Colombia alista cambio del contador de luz de 11 millones de hogares

Colombia alista cambio del contador de luz de 11 millones de hogares

Lectura remota, control del fraude y tarifas horarias, principales beneficios.

Contadores de energía

El prepago de energía, como el que funciona en Medellín, es una de las ventajas de la medición avanzada.

Foto:

Cortesía EPM

27 de enero 2018 , 10:00 p.m.

Dentro de ocho años, el 95 por ciento de los usuarios del servicio de energía eléctrica del país, un poco más de 11 millones incluyendo los que están en zonas por fuera del Sistema Interconectado Nacional (SIN), deberán tener instalado un sistema de medición avanzado.

Un proyecto de resolución del Ministerio de Minas y Energía, que está en fase de comentarios ante el mercado, define la Infraestructura de Medición Avanzada (AMI, por su sigla en inglés) como aquella que permite la comunicación bidireccional entre usuarios y distribuidores.

Así, el país iniciará en firme el camino para implementar redes inteligentes de energía, que no solo ayudarán a gestionar en tiempo real a cada usuario, sino que hacen posible la entrada de tecnologías de autogeneración, generación distribuida y de los vehículos eléctricos.

De acuerdo con el documento, estas nuevas tecnologías harán que no sea necesario enviar cada mes a un técnico a leer el contador, pues los datos de consumo se tomarán de forma remota. Además, se podrá desconectar, conectar y limitar el suministro al usuario, así como facilitar la prevención y detección de fraudes.

Pero además de los beneficios de control, el nuevo modelo implicará cambios importantes que favorecerán el bolsillo de los consumidores, en especial de aquellos que, como las empresas e industrias, tienen altos consumos.

El viceministro de Energía, Alonso Cardona, explica que la medición avanzada es parte de la transición que se requiere para empoderar a los usuarios, de modo que tomen decisiones razonadas, y que obtengan mayores beneficios en precio, calidad y servicio frente a los que actualmente reciben.

Mejor tarifa y competencia

El documento señala que la AMI permitirá la implementación de canastas de tarifas de energía, con lo cual en las horas de más bajo consumo el precio de cada kilovatio será diferente al de los horarios pico.

José Camilo Manzur, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis), sostiene que este cambio implicará, por ejemplo, que el usuario pueda comprarle energía en las noches a un comercializador y en el día a otro, lo que redundará en una mayor competencia y en precios más favorables.

Pero Manzur agrega que para ello deben existir señales regulatorias que permitan el desarrollo óptimo del cambio.

Además, la nueva infraestructura que tendrá el mercado para el año 2025 permitirá tener un mayor control de la calidad del servicio, ya que en un ‘software’ quedarán registradas todas las interrupciones del suministro, al tiempo que será posible un mayor desarrollo de los sistemas de prepago, como los que ya funcionan en algunas zonas de Medellín. Según Empresas Públicas de Medellín, a la fecha están inscritos a este esquema 243.000 usuarios.

Asimismo, según Asocodis, la medición avanzada ayudará a impulsar con más fuerza la movilidad eléctrica, pues los usuarios podrán cargar las baterías en horas de la noche y la madrugada, y también se podrá viabilizar el negocio de las electrolineras, estaciones para la recarga de baterías.

La idea del Gobierno es que, una vez quede en firme la resolución, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) tendrá máximo 12 meses para fijar las condiciones para la implementación de la AMI.

A su turno, las empresas distribuidoras serán las responsables de la implementación del esquema y deberán presentarle a la Creg los planes de implementación, para que el cambio se haga de forma gradual.

El gremio señala que la velocidad de la penetración de la medición avanzada dependerá de la relación beneficio-costo para el usuario y para la sociedad en su conjunto.

“Los beneficios recibidos son superiores a los costos, y las mejoras en productividad en la prestación del servicio se trasladarán también a los usuarios”, manifestó el viceministro.

Asocodis le sugirió al ministerio fijar una meta por número de usuarios y establecer objetivos intermedios para cada distribuidor.

Ahorro puede llegar al 5 por ciento

El viceministro de Energía, Alonso Cardona, indicó que si bien el nivel de ahorro depende de la sensibilidad de los consumidores a los precios, las experiencias internacionales muestran que este puede llegar hasta el 5 por ciento del consumo promedio y hasta un 10 por ciento de potencia en las horas de mayor demanda, además de los ahorros que se pueden obtener al disminuir los costos de lectura, facturación y pérdidas.

El funcionario precisó que el medidor es solo una parte, pues detrás de esto están las redes, sistemas de comunicaciones, el ‘software’ y ‘hardware’ para administrar y operar el sistema.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.