Secciones
Síguenos en:
‘Estrene’ en Navidad y ahorre: así es el negocio de la ropa de segunda
Ropa

A diferencia de lo que muchos creen, el mercado de la ropa de segunda mano en Colombia tiene cada vez más opciones. 

Foto:

iStock

‘Estrene’ en Navidad y ahorre: así es el negocio de la ropa de segunda

Conozca una alternativa para ayudar al bolsillo, verse bien y cuidar el planeta.

Llegó la Navidad y con ella las luces, los arbolitos y, debajo de estos, los regalos. Este año, sin embargo, las fiestas decembrinas se tendrán que celebrar sin aglomeraciones y sin reuniones, pues estamos en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, una coyuntura que ha afectado la salud y el bolsillo de muchos, pero que también ha creado una mayor consciencia sobre el medio ambiente.

Es por eso que si quiere estrenar ropa - o regalarla - le podría interesar la opción de ropa de segunda mano: en esta entran las prendas que han sido usadas por alguien más y aquellas que fueron adquiridas, pero no se usaron.

(Vea también: La marca que comercializará ropa con cáñamo de cannabis en Colombia).

Si le preocupa la calidad, la buena noticia es que este modelo de negocio ha sido adoptado por emprendimientos con altos estándares de calidad que, además, buscan ayudar a reducir la huella de carbono por medio de alternativas opuestas al ‘fast-fashion’, como se conoce a la producción y consumo de moda desenfrenados.

¿Pero cómo funciona la venta y compra de ropa usada y cuáles son algunas de las opciones que puede considerar?

comprar ropa

Comprar ropa usada es una tendencia cada vez más popular entre las personas jóvenes.

Foto:

iStock

Un mercado en el que todos ganan

La basura de una persona es el tesoro de otra”, con esa idea en mente, en 2016, nació Desprendarte, un emprendimiento fundado por María del Pilar Puerta.

Esta marca ofrece “ropa algo usada premium”, una expresión que Puerta acuñó para explicar su modelo de negocio, que inicia cuando alguien le ofrece cualquier prenda inutilizada, pero en buen estado.

(Siga leyendo: El Congreso le dijo sí a la nueva ley de emprendimiento).

La prenda pasa por una curaduría previa y, finalmente. se expone en la tienda física con un precio de venta hasta 30% más barato que el que tendría si se comprara de primera mano.

Así, todos ganan: “Cuidamos el planeta, el comprador ‘estrena’ por un menor precio y el dinero recibido es repartido entre el dueño original de la prenda y yo”.

Desprendarte

"Quiero cambiar los estereotipos negativos sobre la ropa usada y que la gente le apueste a la economía circular", María del Pilar Puerta.

Foto:

Cortesía: Desprendarte

Ropa al alcance de la mano

Otra característica de muchos de los emprendimientos emergentes de ropa de segunda mano es que algunos solo funcionan de manera virtual.

Tal es el caso de GoTrendier, una aplicativo móvil enfocado en la comercialización de artículos de moda (incluida ropa) para mujeres. “Buscamos que las prendas tengan más ciclos de vida”, explicó Ana Jiménez, su country manager.

Esta empresa, de origen español, llegó a Colombia en 2017. Tal como Mercado Libre, GoTrendier funciona como una comunidad de compra y venta en línea en la que cada parte de una transacción recibe una calificación según el resultado de los negocios efectuados.

(Le podría interesar: Insumos colombianos para ropa íntima se venden en 40 países).

“Tenemos 2’000.000 millones de prendas publicadas en la plataforma. En Colombia se suben cerca de 4.000 prendas diarias, ningún almacén de cadena tiene tanta variedad”, añadió Jiménez.

Pero, además, la virtualidad es una opción que ha servido para democratizar la moda. De hecho, en el caso de GoTrendier se pueden encontrar artículos de marca con el 50% de descuento respecto al precio que tenían cuando eran nuevos y, en algunos casos, esa cifra puede llegar al 80%.

Según Jiménez, “la oferta a nivel de precios es muy atractiva, entre otras cosas, porque, a diferencia de las marcas de producción masiva, el valor final no varía por estaciones ni colecciones”.

Gotrendier

"A veces vendemos prendas que todavía tienen la etiqueta de recién comprados porque sus dueños no las quisieron usar, pero más baratas", Ana Jiménez, country manager de GoTrendier.

Foto:

Cortesía: Gotendrier

¿La cura contra la acumulación?

Comprar ropa de segunda también es una alternativa que se ha popularizado entre las personas a quienes les gusta renovar su clóset y no saben qué hacer con la ropa que han dejado de usar.

Bajo la idea de “poner a circular los armarios”, en septiembre de 2015 nació Closeando, una tienda virtual de ropa inutilizada enfocada en mujeres. Tiene presencia en toda Colombia y ofrece la posibilidad tanto de vender como de comprar ropa en perfectas condiciones.

(En otras noticias: ¿Cómo se ha moldeado la economía mundial con el Acuerdo de París?).

Si la quiere vender puede reunir 10 prendas que pueden ser recogidas a domicilio o, en Bogotá, llevarla a alguno de los ocho centros de recolección ubicados en los almacenes Éxito, que tienen alianza con la marca.

Por otro lado, la compra se hace por medio de la página web y, al igual que con Desprendarte, el vendedor original recibe parte de los ingresos. Esta empresa busca que sus clientes entiendan que la moda necesita responsabilidad social y ecológica.

La industria de la moda necesita responsabilidad social y ecológica.

“Queremos que la gente se cuestione sus hábitos de consumo y se sensibilice con todo lo malo que hay detrás de la industria textil”, señaló Elisa Ferrer, fundadora de Closeando.

Una opción ecológica
Contaminación de ropa

Según la ONU, la industria de la moda produce al año más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales. 

Foto:

iStock

Según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, pues, entre otras razones, es un negocio que “utiliza 93.000 millones de metros cúbicos de agua y tira, cada año al mar, medio millón de toneladas de microfibra, lo que equivale a 3 millones de barriles de petróleo”

Justamente para menguar esos efectos sin dejar de lado su amor por la moda Puerta inició Desprendarte. “Mi objetivo principal es apoyar la economía circular de la moda y cuidar el planeta. El concepto que mi negocio lleva detrás es generarle menos demanda a la industria del ‘fast-fashion’, porque así se reduce la producción y, por ende, la contaminación”.

(Además: Páramos como Santurbán y La Cocha tendrán recursos para su protección).

Una idea similar tienen en Gotrendier donde, cuenta Jiménez, parten de la premisa de que “no hay nada más sostenible que algo que ya existe y puede ser reutilizado hasta que se acabe por completo su vida útil”.

Para justificar esta postura la experta explica que “una camisa de 60.000 pesos puede requerir en su fabricación hasta 1.500 litros de agua, aún peor si no es de algodón sino de poliéster (un material no biodegradable)”.

En la misma línea Ferrer (Closeando) invita a las personas a aprovechar la Navidad para “dar regalos con propósito que dejen huella en las personas, pero también en el mundo”.

Notas recomendadas

Impresionante cambio del humorista Hassam en su lucha contra el cáncer.

El triste testimonio de vida de una mujer que padece esquizofrenia.

La pequeña pianista colombiana que deja al país en alto en Europa.

JUAN JOSÉ MEDINA
Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.