Más empleo formal, pero no compensa caída de cuenta propia

Más empleo formal, pero no compensa caída de cuenta propia

Si bien en las principales ciudades la desocupación se redujo, aumentó en el total del país.

Empleo

La tasa de participación de las mujeres con nivel educativo avanzado muestra una leve variación negativa en este periodo, en países como Argentina, Bolivia Brasil, Chile, Colombia.

Foto:

iStock

Por: Economía y Negocios
31 de octubre 2019 , 08:18 p.m.

Colombia es de los pocos países del hemisferio en los que aumenta el empleo asalariado y, sin embargo, el desempleo no cede, como lo muestra un análisis de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de Naciones Unidas.

Este jueves, el Dane informó que la desocupación creció en el país de 9,5 por ciento en septiembre del año pasado a 10,2 por ciento este año, aunque en las 13 principales ciudades se redujo de 10,5 a 10,1 por ciento.

Así mismo, los datos del Dane confirman la tendencia analizada por la Cepal: en el trimestre de julio a septiembre se crearon 280.000 puestos de empleados u obreros contratados en el sector privado; sin embargo, este crecimiento no alcanza a remplazar los 643.000 trabajos por cuenta propia que desaparecieron en el mismo periodo en comparación con el mismo de 2018.

No obstante, de acuerdo con la Cepal, la disminución en Colombia de trabajos por cuenta propia contrasta con lo que pasa en el resto de países, en donde este tipo de empleo, mayoritariamente de baja calidad, sí está aumentando.

En ese panorama continental, la Cepal destaca la pérdida de puestos de trabajo en grupos de poca capacitación; mayor tasa de desocupación en poblaciones específicas como mujeres y jóvenes; desplazamiento de mano de obra por la automatización, como fenómenos que se están experimentando en América Latina y el Caribe.

Buena perspectiva

Según el informe de ‘Coyuntura laboral 2019’, de esa organización, con las moderadas expectativas de crecimiento económico a nivel mundial para 2019, y pese a que en América Latina se sigue creando empleo, se estima que al cierre del año habrá un ligero aumento en la tasa de desocupación regional, la cual tenderá a ser mayor en las zonas urbanas (9,4 por ciento frente a un 8,1 por ciento a nivel nacional, en promedio).

Si bien hay ocho países en los que el empleo total aumentó, en 1,7 por ciento en promedio en el primer semestre de 2019, Colombia está entre los que se redujo (0,6 por ciento).

Otra característica que destaca el informe de la Cepal es el crecimiento del empleo asalariado, el cual subió en el continente en igual proporción a la del empleo total (1,7 por ciento), pero en Colombia tuvo un incremento de más del 2 por ciento.

Pero en toda América Latina y el Caribe, el gran motor del empleo ha sido el trabajo por cuenta propia que aumentó en 2,4 por ciento, mientras que, al contrario, en Colombia muestra una reducción, en el primer semestre, de 2,7 por ciento, tendencia que se confirma con los resultados hasta septiembre revelados ayer por el Dane.

A lo largo del año la disminución de la ocupación ha estado más centrada en mujeres que en hombres

Mano de obra femenina

El rótulo que carga la población femenina, como uno de los grupos sociales más afectados por el desempleo, también se evidenció en el informe. Aunque “la tasa de participación de las mujeres de 15 años o más en 18 países de la región aumentó 11 puntos porcentuales y pasó del 41 por ciento a principios de los noventa a cerca del 52 por ciento en promedio en 2018”, la situación sigue siendo crítica para la mujer que ahora se capacita más. No obstante, las oportunidades para ellas no son generosas.

La tasa de participación de las mujeres con nivel educativo avanzado muestra una leve variación negativa en este periodo, en países como Argentina, Bolivia Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá”.

Entre tanto, entre las mujeres menos preparadas, la caída en la participación en el mercado laboral fue aún mayor. “Se observan importantes caídas en la Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Guatemala y Paraguay”.

En Colombia –comenta Juan Daniel Oviedo, director del Dane–, “a lo largo del año la disminución de la ocupación ha estado más centrada en mujeres que en hombres. Para al caso de septiembre, si bien la reducción de la ocupación de 474.000 personas estuvo repartida por igual entre hombres y mujeres, en la disminución de la población desocupada de 13 ciudades, de los 59.000 desempleados menos, 41.000 son mujeres”.

Así, dice el funcionario, el incremento de la tasa de desempleo de las mujeres dejó de ser significativo y se redujo en magnitud.

Mayores generadores

Por sectores, el panorama en América Latina vuelve a coincidir con el de Colombia. En ambos casos la creación de empleo se concentra en comercio y servicios.

Las estadísticas regionales dan cuenta de que en la rama del comercio está cerca del 20 por ciento del empleo total. “El promedio de la variación en este sector fue de 2,3 por ciento entre el primer semestre de 2018 y el primer semestre de 2019”.

Para otras ramas terciarias, como el transporte, los servicios financieros y los servicios comunales, sociales y personales, la variación fue de 2,8 por ciento. El informe destaca que en estas áreas hay una alta presencia de trabajo informal y femenino.

Otra coincidencia que se desprende del informe es la de una contracción en la oferta laboral de la agricultura. “El promedio en la variación del empleo en este sector en el primer semestre de 2019 respecto del mismo periodo de 2018 fue de -0,7 por ciento, lo que evidencia un ajuste importante en el empleo del sector que, en el mismo periodo del año pasado, había crecido 1,5 por ciento. Sobresale especialmente la caída del empleo en la agricultura en Panamá, Paraguay y Colombia”, destaca el informe.

Con respecto a la construcción, otro sector que tradicionalmente absorbe mano de obra, en la región se redujo en 0,1 por ciento. Hubo bajas de oferta laboral en siete países, entre los que se destacan Ecuador y Paraguay, mientras que en el semestre hubo crecimiento del empleo en cuatro, liderados por Colombia.

Mejores salarios

La Cepal destacó el crecimiento que tuvieron los salarios en la región en términos reales en el sector formal de la economía, en un 2 por ciento para los diez países que cuentan con información, y un aumento similar en Colombia.

“El promedio simple del salario mínimo real de la región aumentó 0,7 por ciento, lo que muestra una dinámica más moderada respecto a la que se había observado en años anteriores”, señala el informe.

En Colombia, ese aumento real del salario mínimo (descontando la inflación) fue de 2,5 por ciento.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.