Secciones
Síguenos en:
La fuerte caída de la economía por los encierros de enero
Toque de queda Medellín por el covid-19

Las cuarentenas y toques de queda de enero se evidenciaron en el desempeño de la economía en ese mes. Panorámica de Medellín durante uno de los días de encierro.

Foto:

Esneyder Gutérrez

La fuerte caída de la economía por los encierros de enero

Según el Dane, el descenso fue del 4,6 %, devolviéndose a niveles de octubre de 2020.

Luego de una caída profunda en la economía en abril y mayo del año pasado, Colombia ha mostrado una senda de recuperación que se ha interrumpido dos veces por causa de los cierres y restricciones que han anunciado las administraciones locales y nacionales: en agosto y, recientemente, en enero de 2021.

Le puede interesar:  Gobierno define ingreso a partir del cual las personas pagarían renta

Eso se vio ayer en el reporte del Dane del Índice de Seguimiento a la Economía (ISE), que estudia el comportamiento mes a mes del valor agregado del país, además del informe del producto interno bruto (PIB) que sale trimestralmente. Según el ISE de enero, la caída fue de 4,6 por ciento, peor que la de diciembre, cuando la variación fue de -2,5 por ciento y devolviéndose al nivel de octubre del 2020.

De acuerdo con Juan Daniel Oviedo, director del Dane, ese comportamiento es parecido al que se vio en agosto, cuando en varias ciudades del país se anunciaron medidas por causa del pico de contagios y se vio un frenazo en el ritmo de recuperación en ese entonces. Se trata de la única caída observada desde dicho mes.

“En enero vimos que las medidas en materia de toques de queda, limitaciones al turismo, al transporte de carga y de pasajeros, medidas restrictivas de municipios y las limitaciones de movilidad nos ubican en situaciones similares a los niveles de agosto”.

Según Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, “desde que hubo una apertura parcial de la economía en septiembre, la actividad económica estuvo recuperándose mes a mes. De hecho, no tuvimos una variación negativa mensual, justamente desde agosto del año pasado y, sin embargo, en enero cayó 1,53 por ciento.

Esto nos dice que las restricciones de movilidad definitivamente afectan la reactivación económica y que enero tuvo una ralentización debido a ello”.

También le recomendamos:  Ingreso Solidario permanente y otros 5 puntos sociales de la reforma

El mayor impacto

Como consecuencia de esas medidas, las actividades terciarias aportaron la mayor parte de esa contracción que se vio en enero. Según el Dane, esos sectores, que pesan el 68 por ciento del aporte de valor agregado a la economía, tuvieron una contracción de 2,8 por ciento y aportaron en 2 puntos porcentuales (pps) al resultado del primer mes del año.

Si se mira más de cerca, dentro de las actividades terciarias, los sectores de comercio, transporte, alojamiento y servicios de comida fueron los que más jalonaron ese peor resultado para enero, pues presentaron una reducción de 13,1 por ciento y aportaron en 2,7 puntos porcentuales en toda la contracción, según confirmó Oviedo.

Y es que, precisamente, en enero ciudades como Bogotá anunciaron restricciones debido al pico de contagios, que incluyeron el pico y cédula, toques de queda y cierres focalizados, por lo que en su momento varios comerciantes salieron a protestar por las medidas y el efecto que esto traería para sus negocios.

De hecho, en su momento la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) calculó que los cierres por localidades tendrían un efecto negativo en 53.000 empresas en la capital.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), dijo recientemente que “las cifras del Dane corroboran que enero fue un mes para olvidar, totalmente perdido para el comercio”, y resaltó que, ante los resultados de la industria y comercio de dicho mes, también se ve un deterioro mayor para Bogotá y Cundinamarca en materia del comercio, que fueron lugares que tuvieron medidas aún más restrictivas.

Por otro lado, las actividades secundarias, compuestas por la construcción y la industria manufacturera y pesan el 19 por ciento del valor agregado de la economía, de igual manera se presentó un descenso en enero, pues cayeron 9,8 por ciento y aportaron en 1,6 pps al resultado general.

Las actividades primarias, compuestas por la agricultura y la explotación de minas y canteras y que pesan 13 por ciento en la economía, también mostraron resultados en rojo, con una reducción para ese mes de 7,9 por ciento frente a un dato de recuperación de diciembre de -4,1 por ciento. Con eso, la contribución de esos sectores al dato total fue de 1 punto porcentual.

Para ese mes, de acuerdo con el Dane, las únicas de las 12 actividades que mostraron resultados en verde fueron las financieras y de seguros, que han tenido buenos resultados en casi todos los meses desde que comenzó la pandemia; seguidos de las inmobiliarias y la administración pública, educación y salud.

Lo que se viene

Ante ese bache para la senda de recuperación de la economía que estaba viendo el país, las proyecciones para el desempeño de febrero son más alentadoras.

“A finales de enero se disminuyeron todas las restricciones de movilidad y pensamos que febrero va a reflejar una recuperación importante sobre todo cuando, por ejemplo, la confianza industrial y del consumidor se han venido recuperando, sobre todo en sus expectativas de la economía. Así conservamos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para Colombia del 5 por ciento”, explicó Olarte.

Eso sí, centros de estudios como Anif han alertado en varias ocasiones que el país no puede permitir que se acuda a políticas restrictivas como una medida para contener la pandemia, debido al efecto que este trae sobre la recuperación y la actividad económica.

“Hemos sido enfáticos al afirmar que se deben superar definitivamente las cuarentenas estrictas (...) Hemos demostrado, gracias a modelos de comparación internacional, que no hay evidencia contundente que ratifique que cierres más estrictos conduzcan a mejores resultados en términos de mortalidad”, señaló la entidad  en un reciente informe.

Situación frente a los vecinos

En comparación con otros países, la variación anual del Indicador de Seguimiento a la economía en enero para Colombia fue peor que el de Chile (-3,1 por ciento), República Dominicana (-2,6 por ciento), Perú (-1 por ciento) y Brasil (-0,5 por ciento).

Eso sí, fue mejor que Paraguay, que tuvo una contracción de 6,4 por ciento y de Costa Rica, que tuvo una caída de 4,7 por ciento en ese periodo.

Según el Dane, de esos países, los únicos que mostraron resultados positivos en la serie ajustada por efecto estacional y calendario fueron Chile y Brasil.

PORTAFOLIO

Encuentre también en Economía:

Claro le devuelve golpe a Wom con polémica pauta en Twitter

Se avecina fuerte revolcón en la industria aseguradora colombiana

Petróleo tuvo la mayor caída de los últimos seis meses

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.