Las cinco razones por las que el desempleo sigue subiendo

Las cinco razones por las que el desempleo sigue subiendo

Tras cifra revelada por el Dane: 10,7% en julio, Minhacienda señaló algunos porqués de la tendencia.

Trabajadores del sector agrícola

El mercado laboral en los centros poblados y rural disperso, en esos tres meses, perdió 31.000 empleos relacionados con actividades del campo.

Foto:

Rodolfo González / Archivo EL TIEMPO

Por: Martha Morales Manchego
31 de agosto 2019 , 07:08 p.m.

El desempleo se ha convertido en la principal preocupación, tanto para el Gobierno como para los colombianos, y en julio no fue la excepción, pues la cifra se ubicó en 10,7 por ciento, completando así 4 años seguidos con tendencia al alza.

De acuerdo con el informe revelado esta semana por el Dane, en el país hay 22’140.000 ocupados, es decir, 191.000 trabajadores menos que en julio del 2018, mientras que el número de desempleados pasa de 2’404.000 a 2’657.000, lo que indica que ahora hay 253.000 desocupados más.

No obstante, el panorama en julio fue menos gris que en meses anteriores, puesto que se generaron empleos, pero entraron más ciudadanos al mercado laboral en busca de una oportunidad.

Es por eso que varios expertos coinciden con lo expresado por Juan Pablo Espinosa, director de investigaciones económicas de Bancolombia: “La aceleración que mostró el desempleo en el primer semestre ha perdido fuerza”. Esto, basado en las cifras que muestran que en las 13 principales ciudades (donde está concentrada la mayor parte de las oportunidades laborales) la tasa de desempleo desestacionalizada (sin contar los trabajos que aportaron las altas temporadas) cayó de 10,6 a 10,3 por ciento.

El sector construcción, que es gran generador de empleo y venía perdiendo puestos de trabajo, en el trimestre mayo-julio completó 830.000 empleos.

Varios economistas estiman que el desempleo de julio da señales de un cambio en la tendencia al alza, sin desconocer que existen nubarrones. Por ejemplo, el aumento de la tasa de desocupación en el sector rural en el trimestre mayo-julio, cuando subió a 6,1 desde 5,1 por ciento en igual trimestre del año anterior.

En ese contexto, el Ministerio de Hacienda, tras realizar una revisión a las cifras, establece cinco razones de lo que está sucediendo en el mercado laboral.

1. Desacelera el empleo en el comercio

Según el análisis del Ministerio de Hacienda, “el empleo en el sector de comercio se viene desacelerando”, lo que “puede ser atribuible a las tiendas de descuento duro (de grandes promociones) y al comercio 'online' ”.

Las tiendas de promociones hoy representan más de 20 por ciento del mercado y cada vez se posicionan más. Mientras tanto, en el comercio tradicional, junto con hoteles y restaurantes, que hacen parte de esa rama económica, se tumbaron 41.000 empleos en las 13 principales ciudades del país. En cuanto al comercio electrónico, los datos más recientes muestran que sobrepasa los 60 billones de pesos y se estima que para 2021 llegue a mover más de 80,8 billones de pesos.

2. El campo tiene mucho que ver

Según Minhacienda, “la reciente disminución en el número de ocupados para 2019 se debe principalmente a la reducción de los ocupados en el sector agrícola, ocasionado por choques climáticos que ya se están disipando”. Precisamente, de acuerdo con el informe del Dane, la tasa de ocupación en la zona rural se ubicó en 54,5 por ciento entre mayo y julio, lo que significó una caída de 2,1 puntos porcentuales frente al mismo trimestre móvil del año pasado (56,6 %).

El mercado laboral en los centros poblados y rural disperso, en esos tres meses, perdió 31.000 empleos relacionados con actividades del campo como agricultura, ganadería, caza y pesca.

3. Lo que aportan los venezolanos

Los cálculos realizados por la cartera de las finanzas públicas hallaron que “la migración venezolana puede explicar un aumento de 0,4 puntos porcentuales en la tasa de desempleo del país”.

Según las cifras de Migración Colombia, para julio de 2019, los migrantes venezolanos alcanzaban 1’400.000 habitantes. De las estadísticas del Dane se desprende que la tasa de desempleo entre estos pobladores es de 19,2 por ciento, contando solo los que estaban hace un año en el vecino país. La tasa de ocupación de los migrantes en el mercado laboral nacional es del 60 por ciento, es decir, 6 de cada 10 están realizando alguna actividad en el país.

4. El migrante joven

La revisión del mercado laboral que hizo el Ministerio de Hacienda señala que “a pesar de la gran entrada de venezolanos al mercado laboral, la tasa global de participación viene cayendo desde 2015. Esta disminución en la participación se explica porque la población joven, entre 10 y 18 años, ha dejado de participar en el marcado laboral y se encuentran inactivos”.

5. Menos trabajo cuenta propia

Si una característica ha tenido el mercado laboral es que el trabajo por cuenta propia tiene un gran peso en el empleo. En esa categoría entra, tanto el que vende jugos en la esquina, como el odontólogo que abre su consultorio particular.

Según Minhacienda, “el empleo en el segmento asalariado viene aumentando en 2019, sin embargo, en el segmento no calificado –en neto– se han destruido puestos de trabajo asalariado”. Esto coincide con las cifras del Dane: las fuentes generadoras de empleo han estado en construcción, a través de contratación formal. Entre tanto, se reduce el empleo cuenta propia, en especial, en centros poblados y rural disperso (-9,7%). En el trimestre disminuyó 3,4 por ciento y desde hace 9 meses viene en declive, hasta perder 778.000 en ese lapso. Lo cierto es que el desempleo sigue preocupando en el país, justo, cuando se está en pos de lograr un crecimiento de la economía del 3,6 por ciento y de reducir gradualmente la tasa de desocupación hasta el 8 por ciento en el cuatrienio.

¿Se logrará la meta de llevarlo al 8 %?

Para Iván Jaramillo, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, "el teórico crecimiento económico no ha tenido el suficiente impacto para apalancar la baja del desempleo y empezar a avizorar el cumplimiento de la meta del Gobierno, de reducirlo al 8 por ciento, según el Plan de Desarrollo. El experto agregó, además, que “el deterioro del sistema laboral debería medirse en términos de calidad del trabajo más que en términos de ocupación”.

MARTHA MORALES MANCHEGO
EL TIEMPO
Twitter: @marthamoralesm

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.