En aduanas y en impuestos, la Dian tiene grupos delincuenciales: Andi

En aduanas y en impuestos, la Dian tiene grupos delincuenciales: Andi

Su presidente, Bruce Mac Master, afirma que se debe fortalecer la cultura del pago de impuestos.

¿Cree capaz al nuevo gobierno de negociar un gran pacto nacional?

Bruce Mac Master ocupa la presidencia de la Andi desde 2013.

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Por: Yamid Amat
22 de diciembre 2018 , 09:00 p.m.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, afirma que se debe hacer una purga en la Dian, que tiene en su seno, inclusive, “grupos de delincuentes”. La ley de financiamiento o reforma tributaria le otorgó al presidente de la República facultades extras para reformar la Dian, y el líder gremial sostiene que esas facultades deben ser utilizadas para sistematizar y modernizar la Dian.

Mac Master, por lo demás, cree que en Colombia no existe la cultura de pagar impuestos, y pide que las personas naturales lo hagan, “como en el mundo entero”. Para financiar al Estado propone reducción en el gasto público y eliminación de los subsidios que benefician a los estratos altos.

Como no fue aprobada la reforma tributaria inicialmente presentada, ¿cuál cree usted que debe ser la solución para enfrentar el déficit fiscal?

El primer proyecto era sumamente serio. Impopular, sí, pero lograba financiar al país y cumplía objetivos importantes. Presentar pronto una nueva reforma no sería afortunado. La solución es una severa restricción del gasto público y eliminación de subsidios. Colombia tiene subsidios por cerca de 72 billones de pesos.

¿72 billones?

Sí, señor. La cifra es oficial del Departamento Nacional de Planeación. Si se recortara únicamente el 10 % se cubre la totalidad de lo que recauda la reforma.

¿Cuáles son los subsidios más altos?

Las pensiones: 40 billones de pesos se pagan todos los años; una buena parte son pensiones que no fueron debidamente provisionadas y se estima que subsidios son 18,4 billones; segundo, tenemos subsidios a servicios públicos, en estratos altos; tercero, salud.

En Colombia hay 22 millones de personas ocupadas y solo 8 millones cotizan a la salud; una muy alta cantidad de personas que trabajan no están cotizando, ni sus empleadores tampoco

En Colombia hay 22 millones de personas ocupadas y solo 8 millones cotizan a la salud; una muy alta cantidad de personas que trabajan no están cotizando, ni sus empleadores tampoco.

¿Eso es consecuencia de la informalidad?

De la informalidad y de la evasión. Colombia tiene que buscar un esquema en donde se aumente la formalidad y se reduzcan los subsidios en salud.

Es muy difícil reducir subsidios a pensiones, servicios y a salud, muy difícil…

Las pensiones son intocables, pero hay que eliminar subsidios innecesarios.

¿Cuáles son los subsidios innecesarios?

Por ejemplo, el subsidio a los servicios públicos a altos estratos; los subsidios en salud para estratos que sí pueden pagar. Ahí tenemos dos cosas grandes.

¿Los subsidios que hay que recortar son los que favorecen a estratos altos?

Sí, sin la menor duda. El Estado no tiene por qué subsidiar a los estratos altos.

Pero muchas de las nuevas cargas tributarias afectan a la clase media…

Mire: hay una labor no grata, pero que se debe hacer, y es que las personas naturales paguen algo de impuestos; es cierto que la clase media no es tan pudiente, pero todos debemos pagar algo de impuestos, cualquier cosa, que paguemos 100.000 pesos de impuestos al año, ese ejercicio estaba planteado en la reforma, y por no ser popular fue desmontado, pero debería haber sido impulsado.

Pero, se sabe que muchas personas se han ido del país por los altos impuestos…

Eso no aplica a la clase media; el argumento es que todos debemos pagar algo de impuestos, así sea muy poco, pero algo. Hay una gran cantidad de gente en Colombia que nunca ha pagado impuestos y tenemos que generar la cultura de que para que el Estado funcione bien, todos tenemos que aportar. Somos muy buenos para exigirle al Estado, pero muy malos para aportar.

¿No cree que la evasión y la elusión que hay motivan la corrupción?

La corrupción, sin duda, es uno de los grandes problemas que tiene nuestra sociedad, pero no puede ser la excusa. No se puede decir que como hay corrupción yo no pago impuestos, eso no puede pasar. En Colombia solo el 20 % de lo recaudado proviene de lo que pagan las personas; el resto de lo que pagan las empresas, el 20 %; en la mayoría de los otros países esta cifra está en 60 y el 80 %.

En Colombia solo el 20 % de lo recaudado proviene de lo que pagan las personas; el resto de lo que pagan las empresas, el 20 %; en la mayoría de los otros países esta cifra está en 60 y el 80 %

La teoría moderna de la tributación, dice que uno debe tener empresas muy robustas, muy competitivas y que se debe gravar a los accionistas; si tiene una empresa que es muy exitosa, debe pagar impuestos en su calidad de accionista; es por eso que el concepto de impuestos se debe mover mucho más hacia las personas. Hay que bajarles cargas a las empresas para que sean más competitivas. Estados Unidos acaba de bajar impuestos al 21 % para las empresas.

¿Cuánto pagan en impuestos las personas naturales en Colombia?

Las personas, alrededor del 35 %; y las empresas, hoy, 35 % de renta, más un montón de impuestos como ICA, IVA no descontables, tableros, y varios más.

Es decir: nuestra estructura tributaria tiene que cambiar...

Sí. Tenemos que llegar a un escenario en donde haya menos impuestos pagados por las empresas, por los emprendedores, las nuevas inversiones, y así crecer la torta, no hacerlo, es un harakiri para toda la economía porque el sector empresarial seguirá estancado. La carga tributaria a las empresas tiene que ser más baja para que tengamos una economía más grande. Estrangular a las compañías no tiene resultados buenos y Colombia se ha rezagado por esa razón, entre otras.

En Colombia hay más de un millón de compañías registradas, solo 3.500 compañías pagan el 70 % del impuesto de renta. Mire: en el año 2016 en Colombia las empresas pagaron 22,2 billones en renta y las personas pagamos solo 1,1 billones. Colombia tiene que cambiar esta tendencia, es decir, las personas naturales debemos participar más en la financiación de la comunidad.

Usted defiende la reforma tributaria, ¿qué cosas criticaría?

Me preocupa la sobretasa al sector financiero, es un exabrupto porque el argumento no puede ser que el sector financiero gana mucho dinero, las ganancias no se miran como rentabilidad del capital invertido, de manera que generar el precedente de tener tasas diferenciadas no me parece sano para la economía.

También está la discusión de las zonas francas, la creación de una comisión de revisión de las zonas francas cuando todos sabemos que las zonas francas son el único elemento de política industrial que ha existido en Colombia por años. Las zonas francas deben fortalecerse, mantenerse e impulsarse.

La reforma estableció penas de cárcel a quien eluda impuestos… ¿le parece bien?

En Colombia llegó el momento de ponerse serios en el pago de impuestos y eso requiere de dos elementos: la voluntad de los ciudadanos de contribuir y la capacidad del Estado de perseguir el no pago de impuestos. En Colombia no pasa ni lo uno ni lo otro; necesitamos una Dian mucho más fuerte; hay colombianos que sí pagan y colombianos que no. Y eso no deja de ser un robo de dinero al Estado.

En Colombia hemos evadido esa discusión. Aunque a nadie le gusta que haya cárcel, llegó el momento de ponernos serios. Hay que pagar impuestos. Se estima que en Colombia la evasión llega a 30 y 40 billones de pesos por año. Si en Colombia pagáramos impuestos, no se hubiera requerido ninguna reforma.

Pero tendría que cambiar totalmente el actual esquema Dian...

En la reforma se le dan facultades extraordinarias al Presidente de la República por 6 meses para regular todo el tema de la carrera administrativa de funcionarios de la Dian; Hay que volverla una entidad moderna, una entidad capaz, tenemos que llegar a la sistematización y a la factura electrónica. Hay que profesionalizar la Dian, tenemos que tener cada vez gente más capaz en ingeniería de sistemas, de manejos de bases de datos; primero, profesionalizarla; y segundo, sistematizarla.

Hay que montar nuevos sistemas y nuevos equipos, y gente capaz de operarlos.

Es decir, ¿reformar totalmente la Dian con las facultades extras?

Sí. Y algo que no le va a gustar a mucha gente, hay que hacer una purga en la Dian, la Dian tiene personas, grupos delincuenciales que están, por ejemplo, en el tema de aduanas.

¿Cuando habla de purga en la Dian se refiere más a aduanas que a impuestos?

A ambos. Hay que asegurar que toda la gente de la Dian sea honesta.

En materia de aduanas, ¿en la Dian es excesiva la corrupción?

Sí, así es.

¿Mucho más que en cobro de impuestos?

Probablemente más percibido que en impuestos, pero sin duda debe haber casos de los dos y no puede ser que las manzanas podridas acaben con una entidad, porque hay gente muy buena.

¿Los industriales del país sienten y se ven afectados por la corrupción en aduanas?

Claro, no hay la menor duda, todo el contrabando técnico: en Colombia el 92 % del contrabando que ingresa es contrabando técnico, es decir, es contrabando donde alguien dice que importará una cosa y termina importando otra.

¿Las facultades extras deberían usarse en la lucha contra la corrupción en la Dian?

Sí, señor; hay que sistematizarla, hay que profesionalizarla, tres cosas que hay que hacer, esto puede incluir tener que contratar mucha más gente. Esa es la plata mejor invertida del Estado; es la que conduce a mayor recaudo de impuestos.

A la Dian hay que dotarla de lo tecnológico, de capacidad de vigilancia, de capacidad, inclusive, de castigo.

¿Y su opinión sobre el régimen simple?

El régimen simple dice: compañías que vendan menos de 2.800 millones de pesos, que hoy en día están en la informalidad, se pueden acoger a ese régimen por tasas muy bajas. Tendrán la posibilidad de acogerse a una tasa única que va a estar entre el 2 y el 11,9 % sobre ventas. Eso es revolucionario, incluye renta, IVA, ICA y permite descontar los pagos de pensiones.

Pero la informalidad, aparentemente también es estimulada por los empresarios…

Es que mientras uno tenga un sistema perverso, mientras unos tengan tributos tan altos como existen hoy en día y al mismo tiempo la Dian no sea capaz de perseguir, exista la excusa de la corrupción y existe la competencia desleal, hay incentivos muy grandes a la informalidad, por eso este régimen simple que se crea, con unas tasas muy bajas, combate la informalidad.

¿El régimen simple cobija el campo?

Hay incentivos especiales para el agro; una buena parte de las fincas podrán acceder a ellos y definitivamente todas las tiendas, todos los pequeños talleres, algunos restaurantes, el tema de servicios, podrán acceder al régimen simple.

¿El aislamiento político del ministro de Hacienda fue la causa de que el país no entendiera ni la primera ni la segunda?

Yo no sé la causa individual, pero sin duda yo creo que con una mejor pedagogía hubiese sido mejor.

¿Cree que debe buscarse una mejor relación del Gobierno con el Congreso?

Le voy a decir una cosa: la pedagogía se debió hacer desde agosto; fíjese usted que la reforma se radicó y nadie la conocía. Yo no la conocía, ni ningún gremio, ni por supuesto los colombianos. Solo supimos todos que se gravaba con IVA la canasta familiar.

Yo no tengo la menor duda de que hay que mejorar el diálogo con el parlamento; ellos son representantes de las regiones y deben pelear por sus regiones

Ojalá el Gobierno haga pedagogía, va a ser muy importante de aquí en adelante. Yo no tengo la menor duda de que hay que mejorar el diálogo con el parlamento; ellos son representantes de las regiones y deben pelear por sus regiones. Esa actividad no es corrupta. Hay corruptos, que es distinto. A toda relación con el Congreso le dan la calificación de ‘mermelada’ y no es así, el Congreso tiene un papel en la democracia representativa.

¿Cuál es la crisis que afectó al consejo gremial?

Hemos tenido diferencias con el actual presidente, doctor Jorge Humberto Botero, respecto de las zonas francas. Aprovecharemos la llegada de Jorge Enrique Bedoya a la presidencia para restablecer el diálogo entre los gremios.

El presidente de Analdex, Javier Díaz, dijo que la gestión de Botero fue desafortunada. ¿Está de acuerdo?

Nosotros también le hicimos muchas críticas.

Pero usted no le hablaba…

Yo sí le hablaba. Las críticas fueron por escrito. Es hora de pasar la página.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.