¿Va a comprar vivienda? Tome nota y vaya sobre seguro

¿Va a comprar vivienda? Tome nota y vaya sobre seguro

Antecedentes como el desplome de Blas de Lezo impulsan necesidad de asumir acciones. 

Gobierno da otro impulso al sector de la vivienda en el país

En el proceso de adquirir una vivienda nueva es clave que en la escritura de transferencia se encuentre inscrito el acto jurídico de Certificación Técnica de Ocupación.

Foto:

Archivo particular

Por: Gabriel E. Flórez G.
19 de enero 2018 , 06:25 p.m.

Las ventas de vivienda a noviembre del año pasado sumaron 33 billones de pesos en Colombia, lo que confirmó que, a pesar de la desaceleración económica, la inversión en finca raíz mantuvo un ritmo aceptable.

Este dato de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) no solo da cuenta del auge del negocio, sino de la necesidad de fortalecer, aún más, los procesos de compraventa y esto incluye –en un alto grado de prioridad–, la seguridad de los inmuebles.

Hay antecedentes que impulsaron la necesidad de asumir acciones en ese aspecto, entre ellos, el desplome de la torre Space en Medellín, en octubre del 2013, que obligó a ejercer más control y, para ello, precisamente, se expidió la Ley de Vivienda Segura.

A este suceso se sumó otro más reciente, el año pasado: el desplome del edificio Blas de Lezo en Cartagena, con el agravante de que, por lo menos en esa ciudad, hay otros inmuebles en peligro de colapsar. Por eso, precisamente, se ordenó su evacuación.

A la hora de comprar

Sin embargo, para evitar esas situaciones es importante que los compradores tengan en cuenta algunas consideraciones que van más allá de los trámites de rigor del negocio y que incluyen, entre otras variables, el cumplimiento de la Norma Sismo Resistente vigente (NSR-10), a lo que se le deben sumar otras consideraciones.

Por ejemplo, Johanna Leyton, gerente Jurídica de CNK Consultores –compañía colombiana dedicada a la supervisión técnica de proyectos de obras civiles– sugiere que antes de invertir, el interesado “conozca o investigue el nombre de la constructora que lidera el proyecto”.

En el proceso de adquirir una vivienda nueva es clave que en la escritura de transferencia, se encuentre inscrito el acto jurídico de Certificación Técnica de Ocupación, que deberá expedir la compañía de supervisión técnica contratada para la obra.

Según la directiva, también podrá exigir –entre otras– copia de planos, licencias, permiso de ventas, tradición del inmueble (es decir, escrituras públicas) y copia del reglamento de propiedad horizontal si fuere el caso.

Y, para evitar que suceda lo de Cartagena, lo mejor es que exista una fiducia de por medio: “Esta, realmente hace una investigación completa y a fondo para que los documentos que se presenten cumplan y que sean verídicos, que sean reales y que no incurran en ningún momento en falsificaciones”, explicó Ricardo Mora, gerente de CNK.

Lo otro –anotó el directivo– es ver definitivamente quién es el constructor y verificar si existen investigaciones en curso. ¿Dónde se puede saber esto? En las secretarías de hábitat o en las oficinas de planeación dependiendo de la ciudad o el municipio.

Para quien va a construir

Además, algo para tener en cuenta es que toda persona natural o jurídica que pretenda desarrollar una construcción de vivienda rural o urbana deberá tener en cuenta el cumplimiento de la norma urbanística aplicable al lote de terreno, de ahí que se desprenda si requiere licencia de urbanismo.

Esto también obliga a tener un estudio de suelos y de títulos, que permitan evidenciar el saneamiento de los títulos del lote, y contar con la licencia de construcción debidamente otorgada por una curaduría urbana, la cual deberá estar vigente durante el desarrollo del proyecto.

Importante, igualmente, contar con un supervisor o interventor externo al constructor, que expida la Certificación Técnica de Ocupación, regulada por la Ley de Vivienda Segura. A propósito de la norma, el ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, reveló que hay decretos ya reglamentados de la ley que deben conocer los compradores y, claro, los desarrolladores.

Por ejemplo, en aras de la seguridad, “todas las viviendas con más de 2.000 metros de construcción deberán contar con revisores y supervisores independientes del constructor. Igualmente, se eliminan todas las excepciones que autorizaban a los constructores a realizar la supervisión de sus propias obras”.

A esto hay que sumarle que los supervisores técnicos deberán estar inscritos en el Registro Único Nacional de Profesionales Acreditados, para garantizar que los profesionales sean especialistas en estructuras y cuenten con la experiencia e idoneidad necesarias. Según Sánchez, una vez concluidas las obras, y previa ocupación de las nuevas edificaciones, el supervisor técnico deberá expedir, bajo la gravedad de juramento, el Certificado Técnico de Ocupación, el cual manifieste que la edificación se construyó de conformidad con la licencia de construcción y cumpliendo las normas de sismorresistencia”.

Finalmente, hay mayor vigilancia para los curadores urbanos, a través de una Superintendencia Delegada para controlarlos, que estará adscrita a la Superintendencia de Notariado y Registro, para efectos de la inspección y vigilancia.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Subeditor EL TIEMPO
Redacción de Economía y Negocios

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.