Secciones
Síguenos en:
En combustibles, solo la gasolina recuperaría el consumo en 2021
Viva Air y su nueva base operativa en Cali, con dos nuevos vuelos

En el combustible de avión, la recuperación del consumo podría tardar hasta el 2023, debido al alto nivel de incertidumbre sobre los efectos del covid-19 en los hábitos de consumo y de viajes.

Foto:

Viva Air

En combustibles, solo la gasolina recuperaría el consumo en 2021

FOTO:

Viva Air

En la aviación se tardaría el proceso hasta el año 2023, dados los efectos del covid-19.

Tras la caída de 20 por ciento en el consumo de combustibles líquidos en 2020, que será de un 20 por ciento debido principalmente a las medidas de aislamiento social adoptadas para controlar la propagación del covid-19, para el año 2021 se proyecta un crecimiento del 16 por ciento en el país, según un informe de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).

(Le puede interesar:  Cambia el orden para la declaración de renta de personas en 2021)

Según el documento, para el 2021 se esperan crecimientos del 17 por ciento en el consumo de gasolinas, 12 por ciento en diésel y 50 por ciento en combustible de avión (jet).

Así, bajo estas expectativas, la gasolina alcanzaría el 100 por ciento del nivel de demanda que tuvo en 2019, mientras que el diésel y jet seguirían rezagados, toda vez que se esperarían recuperaciones al 93 por ciento y 62 por ciento, respectivamente, frente al consumo de 2019.

(Le recomendamos: Los retos que Avianca Holdings tiene por delante en el capítulo 11)

“El restablecimiento total del consumo de diésel podría darse hacia el año 2022, y en el caso del Jet, este podría tardar hasta el 2023, debido al alto nivel de incertidumbre sobre los efectos del covid-19 en los hábitos de consumo, como viajes de negocio, recuperación del turismo, aumento del teletrabajo, entre otros”, indicó la entidad.

Dentro de las proyecciones para 2021, se esperan también inversiones de 500.000 millones de pesos por parte de las empresas del sector, de los cuales el 62 por ciento será destinado al mejoramiento de estaciones de servicio, el 17 por ciento a ampliaciones y mantenimiento de plantas, el 6 por ciento para proyectos de transición energética (electrolineras), el 2 por ciento para gestión socio-ambiental y el 13 por ciento en otras actividades (lubricantes y complementarios).

También le recomendamos:  En marzo Colpensiones inicia plan para quienes ganan menos del mínimo

“Vemos como algo muy positivo el inicio de la recuperación de la demanda y la tendencia que se ve para el próximo año, luego de la fuerte caída sufrida por la pandemia. El consumo de combustibles es un indicador de la recuperación económica, en ese sentido, las perspectivas a partir del 2021 son optimistas no solo para el sector sino para la reactivación del país”, afirmó Francisco José Lloreda Mera, presidente de la ACP.

Tendencias a mediano plazo

Con relación a las perspectivas entre el 2021 y el 2030, las empresas encuestadas para el informe (refinadoras, transportadores y distribuidoras mayoristas), vislumbran en cinco años un sector marcado por la transición energética, la entrada de nuevos importadores y una reorganización en el mercado de distribución, es decir, mayor competencia y cambio de actores.

Al respecto, el informe proyecta que la demanda de gasolina y diésel en la próxima década continúe en aumento, pero a menor ritmo (posiblemente al 2 por ciento anual frente a crecimientos del 4 por ciento en los últimos años), debido principalmente al menor crecimiento económico y también a la influencia que pueda ir ejerciendo la penetración de la movilidad eléctrica y de otras tecnologías.

"Los grandes desafíos que afrontarán los agentes de la cadena serán mejorar su rentabilidad, la apertura a las importaciones, la oferta de valor a sus clientes y mejorar la calidad de los combustibles en un mercado cada vez más competido, no solo entre agentes sino entre energéticos", explicó Francisco José Lloreda Mera, presidente de la ACP.

Finalmente, en este nuevo escenario, las empresas consideran que la política pública del sector de combustibles de mediano plazo deberá estar orientada a flexibilizar la regulación, garantizar el abastecimiento, viabilizar importaciones de terceros migrando a una liberación gradual de precios, y mejorar la calidad y eficiencia en la prestación del servicio.

Encuentre también en Economía:

¿Qué hará McDonald’s para recuperarse del duro año y crecer en 2021?

SIC abre investigación contra Brunati por problemas en ventas en línea

El acuerdo con la ONU para que la población venezolana pueda trabajar

ECONOMÍA Y NEGOCIOS - EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.