido.

Repintado del carro

Luego le da la vuelta y repite el secado de esa manera sin que se exceda el tiempo. Enseguida la quita y la deja al ambiente para que al recolocarla en el carro no se forme humedad. Lo más seguro es que después de esto también deba lavar la carrocería.

Si no tapa el carro y no hay lavadero a la mano, o permiso para ir, juagarlo con agua de vez en cuando es el camino. Nunca trate de sacudir el polvo con un trapo seco porque se raya toda la pintura.

Cuide la pintura de su carro

Moje la carrocería, use un poco de jabón disuelto en agua que no sea muy fuerte y un trapo bien mojado que despegue la mugre. Recuerde que el agua no limpia sola, solamente afloja la capa de mugre y luego después ayuda a que lo que se haya quitado con el trapo escurra al piso. Siempre trabaje desde la capota hacia abajo. Los paños de microfibra son ideales para secarlo o una toalla suave bien absorbente.

(Lea también: ¿Se debe desconectar la batería durante la cuarentena?)

¿Qué le pasa a la gasolina del carro durante la cuarentena?

En esta entrega de los cuidados con el carro durante este periodo les contamos si se evapora, si se daña y de paso puede dañar otras piezas.

Otra de las dudas que nos pueden inquietar en estos días cuando hay más tiempo para pensar sobre lo que le puede suceder al automóvil -también en cuarentena- es el estado y condición de la gasolina que quedó en el tanque.

Como todos los líquidos, la gasolina se evapora. Esto va a suceder siempre cuando la gasolina se encuentre en un recipiente en el cual haya una capa de aire por encima del nivel del combustible y allí se ubican los vapores que expele ya que se trata de un líquido volátil.

Esa evaporacion en el tanque se da hasta cuando la presión del aire que hay en la parte superior acumulada es igual a la de los vapores que genera la gasolina y entonces por falta de fuerza de estos, cesa el proceso.

Pero como el tanque tiene sistemas de ventilación y esos gases van a un caníster, siempre se va a dar este fenómeno porque hay circulación de los gases.

El cánister es un pequeño depósito al cual confluyen esas mangueras del desfogue del tanque y de los del gollete de llenado. Tiene básicamente carbón en su interior que descompone esos gases y cuando se enciende el motor, su succión los evacúa hacia la admisión y luego se queman en la combustión. Eso sucede de manera permanente en el uso del carro.

La evaporación normal es una mínima cuantía en la cantidad de gasolina que lleva un carro pero sí incide en los depósitos de las estaciones de servicio que lo tienen calculado. La razón es que la cantidad de gasolina es enorme y los tanques están bajo tierra sometidos a constantes cambios de temperatura. Por consiguiente si en esta cuarentena se le desaparece una cucharadita de gasolina, no se angustie.

Pueden ser un par más en climas calientes donde el tanque sufre cambios de temperatura más bruscos entre el día y la noche, pero igual es una cantidad despreciable e imposible de medir.

¿Cómo evitar ese “desangre”?

Pues es simple: con el tanque bien lleno, hay menos aire arriba y entonces los vapores no tienen espacio para escapar de la gasolina.

Al tener el tanque “a full” se produce otro fenómeno positivo que es evitar que el etanol que va en la gasolina en un proporción cercana al 10 % absorba humedad del medio ambiente, como pasa con todos los alcoholes que son higroscópicos, fenómeno que también afecta al líquido para frenos cuando se dejan destapados el depósito o la lata (aire en contacto con el líquido) y este chupa la humedad de la atmósfera de manera automática y se deteriora su punto de ebullición por el agua que se forma.

Cuando se trata de la gasolina con etanol como la nuestra, esa humedad corroe los elementos metálicos que hay en su ruta como son los tubos, la bomba, el riel y los inyectores o la taza del carburador, además de que daña el papel del filtro.

Esto sucede en un largo plazo de quietud de la gasolina en esos sitios, no en par semanas ni en un mes y se acelera si el tanque no está lleno y hay volumen para que el aire que completa el espacio se asocie de mala forma con el etanol.

Hay un proceso adicional que afecta mucho a los carros de colección o a los que están guardados durante mucho tiempo y es que esa humedad que atrae el etanol produce luego una condensación que se traduce en natas o costras que obstruyen el sistema o bloquean la llegada de la gasolina al carburador o los inyectores.

Para detener este proceso se consiguen localmente aditivos estabilizadores de la gasolina que neutralizan ese fenómeno que es conocido y universal en estos combustibles mezclados.

Si prevee esa situación de inmovilidad del carro, agregue el aditivo cuando esté llenando el tanque a mitad de camino para que se mezcle bien y llegue la gasolina ya preparada a las zonas donde va a quedar estancada antes de apagarlo.

No logra nada si lo pone cuanto ya está en garaje. Si tiene una bomba eléctrica, apáguela y deje que se consuma toda la gasolina de las líneas y el motor se detenga por falta de combustible.

En resumen, después de este recorrido por la química, la física y la realidad, a no ser que el carro vaya a estar mucho tiempo quieto, hablamos de varios meses, no se preocupe por este asunto.

La forma de evacuar esos vapores del cánister o la gasolina de las líneas es encendiendo el motor, como lo hemos dicho, durante pocos minutos, a unas 2500 rpm sostenidas para que se coma todos esos enemigos pero sin dejarlo calentar en marcha mínima quieto porque ahí se producen peores males e irreversibles dentro del motor y el medio ambiente que los transitorios que se dan por el combustible en reposo.

Tanque de gasolina

Cuando la gasolina pasa mucho tiempo, más de seis meses o algo así, esta se descompone y aunque enciende en las cámaras ya no tiene sus propiedades por lo cual es necesario reciclarla agregando fresca o cambiarla si el asunto ya es de años de quietud y hasta tendrá un olor diferente que indica su descomposición.

¿Cómo alejar el coronavirus de su carro?

En un auto hay una probabilidad alta de contagio porque se viaja con más personas en un espacio reducido con muchas superficies de agarre.

¿No tiene plan para este fin de semana de aislamiento? Pues aquí le tenemos un programa que le cae como anillo al dedo para estos días libres de este puente festivo en el que deberá quedarse en su casa. Debido al alto número de contagiados por coronavirus y a su rápida expansión, es necesario adoptar medidas y una de ellas es hacerle una limpieza exhaustiva a su carro y al sistema de aire acondicionado y ventilación.

Según datos de Ipsos en el documento “Impact of coronavirus in China”, el 47 % de los servicios solicitados por propietarios de vehículos en taller tiene que ver con la desinfección del interior; el 63 % de la población como medida preventiva opta por usar su vehículo propio evitando el transporte público.

Para conocer más a fondo sobre este delicado asunto hablamos con la bióloga Laura Restrepo, directora del área de Investigación de Airlife, quien además recomienda tomar precauciones al usar vehículos de servicio público o carro compartido para prevenir una posible infección.

(Lea también: ¿Sabe qué tan limpio está el interior de su carro?)

¿Qué tan peligroso puede ser un auto para la transmisión de un virus, en particular el covid-19?

Al estar encerrados en el vehículo tenemos una probabilidad alta de contagiarnos, no solo porque viajamos con otras personas en un espacio reducido si no porque hay bastantes superficies de agarre con las que tenemos contacto compartido todo el tiempo, no hay que perder de vista que esta es una enfermedad respiratoria y que estas son trasmitidas por vía aérea y táctil.

¿Sirven los aerosoles y otros productos como los purificadores de aire?

Los productos desinfectantes de habitáculo y superficies son muy útiles en estos casos, hay que recordar que disminuir la saturación de contaminantes y microorganismos en el aire que respiramos, y mantener las superficies limpias nos ayuda a prevenir contagios y la dispersión de la enfermedad, mientras más medidas de control implementemos menos oportunidad de desarrollo de la enfermedad habrá.

¿Qué tanto ayuda el aire acondicionado?

Un sistema de aire acondicionado que reciba el debido mantenimiento de desinfección no representa riesgo; el problema sucede cuando no tenemos hábitos de limpieza sobre estos pues los microorganismos acumulados allí pueden causar también otro tipo de resfriados y condiciones respiratorias.

Es importante que la gente reconozca la importancia de desinfectar los ductos de ventilación para así asegurar la calidad del aire que respiran al interior del vehículo. Cuando tenemos una desinfección periódica del sistema de ventilación evitamos la acumulación de microorganismos y por ende la dispersión de los mismos al interior de la cabina.

(Lea también: ¿Qué tan puro es el aire al interior del carro?)

¿Es mejor usar el AA en modo de recirculación?

Sí, sobre todo teniendo en cuenta que incluimos hábitos de limpieza para el aire. Lastimosamente estamos pasando por un momento difícil, hay emergencia ambiental por mala calidad del aire externo y prevención de contagios en ambientes internos que puedan saturarse con virus, así que la decisión la debemos tomar con base a cuantos pasajeros llevamos en el vehículo; si vamos a la mitad de la capacidad sería mejor usar el AA en modo recirculado, de otro modo podrá ser una mejor opción la ventilación externa o bajar las ventanas.

¿Qué recomendaciones nos daría para un uso seguro del carro?

Complementar los hábitos de limpieza dentro del vehículo, hacer uso de las alternativas de desinfección de aire y superficies, tratar de llevar el vehículo a la mitad de la capacidad si viajamos con personas enfermas y asegurarnos de llevarlas con tapabocas, aumentar la frecuencia de la desinfección si tenemos población vulnerable como ancianos o personas inmunosuprimidas o resfriadas. Cada medida de contención que adoptemos ayuda a prevenir contagios.

¿Qué precauciones tomar cuando se viaja en transporte público como buses y taxis?

La mejor medida es el aislamiento, así que la primera recomendación sería no usarlos si no es estrictamente necesario. Una alternativa es caminar o usar la bicicleta. Desinfectarse las manos siempre, después de bajar del bus o taxi. Tratar de no tomar buses muy llenos, ojalá pudiera existir una restricción de capacidad.

Si se viaja con personas resfriadas, asegurarse que lleven tapabocas y lo cambien mínimo dos veces al día porque estos implementos son desechables y se saturan lo cual sugiere una posibilidad de convertirse en agentes contaminantes.

Recomendaciones para la limpieza

Un simple estornudo de una persona infectada puede hacer que el resto de pasajeros del vehículo se contagien, ya que el covid-19 puede sobrevivir en elementos externos durante varios días. Si va a limpiar su carro tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Hacer una limpieza profunda del interior del carro no es tarea fácil y requiere de tiempo. Hay que limpiar bien cada una de las partes que están en contacto permanente como eleva vidrios, manijas, controles, timón, palanca de cambios, cinturones de seguridad, etc.

(Lea también: ¿Qué tan limpio está el interior de su carro?)

En primer lugar se debe aspirar lo mejor que se pueda el habitáculo para eliminar tierra, arena, pelos, polvo o restos de alimentos que son los que más pueden albergar virus y bacterias.

Las alfombras y tapetes son los elementos que más suciedad acumulan ya que los pisamos constantemente, por lo que requieren un mayor cuidado en su limpieza. Los tapetes de caucho o llamados de invierno deben lavarse con manguera a presión y dejarlos secar al sol el tiempo que sea necesario.

Los tapetes de tela deben sacudirse con fuerza (use tapabocas), pasarles un cepillo de cerdas suaves para quitar la suciedad incrustada y aspírelos para retirar los restos de suciedad. Si la mugre persiste, frote las alfombrillas con un paño o cepillo húmedo y séquelas al sol.

El tablero. Use una bayetilla de microfibra y un limpiador específico. Es importante secar muy bien toda la zona. En los espacios muy pequeños como las rejillas de ventilación que acumulan polvo y son difíciles de limpiar, lo ideal es utilizar un pincel seco o copitos de algodón para retirar la suciedad acumulada.

Pasos para limpiar el AA

El aire acondicionado se debe limpiar cada seis meses aunque también debe considerar el entorno donde circula. En ciudades como Bogotá debe limpiarse con más frecuencia. Así se evita la acumulación de suciedad y bacterias que causan malos olores o incluso dañan el sistema.

Para limpiarlo lo primero es eliminar la humedad de los ductos. Esto se hace con el carro parado y con el motor encendido y prendiendo la calefacción al máximo durante un buen rato para que haya evaporación. El aire acondicionado tiene que estar apagado. Dejar las puertas y ventanas cerradas durante unos cinco minutos.

Una vez eliminada la humedad hay que aplicar un producto para descontaminar de hongos, bacterias y ácaros. Se pueden adquirir en sitios especializados de accesorios para automóviles. Para aplicarlo hay que apagar la calefacción y encender el aire acondicionado en el nivel más frío y mantener las puertas y ventanas cerradas.

(Lea también: ¿Qué tan puro es el aire al interior del carro?)

El producto limpiador se coloca en el piso del carro en el lado del copiloto. Algunos traen mangueras que se introducen en los ductos donde se vacía el limpiador, en otros casos solo se abre el recipiente y se deja salir por todo el habitáculo. Intente no respirar mientras hace esta operación o use un tapabocas. Después de activar el producto cierre todas las puertas y ventanas y deje que actúe el limpiador con el aire acondicionado encendido durante unos diez minutos. De todas maneras siga las instrucciones específicas de cada producto.

El filtro de ‘polen’ o de cabina, ¿qué es y cuándo cambiarlo?

El filtro de polen evita que las impurezas o sustancias nocivas como el polvo del ambiente o el humo o gases de otros vehículos entren al habitáculo. Está ubicado detrás de la guantera delantera frente al puesto del copiloto y en medio de los ductos de circulcación del aire forzado por el ventilador.

Mantenerlo en buenas condiciones depende de varios factores, entre ellos el servicio periódico, la higiene en el interior del vehículo y se debe procurar una limpieza mensual para evitar la presencia de polvo, ácaros.

Esto ayuda no solo a respirar un aire más limpio, también a cuidar el sistema de AA. Cuando lo retire, solo sacúdalo porque al soplarlo daña los microporos en los cuales se hace la purificación. Lo mejor es cambiarlo.

El filtro de polen tiene una vida útil de que va de los 10.000 hasta los 30.000 kilómetros, dependiendo del fabricante y la marca, además del entorno del cual el sistema toma el aire. Por ejemplo si circula habitualmente en ciudades como Bogotá con alto tráfico y polución, el filtro se ensuciará más, por lo que su cambio debe anticiparse.

Una forma de saber si está obstruído es porque el AA enfría cada vez menos y el flujo de aire hacia la cabina por los ductos disminuye.

El filtro puede costar entre $120.000 y $240.000 como equipo original. Esto depende de la marca y modelo del vehículo y este precio no incluye la mano de obra de su instalación, algo que vale la pena aclarar no es una labor fácil en algunos carros más por incomodidad para accederlo. Si quiere hacerlo, en el manual del propietario o en Internet están las instrucciones.

Los originales son más caros pues se diseñan exclusivamente para cada modelo, pero hay genéricos. Debe tener en cuenta que sea de las mismas medidas y especificaciones del filtro original.

Al conducir

Antes de subir, límpiese bien las manos con líquido desinfectante y pase el producto también por el volante, la palanca de cambios y el freno de mano.

Si estornuda, hágalo siempre contra la parte interior del codo y evite tocar durante el trayecto los ojos, la nariz y la boca.

Cuando salga del vehículo, vuelva a limpiarse las manos con el líquido desinfectante. Si va directo a casa, lávese bien las manos con agua y jabón.

MOTOR

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.