Vía al Llano: los vehículos particulares podrían rodar en mes y medio

Vía al Llano: los vehículos particulares podrían rodar en mes y medio

Obras para talud del kilómetro 58 estarían en 3 meses y deben resistir mientras está el viaducto.

Reapertura vía al Llano

El cierre de la vía dejó pérdidas por más de 2 billones de pesos.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO.

Por: Redacciones de Economía y Nación
22 de septiembre 2019 , 02:20 a.m.

Con seis horas de movilidad cada día –menos el martes y el viernes por contingencias en la carretera que obligaron a cierres preventivos–, la vía Bogotá-Villavicencio se reabrió esta semana para vehículos de transporte de carga y de pasajeros.

Esto tras 94 días de cierre en el kilómetro 58, más de 700.000 millones de pesos para atender la crisis y pérdidas para la economía por más de 2 billones de pesos que dejó como saldo el cierre más largo registrado en este corredor vial, altamente estratégico para el país. De acuerdo con el viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, el balance tras esta primera semana de reapertura es bueno, pues se movilizaron 2.000 pasajeros cada día y hubo tránsito de más de 1.000 vehículos a diario.

“Son cifras positivas. Es muy bueno el resultado. Tenemos información de un paso Bogotá-Villavicencio de 35 despachos y 52 en sentido Villavicencio-Bogotá, en cuanto al tema de transporte de pasajeros”, indicó.

En esta primera fase de la reapertura gradual de la vía solo se permitió el paso de vehículos de transporte tipo C en adelante y camiones de carga por encima de 3,5 toneladas.

Para el paso de vehículos tipo I, o particulares, el viceministro informó que se espera poder habilitarlo dentro de mes y medio, aproximadamente.

No obstante, la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, señaló que es necesario conocer lo más pronto posible cuándo se llevarían a cabo las obras de protección que el Gobierno anunció hace tres meses, cuando se dio el cierre indefinido de la vía.
Según la mandataria, las obras anunciadas fueron un tablestacado, un cable para la montaña en el kilómetro 58 y la aplicación de cemento sobre el macizo rocoso, pero ninguna de estas se ha empezado y ya viene la temporada invernal.

“Lo que requerimos es la esperanza y la ilusión de que en diciembre tengamos estas obras. Necesitamos mínimo recuperar el 95 por ciento de la movilidad en la vía, porque en temporada alta el turismo nos puede dar una mano en la recuperación de nuestra economía”, recalcó Amaya.

Así serán las obras

Al respecto, el vicepresidente ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Carlos Alberto García, indicó que mientras se construye la solución definitiva en este tramo, en los próximos días comenzará la construcción del tablestacado, una barrera de 250 metros de longitud y 6 metros de alto, para separar la zona de caída de material del área de tránsito vehicular, y cuya construcción tomará unos tres meses, aproximadamente.

Además, se van a construir unos pozos para que la zona de infiltración de la ladera no salga a la superficie del talud y, adicionalmente, este se protegerá con una malla en la parte superior, que se quiere que sea parte de la solución de estabilidad de la montaña.
Para estas obras, unas firmas internacionales ya le hicieron las propuestas al concesionario Coviandes, que las está evaluando en busca de un acuerdo de precios para iniciar la construcción cuanto antes.

“La malla tomará unas semanas, pero el tablestacado tomará en su construcción unos tres meses”, advirtió García. Y agregó que en el kilómetro 58, el tablestacado tendrá un costo aproximado de 18.000 millones de pesos, un valor importante porque hay que hacer unas perforaciones de mínimo 6 metros, ya que hay que entrar al menos 3 metros en la roca para asegurar su estabilidad y resistencia a la caída de material.

Vía al Llano
Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Para el pago de las obras se usarán recursos que tiene la concesión, de una subcuenta destinada para riesgo geológico en la vía, toda vez que como los túneles ya terminaron, entonces el valor estaba disponible dentro del monto del contrato de concesión.

De acuerdo con el viceministro Gutiérrez, las obras de protección y estabilización tendrán un valor de 130.000 millones de pesos, pues, pese al anuncio de la segunda temporada invernal en el país, en la zona de Guayabetal (Cundinamarca) el clima se comporta de forma diferente y esto permitirá iniciar los trabajos.

En este sentido, García recalcó que la Orinoquia está saliendo de la temporada invernal, pues, a diferencia del resto del país, en esa región hay un solo período de lluvias al año, que comienza a finales de marzo, siendo los meses de mayo a agosto lo más crítico, y comienza a descender en septiembre y octubre, para recibir en noviembre el verano.

‘Bolsa para atender los sitios críticos debe ser permanente’

Aunque los problemas de la vía al Llano más visibles han sido los del kilómetro 58, en Guayabetal (Cundinamarca), y en los kilómetros 46 y 64, hay identificados 137 puntos críticos con afectaciones menores, intermedias o altas. Según el vicepresidente ejecutivo de la Agencia Nacional de Infraestructura, Carlos Alberto García, ya han atendido unos 60 de estos puntos y quedan 77 por recibir intervenciones.

“A eso se le hizo una categorización entre sitios con obras de tipo preventivo, otras de mediano riesgo y otras de alto riesgo. Se están buscando recursos en el Congreso, dentro del presupuesto del 2020, para puntos críticos”, agregó. Y es que de acuerdo con el funcionario, esta bolsa de 400.000 millones de pesos no debe ser de una sola vigencia, sino permanente.

La gobernadora del Meta, Marcela Amaya, recalcó, por su parte, la necesidad de iniciar obras cuanto antes, ya que se espera contar con la llegada de turistas para el Mundial de Coleo de octubre, además de la temporada de fin de año.

En cuanto a la solución definitiva para el kilómetro 58, es decir, el viaducto, García señaló que aislará la vía de la ladera, lo cual costará unos 80.000 millones de pesos.
Ello será ejecutado a través del Instituto Nacional de Vías, ya que al habilitar el tránsito vehicular, la concesión de Coviandes debe terminar hacia finales del 2019.

Se está analizando si, al igual que con el viaducto de Chirajara, las obras del puente y los túneles de la segunda calzada en el kilómetro 58 quedarán a cargo de Coviandes, así la concesión termine, ya que cuando esto ocurra, los dos corredores en los tercios Tablón-Chirajara y Chirajara-Fundadores serán asumidos por la concesión Coviandina.

REDACCIONES DE ECONOMÍA Y DE NACIÓN
En Twitter:

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.