Alarma por un dólar más costoso podría ser solo flor de un día

Alarma por un dólar más costoso podría ser solo flor de un día

Ganan los exportadores, pero pierden quienes tienen deudas en el exterior y aerolíneas, entre otros.

Dólar

La divisa bajó a $ 3.070,15 el pasado viernes.

Foto:

AFP-Luis Acosta- Archivo EL TIEMPO

Por: Carlos Arturo García M.
08 de septiembre 2018 , 10:00 p.m.

Después de 21 meses y 5 días en los que la cotización oficial del dólar se movió entre 2.705,34 pesos (31 de noviembre del 2016) y 3.088,47 pesos (5 de septiembre del 2018), el costo de esta divisa volvió a situarse sobre los 3.100 pesos impulsada, principalmente, por el ruido político y económico venido de los mercados internacionales, en especial, de los considerados emergentes.

En cuestión de solo siete días, el dólar en Colombia se encareció 166 pesos y hasta más, si se tiene en cuenta que por una sola unidad de esta moneda se pagó 3.113 pesos, la tasa máxima registrada el 5 de septiembre.

El alza en el costo de la moneda estadounidense llegó como salvavidas, entre otros, a más de 500.000 familias colombianas que derivan su sustento de la siembra de café, que se han visto afectadas por la baja cotización del grano. La libra del producto insignia del país se cotizó en 96 centavos de dólar el pasado 22 de agosto en la bolsa de Nueva York, lo que obligó al Gobierno a destinar una partida de 100.000 millones de pesos para apoyar a este sector.

A los cafeteros, como a cualquier otro exportador los beneficia el alza del dólar. Sin embargo, para que este beneficio sea realmente importante el dólar deberá permanecer alto por un periodo prolongado, algo que no estamos viendo. El problema de los cafeteros colombianos es que Brasil estaría alcanzando la cosecha más grande de su historia en este año, 60 millones de sacos, lo que mantendrá deprimidos los precios varios meses”, explica Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar.

En ese contexto hay quienes consideran que mantener un dólar sobre los 3.100 pesos o más, requiere que el precio del petróleo Brent caiga por debajo de los 71 dólares el barril, quizá hasta los 60 dólares. Si bien el costo del crudo ha venido en descenso por varias razones, este se mantiene sobre los 76 dólares.

En general, dice Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, con un dólar en los niveles actuales ganan todos los exportadores, incluso el propio Gobierno por los mayores impuestos y dividendos que en últimas recibiría de Ecopetrol.

Pero como en cualquier coyuntura, mientras unos cosechan, otros no tienen igual suerte.

El sector más afectado ha sido el de transporte aéreo, teniendo en cuenta que los elevados precios del petróleo y su pérdida de correlación con el dólar han hecho que el precio del combustible se eleve, esto conlleva un incremento importante en los costos de las compañías”, dice Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa.

Consumidor afectado

En esa misma línea no salen bien favorecidos quienes compran en el exterior (importadores), los que han contraído deudas fuera del país y, a largo plazo, los consumidores en general, en la medida que se podrían encarecer los productos importados que compran.

Cerca de la cuarta parte de lo que consumimos los colombianos se ve afectada por la tasa de cambio (bienes transables). También dentro de los perdedores están los empresarios que estaban importando maquinaria e insumos. La industria era una en la que se había visto una dinámica fuerte de importaciones”, dice Pérez.
El impacto negativo a la economía en general de esta situación también llega vía incremento en el costo de la gasolina.

Dado que el precio del petróleo ha aumentado a lo largo del año y esto ha venido acompañado de una tasa de cambio más alta, es de esperarse que tengamos aumentos en el precio de la gasolina

“Dado que el precio del petróleo ha aumentado a lo largo del año y esto ha venido acompañado de una tasa de cambio más alta, es de esperarse que tengamos aumentos en el precio de la gasolina”, sostiene Mario Acosta, gerente de Estrategia & Investigaciones Económicas de Ultraserfinco.

El costo del combustible alcanzó en septiembre un valor más alto tras el alza de 36 pesos en la gasolina y de 101 del ACPM.

Se está generando otra minienfermedad holandesa teniendo en cuenta que los elevados precios del petróleo no han dejado que nuestra tasa de cambio se devalúe como en otros países, por lo cual las exportaciones no tradicionales se afectan”, agrega Ballén.

Entre los analistas no hay consenso en si habrá o no dólar costoso para rato, pues mientras algunos creen que la normalización de la política monetaria afuera le seguirá pasando factura a algunos países en problemas, otros piensan que estos niveles serán temporales y pronto se verá una corrección del dólar.

Pensamos que el dólar, que a nivel mundial se ha revaluado mucho este año por el alza en las tasas de interés en Estados Unidos, debería devaluarse por efecto de un déficit fiscal muy abultado en esa economía. Este factor también propiciaría una apreciación del peso. Se debería revertir parte de la subida que hemos visto. Esto sería más evidente si se aprueba la reforma tributaria en este año”, dice Langebaek, del Grupo Bolívar.

Ballén, por su parte, cree que “el riesgo de la tasa de cambio es al alza teniendo en cuenta que la normalización de la política monetaria, de los principales bancos centrales del mundo, le seguirá pasando factura a países con niveles de deuda, déficit fiscal y de cuenta corriente elevados, entre estos Colombia”.

Pero para Acosta, de Ultraserfinco, saber cuánto tiempo se mantendrá el dólar rondando los 3.100 pesos es difícil de predecir.

“La depreciación (del peso) se está dando por choques externos debido a la coyuntura negativa de los emergentes y no por temas de la economía local. La volatilidad de la moneda la tendremos mientras persista la guerra comercial (EE. UU.- China) y el sell-off de los emergentes. La última vez que vivimos una coyuntura parecida fue a finales del 2015 cuando ocurrió la devaluación china y la crisis petrolera. Pero ahora es diferente porque la caída de los emergentes estuvo acompañada con alza del petróleo, lo que favorece en gran medida a Colombia”, comenta.

El dólar terminó la semana sobre los 3.070 pesos, unos 30 pesos por debajo del máximo de la semana.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
artgar@eltiempo.com
En Twitter: @CarlosGarciaM66

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.