Combustibles fósiles seguirán mandando la parada en Colombia en 2050

Combustibles fósiles seguirán mandando la parada en Colombia en 2050

El 78 % de la demanda estará constituida por diésel, electricidad, gas natural y gasolina.

Diesel

Investigadores cifraron en 4,6 millones de toneladas el exceso de emisiones de óxidos de nitrógeno procedentes de motores diésel.

Foto:

123RF

Por: Por:  Portafolio.co
13 de noviembre 2019 , 08:33 a.m.

Al 2050, cerca de las tres cuartas partes de la canasta energética del país seguirán dependiendo de los combustibles fósiles. Así, el petróleo, sus derivados, y el carbón, para ese momento continuarán siendo en buena parte la fuente de energía para el territorio nacional.

Esta es la conclusión que se puede deducir del Plan Energético Nacional (PEN), documento en estado preliminar que fue elaborado por los técnicos de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) y que está en etapa de socialización y discusión.

En el documento de 183 páginas, al cual tuvo acceso Portafolio, se plasman algunas ideas sobre el desarrollo futuro del sector energético colombiano que pueden servir de base para la elaboración e implementación de una política energética.

Es decir que, con el PEN, el Gobierno Nacional seguirá una hoja de ruta que trazó dentro de un marco institucional flexible que permitirá interacciones entre los agentes de la industria con otros actores y organismos del estado para proveer energía y atender satisfactoriamente la demanda.

Los de mayor demanda

En el capítulo relacionado con los escenarios energéticos al 2050 del Plan, el sector “más intensivo en el uso de energía” es el de transporte, cuya proyección viene desde el 2010 y representa más del 37,5 por ciento de la demanda final, haciendo del diésel el energético líquido de mayor consumo, seguido por la gasolina (en cuarto lugar de la canasta energética). Además, en segundo y tercer puesto están la electricidad y el gas natural. Los cuatro son los de mayor demanda.

“Las proyecciones de consumo se realizaron en el Modelo para Análisis de Demanda de Energía de la Agencia Internacional de Energía Atómica (Maed por sus siglas en inglés). Este modelo integra los consumos y usos de los energéticos en cada sector, con datos de crecimiento económico y poblacional. Para el crecimiento del PIB, se tuvieron en cuenta las expectativas de crecimiento del Ministerio de Hacienda”, resaltó uno de los apartes del PEN.

Sin embargo, y como lo subrayó la Upme en el proyecto de Plan, de los energéticos principales “los de mayor crecimiento son el diésel y gasolina, con índices cercanos al doble y al triple de su valor con respecto al 2010”.

Perspectivas

El análisis da cuenta de estimaciones con respecto al comportamiento de la demanda en el consumo de energéticos al 2050, como el del transporte cuya participación será del 50 por ciento.

“Para el año 2020 se espera que la demanda de energía registre un aumento del 25 por ciento con respecto al año 2010, ya que se presentará un incremento considerable en los cuatro energéticos de mayor consumo, pasando de una participación del 69% al 74 por ciento”, indica el PEN.

Resalta que si bien se registra un crecimiento sostenido en combustibles líquidos como la gasolina y el diésel, la electricidad y al gas natural no pierden terreno gracias al incremento en el número de consumidores, hecho que se ve reflejado en el aumento de estos dos energéticos y en la disminución de la demanda por leña, la cual es usada principalmente en el sector residencial rural.

Así mismo, que para el 2030, la participación en la canasta energética del diésel, la electricidad, el gas natural y la gasolina es mayor al 75 por ciento, en detrimento del uso de otros energéticos como la leña y el carbón de leña.

“Para el 2040, el consumo de los cuatro principales energéticos alcanza un valor de casi el doble de la cantidad consumida en 2010, aunque su participación en la canasta energética se mantiene alrededor del 75%, similar a la participación en 2030”, señaló el PEN.

Y para el 2050 el 78 por ciento de la demanda esta constituida por el diésel, la electricidad, el gas natural y la gasolina.

“La participación de estos energéticos tradicionales en la canasta pasa de un 9,1 por ciento en 2010 a 2,8 por ciento en 2050. Este hecho es consecuencia del cambio de tecnología en el sector residencial en las zonas rurales, así como de la disminución de la población en las mismas”, señaló el PEN.

En total, se proyecta que la demanda de energía en Colombia registre al 2050 un incremento del 130 por ciento en el consumo de energía, liderado por los sectores transporte e industria, que representan en conjunto el 70 por ciento de la canasta energética.

El PEN resaltó que es factible desarrollar un escenario alterno, que contemple una canasta inclinada hacia las energías renovables, disminuyendo el uso de combustibles fósiles, y que la Upme está en esa tarea.

Por: Portafolio.co

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.