Bonos verdes, sociales y naranja, mercado al que aún le falta madurar

Bonos verdes, sociales y naranja, mercado al que aún le falta madurar

Altos costos de estructuración y poco interés del sector real, entre las barreras, dicen expertos.

Credicorp

Hasta septiembre del 2018, la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI, por su sigla en inglés) había identificado 1,2 billones de dólares de bonos en circulación alineados con el clima.

Foto:

EL TIEMPO

Por: Carlos Arturo García M. 
23 de abril 2019 , 09:26 p.m.

Con apenas cinco emisiones por 2,5 billones de pesos en cuatro años –unos 847,4 millones de dólares–, el mercado de los bonos verdes, sociales y naranja en Colombia no muestra aún la fortaleza esperada, en buena medida, por los altos costos asociados a la estructuración de estos procesos y la escasez de oferta por parte de empresas del sector real, pese al apetito inversionista, según expertos.

La cifra luce tímida si se tiene en cuenta que solo el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Brasil) captó 1.000 millones de dólares en bonos verdes (mayo del 2017), lo que muchos interpretan como señal del potencial que tiene este mecanismo para financiar, entre otros, proyectos con alto impacto ambiental y social.

En Colombia, las empresas del sector real involucradas en proyectos con impacto positivo en el medioambiente son escasas, y las que los tienen acuden, por lo general, a la banca por recursos (crédito) para apalancar su desarrollo.

La Empresa de Energía del Pacífico (Epsa) hasta ahora es la única que ha utilizado esta opción. Lo hizo el año pasado y consiguió 420.000 millones de pesos, de los cuales destinó una parte a la construcción de Celsia Solar Bolívar, planta de 8,06 MW, ubicada en Santa Rosa de Lima, Bolívar.

En promedio, solo dos emisiones de este tipo se han realizado por año en el país. Este año podrían salir un par más, advierte una fuente del sector público. Pero a la fecha, la Superintendencia Financiera no ha recibido solicitudes en ese sentido.

“Colombia está comenzando con el tema y ya hemos tenido emisiones de bonos verdes, sociales y naranja (2,5 billones de pesos), los cuales fueron muy bien recibidos por el mercado. Con toda seguridad vendrán nuevas emisiones, porque hay demandas de inversiones ESG (Environmental, Social and Corporate Governance). Pero nos falta desarrollar vehículos que le permitan al inversionista acceso directo a proyectos verdes”, dice Mario Acosta, gerente de Estrategia e Investigaciones Económicas de Ultraserfinco.

Inversionistas listos

El mercado de deuda es uno de los más desarrollados del país y los inversionistas están dispuestos a colocar sus recursos en estos bonos, no solo por el respaldo y la solidez de las entidades que los ofrecen –la mayoría con calificación triple A–, sino porque sus rendimientos son tan atractivos como los de cualquier otro instrumento de deuda, en la medida que depende de la calidad del emisor y no del proyecto que se financia.

Las emisiones de bonos verdes adelantadas por Bancolombia y Bancóldex (500.000 millones de pesos) el año pasado recibieron demandas por más de un billón de pesos, mientras que el apetito por los bonos sociales y naranja del banco estatal (800.000 millones) superó los 2,1 billones de pesos.

Además del interés de los inversionistas, también está la necesidad de recursos para atender programas sociales, emprendimientos de la llamada economía naranja y temas ambientales, pero son pocas las industrias que están yendo al mercado de capitales por recursos para ello.

Cálculos recientes de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide) indican que solo en la región las necesidades de inversión climática son de entre 75.000 y 80.000 millones de dólares al año, casi tres veces el volumen actual de ese tipo de inversión.

Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, sostiene que, debido a que el mercado colombiano cuenta con poca profundidad, sería bueno que “este tipo de bonos contara con algún tipo de beneficio tributario para los inversionistas y de esta forma incentivar su emisión y colocación, y diferenciarlos del resto de activos que se ofrecen”.

Pero ¿qué hace que los costos de estructuración sean tan elevados y espanten a los empresarios de esta alternativa?

Los expertos aducen que el estricto cumplimiento de estándares internacionales, como los Climate Bonds Standard (CBS) y los Green Bonds Principles (GBP) –los más conocidos en Colombia–, que no solo fijan reglas de cómo hacer el proceso de emisión, sino que establecen una clasificación de lo que se entiende como verde, buscando mantener la integridad del instrumento y que sus recursos se destinen a proyectos medioambientales y no para un simple manejo de imagen verde de la entidad, cuando en realidad no hay tal objetivo.

La fuente oficial consultada precisó que el estándar usado en las emisiones verdes del país fue el GBP, que certifica el cumplimiento de los procesos que exigen un mecanismo para explicar cuáles son esos proyectos verdes por financiar, su clasificación, reglas para uso de los recursos, la elaboración de un informe periódico del impacto de esos proyectos y un agente externo que valide toda la estructuración, quizás lo más costoso dentro del proceso.

Futuro prometedor

Acosta, de Ultraserfinco, señala que hoy los inversionistas ya no se enfocan solo en la rentabilidad esperada de una inversión, también valoran el tipo de negocio en el que se meten y el impacto de este en la sociedad, por lo que cree que “habrá cada vez más vehículos de este tipo en el mercado de capitales colombiano”.

Algo en lo que coincide la Asobancaria, que considera que un posible inversor de bonos verdes no solo debe evaluar los aspectos financieros del bono (madurez, duración, tasa de interés, cupón, precio o calidad crediticia del emisor), sino la destinación de los recursos y su impacto ambiental.

Hasta septiembre del 2018, la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI, por su sigla en inglés) había identificado 1,2 billones de dólares de bonos en circulación alineados con el clima: 497.000 millones plenamente alineados, 314.000 millones fuertemente alineados y 389.000 millones en bonos verdes certificados, y prevé una mayor expansión con la emisión de bonos verdes soberanos, los bonos de ciudades y municipios verdes, para el financiamiento de proyectos de infraestructura de energía renovable y sostenible, dice la Alide en su documento ‘Mercado de bonos verdes: ¿quiénes son sus protagonistas?’.

Advierte, además, de la urgencia de hallar nuevos mecanismos de inversión para elevar el volumen y escalabilidad de este mercado para atraer más inversionistas, lo cual se debe lograr fomentando la confianza con un cuidadoso equilibrio entre riesgo y liquidez de mercado y mejorando rendimientos.

Por lo pronto, dos de los principales emisores de esta clase de bonos en el país, Bancolombia y Bancóldex, seguirán atendiendo la demanda del mercado local.
Javier Díaz Fajardo, presidente de Bancóldex, dice: “El banco tiene la capacidad de realizar nuevas emisiones en el momento que surjan de las necesidades para cubrir su fondeo o encuentre nuevos nichos”.

José Humberto Acosta, vicepresidente financiero de Bancolombia, considera que la principal oportunidad es el creciente interés de los inversionistas locales por tener exposiciones a este tipo de carteras, impulsados por una tendencia global de considerar factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo en su decisión de inversión.

Ese potencial, debería generar una nueva demanda que requiera de mayor financiamiento en este frente particular”, puntuliza.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
@CarlosGarciaM66
artgar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.