Congreso de EE. UU. suaviza regulación financiera de Obama

Congreso de EE. UU. suaviza regulación financiera de Obama

Revisión de la Dodd-Frank Act relaja regulación a pequeños bancos.

Capitolio en Washington

 

Foto:

EFE

24 de mayo 2018 , 11:28 a.m.

El presidente Donald Trump colocó la desregulación como una de sus grandes prioridades para impulsar la economía. Entre sus objetivos directos puso las reglas que se impusieron a la banca para poner a raya su actividad tras la crisis financiera.

El Congreso le entrega ahora para su firma el texto legal que le permitirá suavizar ciertas disposiciones de la Dodd-Frank Act para las entidades locales y regionales, aunque la supervisión seguirá intacta para las más grandes.

El texto –adoptado con el apoyo de 258 votos, 33 de ellos demócratas– queda lejos de la promesa de hacer volar la Dodd-Frank. Se preserva, por ejemplo, la agencia para proteger a los consumidores frente a productos financieros abusivos, que tanto Trump como los republicanos más extremos pidieron desmantelar. También mantiene los poderes para que las autoridades puedan proceder al cierre ordenado de bancos en dificultad.

Fuerte oposición demócrata

La legislación final sirve, sin embargo, estratégicamente a Donald Trump para cantar victoria y evitar un fracaso como el que sufrió al tratar de derogar la reforma del sistema de seguro médico adoptada con Barack Obama. Y aunque se consigue relajar la regulación en vigor, muestra también la dificultad que tiene para hacer avanzar sus iniciativas políticas más allá de los decretos o de acciones ejecutivas como abandonar el pacto nuclear con Irán, por la fuerte oposición demócrata. 

Los bancos con menos de 250.000 millones de dólares en activos no se someterán a las pruebas anuales de estrés

El Senado, de hecho, fue mucho más cauto al avanzar la nueva legislación, hasta el punto de que rechazó una propuesta que el pasado verano elaboraron los republicanos en la Cámara de Representantes que habría derogado partes significativas de la legislación en vigor. En su lugar presentó una alternativa muy aguada, centrada en conseguir que los pequeños bancos locales y regionales escapen de las reglas que se les aplican desde la crisis.

Es un aspecto que la propia Reserva Federal estaba a favor de revisar, para así poder agilizar el crédito a los consumidores y las pequeñas empresas. En el texto final también se reducen las reglas de supervisión a las grandes entidades en determinados aspectos.

Los bancos con menos de 250.000 millones de dólares en activos no se someterán a las pruebas anuales de estrés. Ese umbral está ahora en los 50.000 millones. El cambio excluye así a los bancos regionales.

Pruebas periódicas

Si los bancos de importancia sistémica –demasiado grandes para quebrar– no superan estos exámenes, la Fed puede prohibirles adoptar planes de capital con los que premian la lealtad de los accionistas hasta que se doten de colchones de liquidez necesarios para afrontar un hipotético escenario de crisis. El supervisor bancario podrá, en cualquier caso, someter a pruebas periódicas a las entidades con más de 100.000 millones en activos.

El Senado ya adoptó el mismo texto en marzo, con el apoyo de 16 demócratas y un independiente. En la práctica, el consumidor tendrá más fácil hacerse con préstamos hipotecarios en pequeños bancos porque ya no se aplican requisitos tan estrictos aunque se deben cumplir determinadas condiciones.

© Sandro Pozzi
Ediciones El País, SL 2018
Twitter: @el_pais

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.