Solo el 5 % de la producción de flores se vende en el país

Solo el 5 % de la producción de flores se vende en el país

Amor y Amistad, una de las dos fechas en las que más se regala este producto en Colombia.

AUTOPLAY
Flores en el día del amor y la amistad
Colombia también celebró el día de San Valentín

Mauricio Moreno / El Tiempo

Por: Por: Redacción Economía y Negocios
20 de septiembre 2019 , 02:58 p.m.

La floricultura en Colombia está cambiando y en una celebración como la del Amor y la Amistad, el sector tiene cierto incremento en el ritmo del mercado interno, puesto que la mayor parte de la producción en el año, el 95 por ciento, es para exportar.

(Le puede interesar: Cannabis medicinal generaría ingresos de USD 99 millones a 2019)

No obstante, es cada vez más frecuente el uso de flores en nuestra nación, incluso para los hombres, a quienes solo se les daba este obsequio en los funerales.

Hasta ahora, no se ha cuantificado con exactitud en el país –como se tiene con otros productos– de cuánto es el consumo per cápita de flores, pero un cálculo realizado por el Dane muestra que el consumo aparente de flores por habitante es de 0,24 kilos al año.

(También: Cinco experiencias para celebrar amor y amistad)

Este promedio es muy bajo, teniendo en cuenta que Colombia es el segundo exportador más grande de flores y el principal de claveles en el mundo (el primer lugar en flores lo ocupa Holanda).

De hecho, en la más reciente encuesta divulgada por Fenalco, para la celebración del Día del Amor y la Amistad, las flores son la quinta opción de regalo de los colombianos.
(Lea también: ¡El amor y la amistad en los futbolistas más importantes del mundo!).

Pero aparte de la lentitud con la que avanza el consumo interno de flores en Colombia, este sector hace un gran aporte a la economía. Es así como, según datos suministrados por el Ministerio de Agricultura, la producción de flores promedio en una semana es de 4.600 toneladas.

Esta rama de la actividad económica representa cerca del 7 por ciento del PIB agropecuario y genera 140.000 empleos formales (directos e indirectos), según Asocolflores, sin contar que el 64 por ciento de la mano de obra son mujeres.

De hecho, Elkin Farfán León, director de producción de Phytotec, una de las floriculturas del interior del país, destaca el hecho de que en la población de El Rosal, donde está asentada la producción de esta y otras varias compañías cultivadoras de flores, todos los habitantes trabajan alrededor de esta cadena de valor: unos siembran y cuidan los cultivos, otros producen los empaques o los alimentos para los que trabajan en el campo.

(Además: Agéndese para el fin de semana del Amor y la amistad en Cali)

Según las cuentas de Farfán, en casi todas las 10 empresas de flores más grandes del país, los capitales no son colombianos sino americanos. Aun así, para la floricultura nacional, se trata de un negocio que requiere una estricta planificación –por tratarse de un producto frágil–, pero genera buenos resultados. Es así como, en la actualidad, hay 7.700 hectáreas de flores sembradas en Colombia, de acuerdo con Asocolflores, y por hectárea se generan 14 empleos.

Tres zonas del país concentran la producción de flores, según confirma Farfán: sabana norte y sabana occidente de Bogotá (Cundinamarca), Medellín (Antioquia) y el Eje Cafetero. Pero “el 90 por ciento está en el interior del país”.

Dentro de lo que más se exporta se destacan las rosas, sin embargo hay 60 productos y 1.600 variedades que se cosechan en el territorio nacional.

Aunque Estados Unidos abarca el 70 por ciento de las flores que vende el país en el exterior, hay mercados exóticos que hacen que la flor colombiana viaje a lugares, como Kazajistán, Lituania y Noruega.

Esto hace que la principal vía de transporte de este producto sea la aérea, pues “el 96 por ciento de la exportación viaja por vía aérea y 6 por ciento, por vía marítima”, según el Dane.

¿Por qué la flor es cara?

Más allá de que en Colombia, en el centro de acopio más grande para la distribución de las flores al consumidor (Paloquemao en Bogotá), se puedan conseguir precios de 1.000 pesos por flor o de 150.000 pesos si se adquiere un ramo en una boutique, para el productor las cuentas son las mismas.

Desde la experiencia de Farfán, cuya empresa (de origen familiar) lleva 23 años en el mercado, el costo de producir una flor varía por diversas razones, pero la de mayor peso es la de la oferta y la demanda que imponen fechas como la del Amor y la Amistad. Por ejemplo, “una rosa, según la época del año, puede venderse en 22 centavos de dólar o en un dólar por tallo”.

Una de las condiciones que hace costosa una flor y que probablemente conlleve a que el consumo interno sea bajo es la de regalías. “En términos de rosas, claveles, todas las que tienen su derecho patentado pagan regalías”, comenta Farán. Hay que recordar que hibridar implica potenciar características a las flores para aumentar su calidad, ya sea en color o en otra cualidad.

Se trata esencialmente de materiales holandeses o alemanes, que son los mayores hibridadores. Ese costo se financia con un porcentaje en el precio de la flor o un derecho a usar por un tiempo la flor

“Se trata esencialmente de materiales holandeses o alemanes, que son los mayores hibridadores. Ese costo se financia con un porcentaje en el precio de la flor o un derecho a usar por un tiempo la flor”.

En Colombia, la hibridación se hace en claveles, tarea que ha sido adelantada por la academia o por algunas empresas que han creado sus variedades. “El grueso de la hibridación proviene del extranjero, porque es más eficiente traer materiales hibridados de otros países y los sembramos en territorio nacional, donde las condiciones climáticas son de mejor calidad”.

Otro tema que encarece la flor, aunque beneficia a los productores, es la volatilidad del dólar, por los insumos, que los hay desde chinos, americanos o alemanes.

Lo que regalarán los colombianos

La tradicional encuesta que hace Fenalco, previo al tercer sábado de septiembre, cuando se celebra en Colombia el Día del Amor y la Amistad, indica que el regalo que más obsequiarán los colombianos serán los chocolates (24 por ciento), lo que cambia la tendencia de ropa y calzado que había el año pasado.

La segunda opción es la invitación a cenar (19 por ciento) y la tercera es el obsequio de una joya (18 por ciento). En 4.º lugar se ubican los cosméticos (11 por ciento), mientras que en quinto puesto ubicaron las flores y peluches, con el 8 y el 6 por ciento, respectivamente.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.