La vivienda social se blindó de los ajustes fiscales / Opinión

La vivienda social se blindó de los ajustes fiscales / Opinión

Artículos del Plan Nacional de Desarrollo y de la Ley de Financiamiento reconocieron su importancia.

Vivienda

Más proyectos de vivienda social iniciaron construcción y la oferta aumentará en el segundo semestre del año. El repunte será el 2020.

Foto:

Luis Lizarazo

Por: Gabriel E. Flórez G.
03 de mayo 2019 , 07:47 p.m.

Hay que reconocerlo. En la Ley de Financiamiento y en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), la vivienda de interés social (VIS) recibió un trato consecuente con los objetivos planteados por el Gobierno: ofrecerles un techo a las personas de menos recursos. Claro, no faltaron las propuestas de incluirla en la bolsa de aportantes al ajuste fiscal; sin embargo, el Ministerio de Vivienda y los constructores representados por la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) sustentaron la necesidad de mantener beneficios como el subsidio a la tasa de interés, y así se hizo.

Además, se le dio relevancia a Mi Casa Ya. Incluso, para confirmar la dinámica de la VIS y de la vivienda de interés prioritario (VIP), en días pasados Camacol presentó las cifras de iniciaciones de nuevos proyectos en los últimos doce meses, a marzo, y en las primeras –cuyo precio tope hoy es de 112 millones de pesos– aumentaron 20,2 por ciento. Igual desempeño tuvieron las de menor valor –donde está la VIP, hoy de casi 58 millones–, con un incremento de 13,1 por ciento.

Y vale aclarar, en los dos casos, que en el PND se aprobó el alza de los precios de la VIS: de 112 millones a 124 millones de pesos, mientras que la VIP pasa de 58 millones a 74 millones de pesos, algo que solicitaron los constructores para contrarrestar el aumento del valor del suelo y de los insumos.

El inicio de obra de nuevos proyectos de vivienda social en
los últimos doce meses, a marzo, aumentó 20,2 por ciento

Retomando el dato de iniciaciones de obras nuevas de Camacol, no hubo buenas noticias en las del rango de precios de 112 millones a 340 millones (estrato medio), que reportaron una variación de -24,7 por ciento. Algunos constructores aseguran que la decisión fiscal de finales del 2018, de quitarles el subsidio a la tasa a los interesados en este rango impactó la dinámica.

Aun así, dicen que tener tasas hipotecarias en un promedio de 10,5 por ciento compensa la situación; a esto le agregan los plazos que los constructores ofrecen para el pago de la cuota inicial: 3 y hasta 4 años.

Finalmente, vale recordar que por cuenta de la Ley de Financiamiento, en el estrato alto se generó un descontento, con un impoconsumo del 2 por ciento a la compra de bienes inmuebles nuevos y usados de más de 918 millones, que incluye lotes y otros. Esto, precisamente, confirma que la VIS fue la más favorecida.

GABRIEL E. FLÓREZ G.
Coordinador editorial Vivienda & Construcción
Twitter: @GabrielFlorezG

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.